THE BEATLES. “Rubber Soul” (1965). ( 10/10 )

1. Drive My Car (Lennon-McCartney)
2. Norwegian Wood (This Bird Has Flown) (Lennon-McCartney)
3. You Won’t See Me (Lennon-McCartney)
4. Nowhere Man (Lennon-McCartney)
5. Think For Yourself (Harrison)
6. The Word (Lennon-McCartney)
7. Michelle (Lennon-McCartney)

8. What Goes On (Lennon-McCartney-Starkey)
9. Girl (Lennon-McCartney)
10. I’m Looking Through You (Lennon-McCartney)
11. In My Life (Lennon-McCartney)
12. Wait (Lennon-McCartney)
13. If I Needed Someone (Harrison)
14. Run For Your Life (Lennon-McCartney)

Producido por George Martin

Editado en Inglaterra el 3 de diciembre de 1965, número 1

Editado en USA el 6 de diciembre de 1965, número 1

Para gran mayoría de la crítica, estamos ante uno de los mejores álbumes de los Beatles. Lo que es indudable es que marca un antes y un después en la carrera de la banda, a este respecto John afirmó, “nos estábamos volviendo mejores, técnica y musicalmente, eso era todo. Por fin fuimos capaces de dominar el estudio. Al principio, hacíamos lo que se nos decía: ni siquiera sabíamos cómo subir el bajo. Aprendimos las técnicas en Rubber Soul. Fuimos más precisos sobre cómo grabar un disco. Y lo controlamos todo, hasta la portada”. Pero no era sólo eso, eran un grupo distinto, influenciados por Dylan y mucho más maduros a la hora de componer. “Realmente, creo que Rubber Soul fue el primer álbum de The Beatles que presentaba unos nuevos Beatles al mundo. Hasta entonces, los álbumes eran más bien recopilaciones de sencillos. Ahora estábamos empezando a pensar en los álbumes como unidades artísticas propias. Y Rubber Soul fue el primero de esta nueva etapa”, recordaba George Martin, su productor.

Ya la misma portada, muestra a un grupo distinto. Sus pelos ya no estaban tan arreglados, el nombre “The Beatles” no aparece por ningún sitio, los trajes y las corbatas habían pasado a la historia. Los Beatles habían dejado de ser un maravilloso grupo juvenil para convertirse en una banda adulta. Un disco fantástico, su mejor trabajo sin duda hasta ese momento, lleno de enormes melodías, con una variedad estilística pasmosa y un alto nivel lírico. Las personalidades y los estilos de John y Paul empiezan a separarse aquí de forma clara, y si a eso le añadimos las fantásticas aportaciones de George, llegamos a la situación que hizo de los Beatles una banda sin parangón en la historia del pop y del rock: tres compositores de alto nivel al servicio del mismo grupo. Los Kinks tenían a Ray Davies, los Beach Boys a Brian Wilson, los Who a Pete Townshend… pero ¿¡tres!?

Un disco fundamental. El efecto de la Marihuana empezaba a notarse en la música del grupo, sus letras eran mucho más profundas (se acabo el “te quiero nena”), y, lo que es más importantes, se propusieron empezar a experimentar con la música… En esta época ya gozaban de aparatos de cuatro pistas (esto significa que se puede grabar en cuatro tomas superponiendo sonidos en la grabación) y empezaron a introducir muchos más sonoridades (pianos, sitares, clavicordios…). También cambiaron parte de sus sempiternos instrumentos, George empezó a acompañarse de una Fender Stratocaster y Paul le puso los cuernos a su clásico Hofner con su nuevo Rickenbaker. En resumen, una de esas maravillas que iluminan cualquier colección de discos.

La cara A arranca con “Drive My Car“, un potente chute de soul británico. Es un tema fundamentalmente de Paul en el que John y George hicieron importantes contribuciones. La contribución de Lennon es fundamentalmente lírica, Paul se atascó con la letra del estribillo que originalmente rezaba “I can give you golden rings, I can give you anything, Baby I love you” (puedo darte anillos de oro, te lo puedo dar todo, baby te quiero)… John lo tuvo claro, “Paul, esto es una mierda”. Trabajaron juntos y consiguieron una letra llena de coches y agudos dobles sentidos, según Paul, “la idea de que la tía era una zorra no cambiaba, pero los versos eran mejores”. La contribución de George tiene que ver con el riff de la canción, basado en el “Respect” de Ottis Redding. Harrison se encargó de la guitarra solista y del bajo ya que  McCartney también le dió a la solista y se tuvo que encargar del piano. Enorme canción y gran trabajo de voces de Paul y John.

Con “Norwegian Wood“, ocurre al contrario, John, muy influenciado por Bob Dylan,  compuso la canción y Paul le ayudó significativamente con la letra siendo quien sugiere el pirómano final del tema. Es una canción fantástica y muy vanguardista. A pesar de su tradicional melodía de aires folk, el sitar de George (la primera grabación que existe de este instrumento en un disco de rock) le da un aire pre-psicodélico que resultaría muy influyente en los músicos venideros. Más estándar resulta “You Won’t See Me“. Paul compuso este extraordinario pop al que los coros (Uuuh-la-la-la), probablemente deudores de los Beach Boys y a cargo de John y George, elevan varios kilómetros. Gran trabajo instrumental (muy destacable Ringo al charles) y vocal en otro memorable ejemplo de pop.

Nowhere Man” aúpa aún más si cabe el nivel del LP que raya a una altura extraordinaria. John la compuso y George, Paul y él mismo ejecutan una de las mejores armonías vocales de la carrera del grupo. Lennon, además de crear una maravillosa melodía, está muy inspirado con una fantástica letra llena de juegos de palabras.

Hasta aquí, Paul y John se alternan en la composición con dos temas cada uno. “Think For Yourself”  es la primera de las dos canciones de Harrison que aparecen en el disco. Sin dejar de ser una buena canción es, probablemente, uno de los temas menos brillantes del LP y su principal virtud es la aparición del efecto de distorsión que introdujeron en el bajo de Paul…, lo que hoy conocemos como “fuzz” y es tan popular en grabaciones actuales. Sensiblemente mejor resulta “The Word”, tema que John y Paul compusieron juntos intentando construir una oda al amor en términos no románticos sino pre-psicodélicos. Musicalmente resultan muy interesantes el piano de McCartney, el marcado riff de las estrofas, las compenetradas armonías de Paul, John y George así como la premeditada escasez de acordes y cambios en la estructura de la canción, según Paul “A John y a mí nos gustaba hacer canciones con una sola nota como en «Long Tall Sally». Lo hicimos en ‘The Word’. Gran canción

La inconmensurable cara A se cierra con un nuevo clásico, “Michelle“… ¿quién no la conoce?  Paul compuso, con ayuda de John en la letra, esta delicada balada acústica con la que, en un principio, pretendía parodiar las canciones románticas francesas. Paul hace un gran trabajo con la guitarra acústica influenciado por el estilo de Chet Atkins. Un clásico, un mes después de haberse lanzado, existían 20 versiones editadas por otros artistas de la canción.

La cara B se inagura con “What Goes On“, una canción de John de finales de los 50 que Paul y ¡Ringo! terminaron añadiéndole los ocho compases centrales. No es una gran canción y es el punto más bajo del LP sin lugar a dudas, pero los Beatles tuvieron que rescatarla para completar el disco. De paso le dieron a Ringo “su” canción (en todos los LP’s canta al menos un tema). Y así llegamos a la evocadora “Girl” , cantada y compuesta por John, y con George y Paul a los coros diciendo continuamente “tit-tit-tit” (“teta-teta-teta”) a sugerencia del propio Lennon. Resulta característico el sonido de la respiración de John que algunos identifican como una broma que simularía el sonido propio de la calada a un porro, y otros con la imitación del suspiro de un enamorado…, queda a interpretación del oyente. Lo que no soporta interpretación es que es una canción maravillosa que concluye con unos compases de inspiración mediterránea que dan nuevas muestras del creciente eclecticismo del grupo.

I’m Looking Through You“, compuesta y cantada con maestría por Paul continúa elevando el nivel del álbum con otro ejercicio de pop-country-rock sin fisuras en el que Ringo hace un sencillo pero efectivo uso del órgano hammond. Con la fantástica “In My Life”, tenemos lugar para la polémica. Paul y John coninciden en que la letra es de Lennon pero mientras John dice “es mía, letra y música…, aunque puede que Paul me ayudara un poco con la música, especialmente en los ocho compases centrales”, Paul afirma “…yo compuse la música sobre una letra que me pasó John…, era como un poema, me la dejó y la compuse en media hora en un melotrón”. Fuera como fuese es una canción preciosa que ambos cantan y que puede presumir de una letra muy inspirada. La parte del solo se dejó en blanco para que George Martin metiera a posteriori su característico piano barroco, el problema es que lo que los Beatles querían era demasiado rápido para el bueno de Martin por lo que decidió bajarlo un tono y grabarlo más despacio para que luego, al acelerarlo, se equiparara al tono de la canción. Brillante.

Wait” es un tema que Paul y John compusieron juntos para “Help!” pero que finalmente descartaron. Añadieron algunas pistas de guitarra y la utilizaron para “Rubber Soul”. Es un tema interesante que encaja como un guante en el disco y en el que destaca especialmente su middle eight. Casi al final del disco, George nos presenta su segundo tema, la estupenda “If I Needed Someone” . El propio Harrison reconoce haberse inspirado en canciones de los Byrds como “The Bells of Rhymney” también basada en el acorde de Re. Y así llegamos al final, “Run For Your Life” de John…, aunque, según sus declaraciones, nunca deseara haberla escrito. La canción que, para nada es mala sino bastante apreciable, fue siempre una de las preferidas de George.

Un LP espectacular, quizás su primera obra de arte, una verdadera joya del pop y el punto de partida de la etapa madura del grupo. Estamos ante su primer disco “de una pieza”, los discos ya no serían meras colecciones de canciones. Es un nuevo grupo (el nombre de la banda, por primera vez, no aparece en la portada) enfocado a objetivos mucho más altos que los que habían tenido hasta la fecha.

La repercusión del álbum fue tremenda, la crítica lo recibió con alborozo y fue aupado al número 1 durante ocho semanas (42 en listas) tras vender más de 3.000.000 de copias.

 

VALORACIÓN GUILLETEK’S: 10 / 10

THE BEATLES. “Help!” (1965). ( 9,5/10 )

he4lp

1. Help! (Lennon-McCartney) 2. The Night Before (Lennon-McCartney) 3. You’ve Got To Hide Your Love Away (Lennon-McCartney) 4. I Need You (Harrison) 5. Another Girl (Lennon-McCartney) 6. You’re Gonna To Lose That Girl (Lennon-McCartney) 7. Ticket To Ride (Lennon-McCartney)

8. Act Naturally (Russell) 9. It’s Only Love (Lennon-McCartney) 10. You Like Me Too Much (Harrison) 11. Tell Me What You See (Lennon-McCartney) 12. I’ve Just See A Face (Lennon-McCartney) 13. Yesterday (Lennon-McCartney) 14. Dizzy Miss Lizzy (Williams)

Producido por George Martin

Editado en Inglaterra el 6 de agosto de 1965, número 1

Editado en USA el 13 de agosto de 1965, número 1.

En julio de 1965, los Beatles estrenan con gran éxito su segunda película: la disparatada comedia “Help!”. No obstante, lo relamente vital para el grupo era la música y, como no podía ser de otra forma, los Beatles dan una gran importancia a la que sería la banda sonora del film. Una vez más es un disco compuesto por canciones propias (sólo hay dos versiones) y comienza a verse el cambio de estilo de los Beatles. Los arreglos son mucho más complicados, las melodías alcanzan una calidad pasmosa y las letras evolucionan a velocidad de vértigo (se nota la influencia de Dylan).Es un disco fantástico, el mejor hasta la fecha y vuelven a recuperar el nivel de “A hard day’s night“. Las fuerzas se equilibran entre John y Paul y George emerge como un más que prometedor compositor. Los Beatles repiten la fórmula utilizada en su primera película, la cara A contendría los siete temas que aparecerían en el film y completaron la cara B con otras siete canciones (cinco propias y dos versiones).

El LP supone un gran avance en la carrera del grupo. Las sonoridades acústicas cobran mucha importancia y empiezan a alejarse con decisión de su clásico sonido beat. Pero son muchas más las novedades: los teclados empiezan a aparecer de forma profusa, introducen flautas, cuartetos de cuerda, usan nuevos efectos como el pedal de volumen… En resumen, la banda, ya consolidada en el éxito, comienza a investigar nuevos escenarios de sonido, comenzando una fase de experimentación que alcanzaría sus cotas más altas unos años después. En varios sentidos, este “Help!” es un disco bisagra entre la primera época del grupo y la llamada “etapa de madurez” que comezará a partir de su siguiente álbum: el excelso “Rubber Soul“.

Esta joya del pop arranca con una canción histórica, la fabulosa “Help!” , uno de los mejores temas que compondría John Lennon. “Aquella era la época en que estaba tan gordo como Elvis, y no había más que ver la película para darse cuenta de que estaba muy inseguro y completamente perdido. Pidiendo auxilio a gritos desde la misma cima del éxito“, reconocería el autor quien, en un principio, había pensado en esta canción como en una balada y acabó acelerándola en un intento de hacerla más comercial. Una de las cimas del pop del siglo XX. Gran letra, hermosa melodía y una interpretación intachable.

The Night Before”  es la primera canción de Paul en aparecer y, aunque no es uno de sus temas más conocidos, es un tema fantástico en el que la excelente pista vocal del propio McCartney y el acertado piano eléctrico de Lennon son los puntos más destacados. Eso sí, a nivel lírico, la distancia con el anterior tema de John es enorme. Esta distancia se acrecenta en las letras se acrecenta con la lennoniana “You’ve Got To Hide Your Love Away” , en la que John “intentaba ser Bob Dylan”. Hermosísima pieza acústica (con guitarras tocadas al unísono por George, John y… Paul) que tiene la peculiaridad de ser la primera canción de los Beatles, tras la primigenia “Love Me Do“, en la que toca un músico de estudio (Johnie Scott y su flauta).

La fantástica “I Need You”  de George Harrison es la primera composición del benjamín del grupo tras el “Don’t Bother Me” aparecido en “With The Beatles“. Bonito medio tiempo dedicado a Patty Boyd, su novia, en el que destaca el uso del pedal de volumen en las guitarras. Paul vuelve a tomar el mando con “Another Girl“, otro dinámico tema que, si bien es uno de sus composiciones menos destacables, nos muestra otra de sus facetas como músico: es quien toca el punteo de guitarra solista final de la canción.

You’re Gonna To Lose That Girl”  de John Lennon, es un sentido homenaje del grupo a las bandas corales yanquis tipo Shirelles, Chiffons o Ronettes de los que los Beatles se habían declarado absolutos fans. Las voces son fabulosas e, instrumentalmente, destaca el piano de Paul, los bongos de Ringo y los acertados arreglos de George a mando de su Fender Stratocaster. Fantástica canción de infecciosa melodía que da paso a otro de los puntos álgidos del álbum, de la discografía de los Beatles y, por ende, de la historia de la música: la simpar “Ticket To Ride” . Enorme canción de John en la que Paul aportó mucho con su riff de guitarra (sí, Paul es el guitarra solista) y “diseñando” el peculiar toque de batería de Ringo. John siempre afirmó que era “un precedente del heavy metal”. Un tema inconmensurable. Un clásico que se editó como single con la bonita balada lenmoniana “Yes It Is”  como cara B, y sirve para finalizar una fantástica cara A.

La cara B se abre con la primera de las dos versiones que aparecen en el disco, el country rock “Act Naturally”  en el que Ringo realiza una solvente versión del original interpretado por Buck Owens. “It’s Only Love”  es una canción de John sobre la que el propio Lennon comenta “es la única canción mía que realmente odio, la letra es una verdadera mierda”, incluso Paul afirmó “la letra era mala, pero la canción está bien, ya sabes, es rock’n’roll, no poesía…”, la verdad es que la letra es floja, llena de tópicos y con alguna rima ridícula, pero musicalmente es bastante buena.

George Harrison toma el mando de la composición por segunda vez en el disco con “You Like Me Too Much“. En “Help!” John y Paul permiten a George introducir por primera vez dos canciones, y el benjamín no decepciona con este melódico country pop arreglado con tres pianos a cargo de John, Paul y George Martin. En sonoridades muy parecidas (la influencia del country en este disco es más que obvia) encontramos la canción de Paul “Tell Me What You See”  que originalmente estaba concebida para entrar en la película pero finalmente no fue incluida.

Si hasta ahora hemos visto influencias del country, la fantástica “I’ve just seen a face” de Paul ya no es que esté influenciada por aquel estilo, sino que es un modelo del estilo. Extraordinaria canción en la que McCartney realiza todas las voces en distintas pistas. Una joya que da paso al plato fuerte del disco, una de las canciones más perfectas que jamás se han editado, hablo de “Yesterday” …¿Qué decir?, la canción que más veces se emite en la radio mundial (una vez cada siete segundos), el tema con más versiones editadas por otros artistas (1.600), dos minutos y siete segundos de absoluta perfección y su autor, Paul McCartney, afirma que… la soñó. “Me levanté con la melodía entera en la cabeza, me senté al piano y allí estaba… Durante cerca de un mes fui a ver gente del negocio de la música, preguntándoles si conocían esa melodía. Fue como si hubiera encontrado algo que debía entregar a la policía. Pensé que si en unas semanas nadie la reclamaba entonces sería mía…” Cuando Paul se convenció de que la canción era suya y se dedicó a la letra (hasta entonces era “Scrambled Eggs” -huevos revueltos-), según John, “Paul tenía la canción, hicimos varias versiones de la letra, pero un día llegó con la letra terminada y… guau…era buena... La verdad es que he recibido muchas felicitaciones por ‘Yesterday’ pero yo no hice nada, es la canción de Paul… y es fantástica, buena de verdad… preciosa”. Es la primera grabación del grupo en la que sólo interviene uno de sus miembros, Paul es el único Beatle… toca la guitarra y canta junto a un fantástico cuarteto de cuerda orquestado por George Martin, de hecho, se planteó la idea de editarlo como un single en solitario de Paul tal y como recuerda el propio productor del grupo, “No era en realidad una grabación de The Beatles y yo discutía eso con Brian Epstein: ‘Ya sabes, esa es una canción de Paul… ¿la acreditamos únicamente a Paul McCartney?’ Él dijo ‘No, sea lo que sea nosotros no dividiremos a The Beatles’…”, pero al final no se editó como single al parecer porque al grupo le parecía que se alejaba mucho del estilo tradicional de la banda. En definitiva, una de las canciones capitales de la música moderna, al margen de estilos y prejuicios.

Aletargados por la contagiosa melancolía de “Yesterday“, la segunda versión del LP nos despierta antes de cerrar el disco. “Dizzy Miss Lizzy” , un potente rock de Larry Williams con John como intérprete principal que sirve de broche final.

Un gran LP que iluminó el verano de 1965 y se aupó directamente al número uno. “Help!” fue el comienzo de una nueva manera de trabajar para el grupo. Antes grababan los discos en pocas semanas: componían, ensayaban y repetían hasta conseguir una toma buena, a partir de aquí, los Beatles empezaron a grabar los ensayos y, escuchando los resultados, les permitía mejorar, descartar o trabajar sobre lo grabado. Comienza la época de la experimentación y la búsqueda de nuevas sonoridades.

VALORACIÓN GUILLETEK: 9,5 / 10

THE BEATLES. “Beatles For Sale” ( 7,5/10 )

Imagen

CARA A

1. No Reply (Lennon-McCartney)
2. I’m A Loser (Lennon-McCartney)
3. Baby’s In Black (Lennon-McCartney)
4. Rock And Roll Music (Berry)
5. I’ll Follow The Sun (Lennon-McCartney)
6. Mr. Moonlight (Johnson)
7. Medley: Kansas City  (Leiber-Stoller) /  Hey, Hey, Hey, Hey (Penniman)

CARA B

8. Eight Day’s A Week (Lennon-McCartney)
9. Words Of Love (Holly)
10. Honey Don’t (Perkins)
11. Every Little Thing (Lennon-McCartney)
12. I Don’t Want To Spoil The Party (Lennon-McCartney)
13. What You’re Doing (Lennon-McCartney)
14. Everybody’s Trying To Be My Baby (Perkins)

Producido por George Martin

Editado en Inglaterra el 4 de diciembre de 1964. Número 1

Editado en USA como “beatles’65” el 15 de diciembre de 1964. Número 1.

Los Beatles realizaron una exitosa gira mundial en la que los Estados Unidos volvieron a ser la parada más importante. Tras la gira, la banda volvió a Londres mental y físicamente exhausta. No podían más, pero no les sorprendió la noticia: EMI quería un nuevo disco antes de acabar el año y aprovechar, así, la campaña navideña (sería el segundo LP de 1964). El título del disco sería “Beatles for sale” (Beatles en venta), y resumía el estado de ánimo de los de Liverpool. George Martin, su productor, recuerda “estaban bastante hechos polvo…, se habían pegado un tute de mucho cuidado durnate todo 1964 y buena parte del 63. El éxito puede ser maravilloso, pero también es muy cansado… y se nota en el disco, no es de sus obras más memorables”. Incluso la fantástica fotografía de la portada, obra de Robert Freeman, muestra unos Beatles aparentemente cansados. Sin duda este disco no es tan bueno como el anterior . De hecho, gran parte de la crítica lo considera su peor álbum. Además, después del gran avance que supuso “A hard day’s night”, para este LP se vieron obligados a grabar otra vez versiones de otros artistas porque no les había dado tiempo a componer tan rápido.

Con todo, las canciones de Lennon y McCartney mantienen un gran nivel. Con un aire un poco melancólico y una notable influencia de las sonoridades country, llama la atención especialmente el gran desarrollo lírico en especial de las canciones de John. Otro punto a reseñar es que, tras el casi-monopolio en la composición ejercido por Lennon en “A Hard Day’s Night”, en este LP las fuerzas se reparten de forma igualitaria entre John y Paul.

La cara A se abre como concluyó su último LP, con John cantando una de sus composiciones. “No Reply” según declara el propio John está inspirada en “Silhouettes” de The Rays, “tenía esa imagen de ir caminando por la calle , llamarla desde el teléfono de la calle y ver la silueta de ella en la ventana y  cómo no me contestaba al teléfono”. Lennon empieza a dar muestras de sus capacidades como letrista. Si “No Reply” daba pistas, “I’m A Loser” lo confirma. John, muy influenciado por Dylan, empieza a abandonar las letras adolescentes para penetrar en otro nivel más profundo en sus canciones y este excelente tema es prueba de ello. “Baby’s In Black“, recupera el estilo de composición al 50% del dúo fantástico, John y Paul componen y cantan mano a mano este más que notable vals que precede a la primera de las versiones, el “Rock And Roll Music” del gran Chuck Berry.

Paul recuperó una de sus primerísimas composiciones, de cuando apenas contaba con 17 primaveras, y le lavó un poco la cara para terminar alumbrando la fantástica “I’ll Follow The Sun“. Tiempo para una nueva y sorprendente versión, el “Mr. Moonlight” de Roy Lee Johnson y en el que destacan la desgarrada voz de John y el efectivo Hammond de Paul. La cara A se cierra con una descarga de rock and roll, el medley compuesto por el “Kansas City” de Little Willie Littlefield y el “Hey hey hey hey” de Little Richard. Fue precisamente el fantástico Richard el que primero grabó las dos canciones como medley en 1959. A los Beatles les gustó el arreglo y decidieron versionearlo aprovechando la rockera voz de Paul… El resultado es la excelente “Kansas City / Hey hey hey hey” . 

La cara B arranca con “Eight Day’s A Week“. John, que siempre odió esta canción, la calificó como un vano intento de componer un single (aunque en USA fue lanzada como single y alcanzó el Nº1), “la canción era inicialmente de Paul, pero ambos trabajamos en ella…da igual, era muy mala”. La banda ya estaba pensando en rodar una segunda película que se iba a titular “Eight Arms to Hold You” (acabó siendo “Help!”) e intentaron componer esta canción para que fuera el single de lanzamiento. Realmente, y a pesar de su aparente sencillez, es un tema muy innovador: desde su intro en fade-in , a la extraña forma de armonizar el segmento central (en apenas cuatro fraseos pasan por quintas, cuartas, sextas y terceras).

Words of Love” , original del enorme y malogrado Buddy Holly, da muestra del gran nivel que habían alcanzado John y Paul a la hora de empastar sus voces. George luce a gran altura con su Gretch Tennessean, como en  “Honey Don’t” , original de Carl Perkins y con un discreto Ringo al micrófono.

Volvemos a los temas originales esta vez con una composición de Paul, “Every Little Thing“. Paul escribió esta canción para su novia. Bonita y frecuentemente olvidada canción en la que, al contrario de lo que era habitual, el compositor no lleva la voz principal… pues es John quien canta. “I Don’t Want To Spoil The Party” es, he de decirlo, una de mis debilidades. Temazo country con un cuidadísimo tratamiento instrumental. Paul y John invierten sus papeles en las estrofas (Paul hace la voz baja) y en el estribillo recuperan su rol habitual (Paul la alta y John la baja). John es el autor de la canción.

Como le ocurriera a su colega bajista Brian Wilson, Paul McCartney quedó impresionado cuando escuchó por primera vez el “Be My Baby” de las Ronettes de Phil Spector y su innovadora intro. Con “What you are doing” , McCartney compone un arranque muy en la misma línea. Una canción muy poco convencional en el catálogo Beatle. Resulta muy interesante la parte del solo con el piano de George Martin.

Y para concluir el LP, una nueva versión cantada esta vez por el único que no había intervenido hasta el momento: George y su revisión del “Everybody’s Trying To Be My Baby”  de Carl Perkins.

En resumen, un buen LP, pero muy lejos de lo mostrado en “A Hard Day’s Night”. Con todo, el día de su edición,  4 de diciembre de 1964,alcanzó el número 1 donde estuvo once semanas desbancando precisamente a “A Hard Day’s Night”.

En Estados Unidos se editó, con sustanciales cambios como “Beatles’65” 11 días después de su equivalente inglés, el 15 de diciembre. En lugar de 14 canciones, incluía 11 y, puesto que añadieron las canciones del single británico “I Feel Fine” y “She’s A Woman“, tuvieron que sacrificar seis canciones del LP británico: “Eight Days a Week” (que había sido editada como single), “Words of Love”, “Every Little Thing”, “I Don’t Want to Spoil the Party”, “What You’re Doing”, y el medley “Kansas City/Hey, Hey, Hey, Hey”. Este extraño remedo también alcanzó un rutilante número 1.

VALORACIÓN GUILLETEK: 7,5 / 10

THE BEATLES. “A hard day’s night” ( 9 / 10 )

“A HARD DAY’S NIGHT”

Imagen

CARA A
1. “A Hard Day’s Night” (Lennon-McCartney)
      2. “I Should Have Known Better” (Lennon-McCartney)
   3. “If I Fell” (Lennon-McCartney)
4. “I’m Happy Just to Dance with You” (Lennon-McCartney)
     5. “And I Love Her” (Lennon-McCartney)
      6. “Tell Me Why” (Lennon-McCartney)
      7. “Can’t Buy Me Love” (Lennon-McCartney)

CARA B
1. “Any Time at All” (Lennon-McCartney)
      2. “I’ll Cry Instead” (Lennon-McCartney)
      3. “Things We Said Today” (Lennon-McCartney)
      4. “When I Get Home” (Lennon-McCartney)
     5. “You Can’t Do That” (Lennon-McCartney)
      6. “I’ll Be Back” (Lennon-McCartney)

Producido por George Martin

Editado en Inglaterra el 10 de julio 1964

A finales de 1963, el productor norteamericano Walter Shenson le presentó a Brian Epstein un oferta de United Artist para financiar una película protagonizada por los Beatles. Los Beatles conincidieron en que no harían una película musical al uso, con tramas predecibles y números musicales absolutamente forzados. La idea era plasmar el loco día a día del grupo. Paul sugirió al escritor de Liverpool Alun Owen como guionista. La idea era que Owen les acompañara para empaparse de su forma de hablar, su sentido del humor, sus costumbres, su día a día…, que captara la esencia del grupo y lo plasmara en un guión cinematográfico. El resultado es un guión  pseudo-documental que refleja 48 horas en la vida del grupo. La cinta fue dirigida por Richard Lester.

La película fue un éxito arrollador en todo el mundo y, aún hoy, muchos directores la consideran la mejor película con un grupo de rock como protagonista (que tampoco es mucho decir). Técnicamente, destaca por utilizar la técnica innovadora de cortar las imágenes al ritmo de la música, y por ello muchos ven este filme como precursor de los modernos videos musicales.

Pero los Beatles eran músicos…, y la película no dejaba de ser una excusa que rodeaba a unas maravillosas canciones. “A hard day’s night“, tercer disco del grupo, fue su mejor trabajo hasta el momento, y, además, presentaba una novedad: no había versiones…, todas las canciones eran composiciones del grupo…, de hecho, al no haber temas ni de Ringo ni de George, es el único LP que es un 100% Lennon-McCartney.

Este L.P. es una proeza de Paul y, sobre todo, de John, ya que compusieron todas las canciones. Algo del todo inusual en la época, y más sacando tres discos en un año. Como decía, John lleva el peso de la composición en este disco, siendo el trabajo más lennoniano de todo el catálogo del grupo.  A nivel sonoro, el disco destaca por la introducción de la guitarra Rickembaker de 12 cuerdas de George que tendría una enorme influencia en bandas como los Byrds, quienes admiten haber abrazado el rock tras haber visto la película y haber comprobado lo compatible que era ese sonido con el folk que practicaban. También fue el primer álbum de la banda en grabarse en  cintas de cuatro pistas, permiténdoles un mejor mezclado y tratamiento del estéreo. Sigue siendo un disco muy fresco, pero es mucho más sofisticado que los anteriores y anuncia lo que está por venir.

La cara A, dedicada a las canciones que aparecerían en el film, se abre con el tema que da título al disco y la película: “A hard day’s night“. Es el corte que aparecía en los créditos iniciales. Estupenda canción compuesta por John en tiempo récord. El acorde inicial es muy innovador y absolutamente reconocible. Es sorprendente (por poco usual) que Paul cante la voz principal en una parte (el “When I’m home…”) de una canción compuesta por Lennon, pero John explicó más tarde que ”cantó porque yo no llegaba a las notas tan altas”. Un temazo que estuvo cuatro semanas en el nº1 británico y 2 en Estados Unidos. Grandiosa la parte del solo con la guitarra de 12 cuerdas de Harrison y el piano de George Martin entrelazados.

I should have known better” es pop en estado puro. John es el autor y el único cantante del tema, utilizando la técnica de regrabar sobre su propia pista de voz doblándola y creando así esa sonoridad tan características de muchas de las grabaciones del grupo. Tanto o mejor es la fantástica “If I fell” que si no es la mejor balada que escribió John, poco le falta… “Fue mi primer intento de escribir una balada digna”, recuerda el propio Lennon. Las armonías de John y Paul alcanzan aquí un nivel sobresaliente. George lleva la voz cantante en “I’m Happy Just to Dance with You“, si bien es una composición de John que cedió a Harrison para que éste tuviera protagonismo en la película. Buen tema que ni Paul (“era la típica canción para salir del paso“) ni John (“yo la escribí pero jamás la hubiera cantado“), apreciaban demasiado.

La primera composición de McCartney en aparece en el disco es un temazo, “And I love her“, uno de los primeros baladones “made in McCartney” aunque John compuso la parte central (“a love like ours…”). Ha terminado siendo una de las canciones más versioneada del grupo. “Tell me why” , otro tema de John, sirve para subir los ánimos. John hace dos de las tres voces presentes en la canción, dejando a Paul la más alta. Respecto a la letra, Paul dijo hace unos años “Creo que muchas de estas canciones de John como ‘Tell Me Why’ quizá se hayan basado en experiencias reales o aventuras que estaba teniendo…, o asuntos con Cynthia… o lo que sea, pero nunca se nos había ocurrido poner este enfoque hasta más tarde en nuestras canciones”. La cara A se cierra con “Can’t Buy Me Love“, otro clásico de Paul, quien aporta pocas canciones al disco pero de gran calidad. Este verdadero temazo tuvo varias versiones previas antes de llegar a lo que hoy conocemos, resultando especialmente curiosa la excelente toma 2 y sus brillantes coros.

La cara B contiene canciones que no aparecen en la película. Siete canciones eran más que suficientes para un film, pero no para un LP, por lo que se hacía necesario completarlo. En Estados Unidos, el disco fue editado por United Artists Records y se hizo como banda sonora con sólo las canciones que hemos comentado hasta ahora y cuatro versiones instrumentales de “And I Love Her”, “Ringo’s Theme (This Boy)”, “A Hard Day’s Night” y “I Should Have Known Better” orquestadas por George Martin. Para Inglaterrra y el resto del mundo excepto los USA, Lennon y McCartney nos regalaron seis canciones más, las que compondrían la cara B.

Arrancamos con la excelente “Any time at all“. Esta dinámica canción es según su autor, John Lennon, “una hija de ‘It Won’t Be Long’…, es el mismo rollo…, Do, La menor y yo berreando”. Paul vuelve a ocuparse del piano. El siguiente tema, “I’ll Cry Instead“, es otra canción de John fue escrita para la escena de las escaleras de incendio de la película para la que se acabó usando “Can’t Buy Me Love”. Excelente canción de raigambre country cantada por John y Paul al unísono.

Things We Said Today es la tercera y última de las canciones que Paul McCartney aporta al disco. Fue escrita en un yate en las islas Vírgenes mientras Paul estaba de vacaciones con su novia, Jane Asher, Ringo y Maureen, su respectiva. John vuelve a coger la batuta con la soulera When I Get Home“, “soy yo haciendo de Wilson Pickett, sonido Motown y todo eso…, una canción de cuatro tíos en un bar y un cencerro”, recuerda el propio Lennon. Algo parecido a lo que declara de “You Can’t Do That“, “otra vez Pickett”. Es la primera ocasión en la que Lennon graba la guitarra solista, “realmente no hay ningún solo que George no pudiera tocar mucho mejor que yo, pero me aburría de hacer siempre la rítmica…, por eso toqué en ésta”.

El disco concluye con la inconmensurable canción de John “I’ll Be Back” . Una de las mejores melodías de los primeros Beatles y una de las preferidas de su autor.

Sin duda posible, “A Hard Day’s Night” fue el mejor disco que los Beatles habían editado hasta la fecha. De hecho, es un disco fantástico que fue un éxito total de crítica y público permaneciendo 21 semanas en el número 1 del Reino Unido (hasta que salió su cuarto LP, “Beatles For Sale”).

VALORACIÓN GUILLETEK: 9 / 10

THE BEATLES. “With The Beatles” (8,5, / 10 )

 

“WITH THE BEATLES”

22 de noviembre de 1963

Imagen

CARA A

1. “It Won’t Be Long” (Lennon-McCartney)
2. “All I’ve Got To Do” (Lennon-McCartney)
3. “All My Loving” (Lennon-McCartney)
4. “Don’t Bother Me” (Harrison)
5. “Little Child” (Lennon-McCartney)
6. “Till There Was You” (M.Wilson)
7. “Please Mister Postman” (Dobbins-Garrett-Gorman-Holland-Bateman)

CARA B

8. “Roll OVer Beethoven” (Berry)
9. “Hold Me Tight” (Lennon-McCartney)
10. “You Really Got A Hold On Me” (Robinson)
11. “I Wanna Be Your Man” (Lennon-McCartney)
12. “Devil In Her Heart” (Drapkin)
13. “Not A Second Time” (Lennon-McCartney)
14. Money (That’s What I Want) (Bradford-Gordy)

Si “Please, please me” se grabó en un día, las sesiones de este “With The Beatles” se prolongaron durante tres meses; aunque durante este tiempo la banda mantuvo su agenda de conciertos, entrevistas, programas etc. El disco está más elaborado, las canciones -aunque aún muy frescas- tienen más detalles. Comienzan a aparecer habitualmente pianos (normalmente tocados por el productor George Martin), instrumentos de percusión etc. Es un álbum más maduro y, en definitiva, mejor que el anterior.

La fantástica portada es una foto de Robert Freeman que utilizó las mismas técnicas que Astrid usó al fotografiar a la banda en Hamburgo. No obstante, estuvo envuelta en cierta polémica. La idea original era que la foto ocupara la portada completa, sin título, pero EMI rechazó la idea al considerar que los Beatles no eran lo suficientemente famosos como para poder sacar una portada sin el nombre de la banda en ella. Además, a la compañía no les gustaba que el cuarteto apareciera tan serio, sin sonreír. Fue George Martin el que se empeñó en mantener la excelente fotografía de Freeman.

El LP arranca con una estupenda y dinámica canción de John Lennon: “It Won’t Be Long”. Los Beatles usaron la técnica de doblar las voces asiduamente en este disco. En esta canción, la voz de John se grabó dos veces, una vez encima de otra, para conseguir ese efecto tan habitual en los primeros Beatles (más tarde se conseguiría de manera automática con el desarrollo en EMI del ADT). El gran nivel se mantiene con la fantástica balada soul de John “All I’ve Got To Do” que el mismo Lennon canta de forma extraordinaria, “soy yo haciendo de Smokey Robinson” comentó al respecto. Después de dos temas de John. el debut de Paul como compositor y cantante principal en el disco llega con la excelente “All My Loving”.  Según el propio Paul fue la primera canción en la que puso la letra antes que la música. Tema redondo de principio a fin. Lennon, en su última entrevista, dijo ”All my loving es de Paul…, y me sabe mal decirlo porque…es buenísima”. En fin, una enorme canción (a pesar de versiones como la de Los Manolos), en la que Paul y George ponen las voces y John una fantástica guitarra rítmica.
George Harrison, además de ser un fantástico guitarrista y un competente cantante también tenía dotes compositivas. “Don’t bother me” fue su primera creación y, si bien no es la más brillante, en absoluto desmerece rodeada de las canciones de sus brillantes compañeros. George escribió esta canción (“No me molestes”) como contestación a Bill Harry, editor de Merseybeat, que instaba a Harrison a escribir canciones.
Little child”  es quizás el tema menos brillante del disco y lo más destacable es la rockera armónica de John. Según Lennon ”es una de esas composiciones rápidas entre Paul y yo” .
Tiempo para la primera de las versiones. “Till there was you” es una hermosísima balada que los Beatles solían  utilizar para apaciguar los ánimos en los conciertos y decidieron incorporar al LP. Canción de el musical The Music Man, originalmente cantada por Barbara Cook. Destacan la moduladísima voz de Paul, la pericia a los bongos de Ringo y la gran guitarra de George. La cara B se cerrará con “Please Mr. Postman“, estupenda versión de la no menos estupenda canción popularizada por The Marvelettes.
Dos versiones para cerrar la cara A y otra para abrir la B. Empezamos con ritmo, con “Roll over Beethoven” , una gran versión de George sobre el fantástico tema de Chuck Berry. Hold me tight”  es un marchoso tema de Paul que, aunque estaba concebida para el primer disco del grupo, se acabó desechando y se remezcló para el segundo. John y George se alternan la voz solista enYou Really Got A Hold On Me”, otro temazo de la música negra en esta ocasión original de Smokey Robinson and The Miracles.
Paul escribió “I Wanna Be Your Man” para Ringo, de ahí el limitado rango de las notas. Andrew Oldham, manager del los Rolling Stones, estaba buscando material (Mick y Keith aún apenas componían) en el otoño del 63, John y Paul les ofrecieron un boceto de la canción. A los Rolling les gustó, pero la canción no estaba acabada…, los dos Beatles se metieron en una habitación y la terminaron entre ambos y fue el primer éxito de los Rolling Stones. George vuelve a tomar la voz solista con “Devil in her heart“, original de The Donays.
La última composición de John y Paul (aunque realmente es sólo de John) que aparece en el disco es la fabulosa “Not a second time“. Con George y Paul ausentes en la sesión, la canción fue grabada por John (guitarra acústica y voz), Ringo (batería) y George Martin (piano). William Man, crítico de The Times, escribió lo siguiente sobre esta canción: “…el interés armónico es típico de sus canciones más rápidas, y uno tiene la impresión de que piensan de manera simultánea en armonía y melodía, tan firmes son las séptimas y novenas mayores tónicas construidas en sus melodías, y los cambios de tonalidad bémoles submediantes tan naturales en la cadencia aeólica al final de “Not a Second Time” propia de la progr3sión de acordes que da fin a la “Canción de la Tierra” de Mahler…”.En 1980 John declaró, ”…aún hoy no sé qué demonios son las cadencias Aeólicas…, suena a pájaros exóticos”. Este fantástico segundo LP de los Beatles se cierra con “Money“, compuesta por Bradford-Gordy e interpretada originalmente por  Barret Strong en1959 y versionada de manera magistral por los cuatro muchachos de Liverpool. ¡Qué coros!

El disco se publicó en Inglaterra el 22 de noviembre de 1963, y salió directamente al nº1… ¿Sabéis a que disco sustituyó? A “Please Please me”, que pasó a ser nº2 . Se convirtió en el segundo álbum en vender un millón de copias en el Reino Unido (el primero había sido la banda sonora de la película South Pacific). Se mantuvo en la cima de las listas durante 21 semanas…, o sea que entre “With the Beatles” y “Please Please Me”, ocuparon el primer puesto durante 51 semanas consecutivas.

 

VALORACIÓN GUILLETEK: 8,5 / 10

THE BEATLES: “Please Please me” (1963). ( 8/10 )

 

91PFEvN7G9L._SL1500_

CARA A

“I Saw Her Standing There” (McCartney-Lennon)
“Misery” (McCartney-Lennon)
“Anna” (Go To Him) (Alexander)
“Chains” (Goffin-King)
“Boys” (Dixon-Farell)
“Ask Me Why” (McCartney-Lennon)
“Please Please Me” (McCartney-Lennon)

CARA B

“Love Me Do” (McCartney-Lennon)
“PS I Love You” (McCartney-Lennon)
“Baby It’s You” (David-Williams -Bacharach)
“Do You Want To Know A Secret” (McCartney-Lennon)
“A Taste Of Honey” (Scott-Marlow)
“There’s A Place” (McCartney-Lennon)
“Twist And Shout” (Medley-Russell)

Producido por George Martin

Editado el 22 de marzo de 1963.

UK: número 1

USA: no editado

INSTRUMENTOS: George Harrison: guitarra solista; John Lennon: guitarra rítmica, armónica; Paul McCartney: bajo; Ringo Starr: batería, percusión; George Martin: piano

El LP estaba compuesto por siete temas propios y siete versiones. Siete composiciones propias era una barbaridad en la época, y más aún en un disco de debut. Los discos europeos se componían de 7 canciones por cada cara del vinilo (los americanos eran de 5 ó 6), así que tendrían que añadir diez canciones más a las cuatro que ya tenían editadas como single.

El disco arranca con “I saw her standing there”. ¡Qué gran forma de empezar la leyenda! Este tema te atrapa desde el principio y es una descarga brutal de adrenalina. Gran rock de Paul en el que John ayudó con la letra, especialmente con el primer verso; Paul escribió  “She was just seventeen, never been a beauty queen“, la única opinión que esto le mereció a Lennon es que “era una mierda“, y añadió “and you know what I mean“, no hace falta comentar la diferencia… Paul canta y John hace los coros mientras George realiza un fantástico e inusual solo de guitarra. Con “Misery”, John y Paul, quisieron componer un tema para Helen Shapiro, pero finalmente les gustó y se la quedaron. George Martin toca el piano.

Tras dos canciones propias, los Beatles atacan tres versiones. “Anna (Go to him)”  es un original de Arthur Alexander, que él mismo interpretó apenas un año antes y en el que John lleva la voz cantante y George y Paul responden a los coros. La fantástica “Chains” de Carole King supone el debut de George al micrófono, con Paul y John los coros. La última de la tripleta de versiones es el “Boys” de Dixon y, si la anterior supuso el debut vocal de George, este es el de Ringo. El tema original está interpretado por The Shirelles y sorprende, desde la malpensante óptica actual, que no cambiaran la letra para adaptarla a un grupo masculino (y  heterosexual).

Tiempo para los temas correspondientes a los temas de su segundo y exitoso single. La cara B “Ask me why”  y la “supermelodía”, como la calificó George Martin, “Please please me”. Gran canción de John: su dinámica, sus simples pero efectivas armonías, su irresistible pegada… Una canción histórica por lo que supuso y por su innegable calidad. POP con mayúsculas que sirve para cerrar la primera cara del disco.

Si la cara A terminó con los temas editados en su segundo single, la cara B abre con las canciones que conformaron su sencillo de debut: “Love me do”  y “PS I Love you”. “Love me do” es una canción compuesta por Paul a finales de los 50, John colaboró en el puente pero la canción es básicamente McCartney. Originalmente la cantaba Lennon y Paul hacía coros, pero lo cambiaron para que John pudiera tocar la armónica y, a partir de entonces, y ya que todos tenían buenas voces, crearon la norma de que cada uno cantara lo que compusiera. La batería en la versión del single  quedaría a cargo del músico de sesión  Andy White, relegando a Ringo a la pandereta, pero para el disco grabaron una nueva versión con Ringo a los tambores.

El disco continua con la extraordinaria versión de la fabulosa “Baby It’s You” que compuso Burt Bacharach y popularizaron las Shirelles. Gran voz de John y efectivo piano a cargo de George Martin. “Do you want to know a secret”, el siguiente tema, pone de nuevo a George al micrófono a pesar de ser una canción -muy buena, por cierto-  de Lennon. Paul toma el mando vocal con “A Taste Of Honey”, una versión correspondiente a la banda sonora de la película homónima. En este punto, el grupo ha demostrado su sorprendente eclecticismo musical, especialmente en la elección de las versiones.

Con “There’s A Place”  volvemos a un estilo más pop aunque, según el propio Lennon,  “fue un intento de hacer algo de negros, tipo Motown”. Y así llegamos al gran final que supone “Twist And Shout” que, en contra de lo que mucha gente cree, no es una composición de John y Paul. Los autores son Medley y Rusell.  Tampoco es cierto que la versión original sea de los Isley Brothers (aunque fueron quienes la popularizaron), sino de The Top notes en 1961. Los Beatles la endurecieron y John se quedó una semana sin voz después de grabarla.

Es un disco estupendo. Aún si no tuviéramos en cuenta que es un disco de debut -circunstancia que aumenta su mérito-, cabría destacar la calidad y frescura de las composiciones propias, la sorprendente selección de versiones y la excelente interpretación tanto a nivel vocal como instrumental durante todo el álbum.

El LP salió en Inglaterra el 22 de marzo de 1963 y alcanzó el nº 1, permaneciendo en ese puesto durante 30 semanas hasta el 7 de diciembre de 1963, fecha en la que fue sustituido en la primera posición por el segundo LP del grupo, “With The Beatles”. Fue la banda más joven en conseguir un número 1 en su debut. Empezamos con los récords.

VALORACIÓN GUILLETEK: 8 / 10