The Beatles. Capítulo 24 (2010- Actualidad). El final…por ahora…

La nueva década se inaugura en enero de 2010 con el álbum de Ringo “Y Not“. Por primera vez en su carrera Ringo ocupa el puesto de productor en este álbum que cuenta con la colaboración de Joe Walsh, Joss Stone, Van Dyke Parks, Ben Harper y Richard Marx. Paul aparece al bajo y los coros en  la estupenda “Walk With You“, escrita por el propio Ringo y el que fuera colaborador de Brian Wilson Van Dyke Parks, y en “Peace Dream“. El disco tuvo un paso discreto por las listas, aunque debutó en el puesto 58 de la lista estadounidense, lo que supone la posición más alta para un álbum de Ringo desde 1976.

El 2 de junio de 2010, Paul fue condecorado por el presidente estadounidense Barack Obama con el premio Gershwin por su contribución a la música popular.  McCartney confesó sentirse muy alagado por el galardón: “Para un niño británico que creció en Liverpool, la Casa Blanca es algo bastante especial… La verdad es que estoy un poco nervioso por tener que actuar a pocos metros de Obama. Soy un gran fan suyo. Es un gran tipo, así que déjenlo en paz. Está haciendo un gran trabajo”. Como parte del acto, McCartney ofreció un concierto en la Casa Blanca en el que interpretó “Got To Get You Into My Life“, luego el gran Stevie Wonder tocó una estupenda versión de “We Can Work It Out“, Jack White (White Stripes) “Mother Nature’s Son” fusionado con “That Would Be Something”, Faith Hill  destrozó “The Long And Winding Road“,  los Jonas Brothers defendieron con dignidad “Drive My Car“, Herbie Hancock y Corinne Bailey Rae revisaron de forma maravillosa “Blackbird” en formato jazz, Elvis Costello se sale con “Penny Lane“, Emmylou Harris interpretó “For No One” en clave country,  el pianista Lang Lang tocó la pieza clásica de Paul “Celebration“, Dave Grohl clavó “Band On The Run“. Finalmente Paul volvió al escenario con Stevie Wonder y juntos cantaron “Ebony And Ivory“. Una vez solo, Paul dedicó “Michelle” a Michelle Obama y luego se sacó de la manga “Eleanor Rigby“, “Let It Be” y un “Hey Jude” al que se unieron todos los participantes…, incluida la familia Obama que no dudó en subirse al escenario.

En Octubre 2010, se editan dos nuevos recopilatorios de John Lennon. El primero de ellos, “Gimme Some Truth“, es una caja recopilatoria de cuatro CD’s ordenados por temáticas. El primer disco -“Working Class Hero”- contiene canciones de temática socio-política, el segundo -“Woman”-, el tercero -“Borrowed Time”- sobre filosofía vital y experiencias, mientras el cuarto -“Roots”- es puro rock’n’roll. Mucho más comercial y sintético resulta el compilatorio “Power to the People: The Hits“, también editado en octubre de 2010. En realidad se trata de una recopilación de las mejores canciones incluidas en la caja “Gimme Some Truth” y no tuvo mucho predicamento en un mercado saturado de recopilatorios de John Lennon en los que apenas varía la selección de canciones.

A estas alturas Paul ya había formalizado a todos los efectos su relación con Nancy Shevell y comienzan a oírse los primeros rumores acerca de una posible boda. A diferencia de lo que ocurrió con Heather Mills, Nancy cuenta con el beneplácito de los hijos de Paul y de la prensa rosa del país. El 5 de diciembre de 2010, Nancy acompaña a Paul a un nuevo acto de homenaje a su legado musical. El Premio Kennedy (Kennedy Center Honors) es el más alto honor otorgado desde 1978 por el gobierno de Estados Unidos a artistas escénicos de diferentes disciplinas. Este galardón se otorga de forma anual y en 2010, Paul fue uno de los galardonados.

La ceremonia se celebró en  el Kennedy Center de Washington D. C. con la asistencia del presidente de Estados Unidos y contó con las actuaciones de No Doubt (“Hello, Goodbye”, “All My Loving” y “Penny Lane”), Dave Grohl y Norah Jones, (“Maybe I´m Amazed“) y Steven Tyler tocando la gloria con “She Came In Through the Bathroom Window” / “Golden Slumbers” / “Carry That Weight” / “The End”. La fiesta, con un McCartney visiblemente emocionado terminó con James Taylor, Mavis Staples todo el personal participante cantando “Let It Be” y “Hey Jude“. Genial homenaje.

Entretanto, Paul prepara su quinta incursión en el terreno de la música clásica. En esta ocasión se trata de música concebida para ballet, lo que supone la primera experiencia de McCartney en el mundo de la danza y para lo que contó con la colaboración del coreógrafo danés Peter Martins. “Ocean’s Kingdom, se estrenó en Nueva York el 22 de septiembre de 2011 con críticas mixtas y se editó en CD en octubre de 2011.

Finalmente, y tras mucha rumorología, Paul McCartney y Nacy Shevell se casaron el 9 octubre 2011 tras una íntima ceremonia civil  en el registro civil de de Marylebone en el barrio londinense de Westminster, a la que acudieron unos treinta invitados entre los que figuraban Ringo y su esposa así como los cinco hijos de Paul. Posteriormente, los novios celebraron junto a sus invitados una  discreta recepción en los jardines de la casa de Paul. Nada que ver con las estridencias de la anterior boda de McCartney con Heather Mills.

En octubre de 2011, poco después de la boda de Paul, se estrena “George Harrison: Living in the Material World“, un excelente documental dirigido por el gran Martin Scorsese sobre la vida y milagros de George. A lo largo de tres horas y media, se nos muestra el viaje musical y personal de George Harrison y su constante búsqueda de un equilibrio entre lo físico y lo espiritual. Además de las consabidas imágenes de archivo, incluye el testimonio de amigos y familiares sobre la vida del antiguo Beatle, incluidos Paul y Ringo, claro está.

Es una película extraordinaria, con multitud de fotos y música inédita, además de un importante componente emocional (el momento en que Ringo recuerda sus últimos momentos con George es impagable) que consigue arrojar algo de luz sobre una de las figuras más enigmáticas y cautivadoras de la historia del rock

A principios de 2012, concretamente en enero, Ringo vuelve a la carga con “Ringo 2012“. Tal y como hizo con “Y Not”, el batería vuelve a ejercer de productor de su propio álbum. El disco contiene seis canciones nuevas (entre las que destaca “Samba” firmada con Van Dyke Parks), un par de versiones y dos revisiones de canciones editadas en “Ringo” y “Ringo The 4Th”, “Step Lightly” y “Wings“. Una vez más, el trabajo de Ringo pasó absolutamente desapercibido en términos comerciales aunque recibió críticas bastante positivas si bien no exentas de cierta condescendencia.

Un mes después, en febrero de 2012, Paul sorprende a propios y extraños con el edición de “Kisses on the Bottom“. Tras varios álbumes en los que tocaba todos los intrumentos, McCartney se limita en este CD a ejercer de crooner e interpretar clásicos de jazz bajo la dirección musical de Diana Krall. Es un trabajo deliciosamente ligero que obtuvo un notable éxito (nº3 UK y 5 USA) y que permitió a Paul ganar un nuevo Grammy al “Mejor álbum de pop vocal tradicional”. Aunque la mayoría del disco son versiones del cancionero clásico americano (“I’m Gonna Sit Right Down and Write Myself a Letter“, “It’s Only a Paper Moon“, “We Three (My Echo, My Shadow and Me)“), contiene dos composiciones nuevas de McCartney: “My Valentine“, dedicada a Nancy y con Eric Clapton a la guitarra, y “Only Our Hearts“. “Quería hacer un álbum muy tierno, muy íntimo, para escuchar en casa tras el trabajo, con una copa de vino o de té”…, y lo hizo.

En mayo de 2012, se edita un curioso recopilatorio de George Harrison: “Early Takes: Volume 1“. En realidad es un álbum de tomas alternativas y demos de canciones de George Harrison, usadas en el documental de Martin Scorsese . A pesar de su apariencia de disco de rarezas, que lo es, es un disco sublime. La recopilación se centra en la primera etapa solista de George (el “Volume 1” del título hace pensar que la colección seguirá) y oír temas como “My Sweet Lord“, “The Light That Has Lighted the World” desprovistas de todo ornamento es sobrecogedor. Un disco maravilloso.

El 27 de julio 2012, Paul McCartney actuó ante una audiencia televisiva de más de un billón de personas, con motivo de la ceremonia de aperutra de los Juegos Olímpicos de Londres 2012. La Organización quiso rendir un homenaje a la esencia británica. El pebetero se encenció, cientos de fuegos atificiales iluminaron la noche londinense, y allí estaba él: el Beatle Paul. La mayor leyenda viva de la música moderna interpretó, con 70 años y visiblemente nervioso, un “Hey Jude” que levantó el estadio y el bello de los brazos a cualquiera con un mínimo de sensibilidad musical. A pesar de lo emotivo de la actuación, todo el mundo pudo ver como algo raro pasaba al principio y McCartney sonaba fuera de tiempo sobre una pista pre-grabada, luego Paul retomó el control pero fue algo realmente extraño que explicó después de la ceremonia: “Antes de la actuación, grabamos una toma en vivo por si acaso había un fallo general de sonido. Se suponía que debía esperar una señal. Pero esa maldita campana gigante me despistó. Fue ensordecedor. Y se me olvidó que tenía que esperar la señala, así que me lancé a cantar…,  alguien de la organización presionó la reproducción. Así que estaba mi voz de fondo y mi voz en directo sobre ella; dos de nosotros cantando. El baterista no me miraba porque estaba histérico y yo pensaba, ‘¿Qué he hecho?”. Al final acabó bien.

El 8 de septiembre de 2012 François Hollande nombra a McCartney Oficial de la Legión de Honor en una ceremonia que tiene lugar en una ceremonia celebrada en el Palacio del Elíseo en París. Los motivos de la concesión de la condecoración fueron “su carrera musical y la inspiración que ha proporcionado a otros artistas franceses. Así como sus compromiso en la defensa del medio ambiente, de los animales, contra las minas antipersona y a favor de la solución del conflicto israelo-palestino”

Continuando con su apretada agenda de finales de este 2012. El 12 de diciembre Paul actúa como invitado -junto The Who, Bruce Springsteen, Alicia Keys, Bon Jovi, Eric Clapton, Billy Joel, The Rolling Stones, Roger Waters, Chris Martin, Michael Stipe, y Eddie Vedder- en el concierto “12-12-12: The Concert for Sandy Relief“, un show benéfico celebrado en el Madison Square Garden de Nueva York en favor de las víctimas del huracán Sandy.

Paul montó un set eminentemente rockero que arrancó con “Helter Skelter“, “Let Me Roll It“, y una electrizante “Nineteen Hundred and Eighty-Five“. A continuación Paul invitó a Diana Krall al escenario y juntos interpretaron la tierna y jazzy “My Valentine” para posteriormente atacar “Blackbird“… y entonces ocurrió…, Paul agarró una extraña guitarra y dijó: “Hace poco, unos chicos me ofrecieron improvisar con ellos. Yo dije que sí. Cuando estábamos ensayando me dijeron que no habían tocado en años y de pronto me di cuenta que estaba en medio de la reunión de Nirvana”, y entonces los presentó “¡Mr. Dave Grohl!, ¡Krist Novoselic! y Pat Smear…” A prueba de incrédulos, el septuagenario Paul McCartney estaba haciendo de Kurt Cobain en una reunión de Nirvana. El extraño combo interpretó “Cut Me Some Slack“, un potente rock que surgió durante una jam session a la que Grohl invitó a McCartney durante el rodaje  de su documental “Sound City” y que, en palabras de Dave Grohl, “la escribimos, la ensayamos y la grabamos en tres horas… salió de la nada, como las mejores canciones hacen”. Acto seguido, la banda de Paul volvió al escenario para rematar con “I’ve Got a Feeling” y “Live And Let Die“.

Ringo comenzó a mediados de 2013 que comenzaría una nueva gira con una nueva All Star Band formada con ex-miembros de  Toto y Santana entre otros. Mientras, McCartney arranco su “Out There! Tour“, una nueva gira de 11 fechas que comenzó el 4 de mayo de 2013, en la que Paul tocó canciones que no había hecho hasta ahora en directo, como “Eight Days A Week”, “Junior’s Farm”, “Your Mother Should Know”, la lennoniana “Being for the Benefit of Mr. Kite!”, “All Together Now” y “Lovely Rita” y algunas que hacía muchos años que no retomaba como “Listen to What the Man Said”, “Hope of Deliverance”, “Another Day”, “And I Love Her”, “Mrs Vandebilt” o “Hi, Hi, Hi”.

Tras trece álbumes de estudio con los Beatles, siete con Wings y quince en solitario, Paul McCartney afrontó su lanzamiento discográfico de 2013 con el simbólico título de “New” (enlace a review en Guilletek’s). Cincuenta años después de que el primer álbum de los Beatles saliera al mercado, el septuagenario bajista demostró estar en un fenomenal estado de forma. “Perdón por no haber vuelto antes, he estado ocupado”, escribía McCartney en las notas interiores del disco tras seis años de silencio en cuanto a material original (cinco si consideramos el “Electric Arguments” de The Fireman parte de su discografía).

Compuestas las canciones que compondrían el disco, llegó la hora de platearse con qué productor trabajar y finalmente se decidió a trabajar con cuatro jóvenes y exitosos productores en busca de modernizar su sonido. Los elegidos fueron Mark Ronson (Amy Winehouse , Rufus Wainwright o Bruno Mars), Ethan Johns (Kings Of Leon, Kaiser Chiefs, Ryan Adams), Paul Epworth (Adele, Primal Scream, Robbie Williams) y Giles Martin, hijo de George Martin y  productor de  Hayley Westenra, Kula Shaker, Jeff Beck, Elvis Costello o Kate Bush. El 14 de octubre de 2013, y de nuevo bajo el sello Hear Music, se editó el disco que fue elogiado por la crítica mundial y obtuvo un notable éxito comercial (número 3 tanto en las listas británicas como norteamericanas), merced a excelentes canciones como “Save Us“, “On My Way To Work“, “Quennie Eye“, la evocadora y sobresaliente “Early Days“, “New“,  “Everybody Out There“, “I Can Bet” o “Looking At Her“. En resumen, un gran disco…, un gran disco creado por una de las dos más afinadas fábricas de crear melodías que ha conocido el mundo: Sir James Paul McCartney.

Apenas un mes después del lanzamiento del disco en solitario de Paul, 2l 11 de noviembre de 2013 se editó On Air – Live at the BBC Vol. 2, segunda parte del álbum “Live At The BBC”, editado en 1994. Como aquel, se trata de un doble CD en directo recogiendo las actuaciones de los Beatles en los programas musicales de la radio televisión pública británica y, la verdad sea dicha, poco aporta sobre lo que ya hizo su predecesor. Los Beatles suenan frescos espontáneos, simpáticos y brillantes, pero ya lo hicieron en la edición de 1994. Esta segunda recopilación parece más compuesta de los restos que no se utilizaron en el lanzamiento de 1994 y apenas la excelente versión del “Beautiful Dreamer” de Stephen Foster, pone el disco en valor para los no fanáticos. No obstante, y a pesar de ser un lanzamiento que parece sólo para apto para completistas, todo lo que tocan estos chicos se convierte en oro y el álbum alcanzó el número 3 en las listas de ventas, convirtiéndose en el trigésimo disco del grupo en conseguir al menos un Top-10.

Desde 1962, John, Paul, George y Ringo han escrito y reescrito los renglones más influyentes en la historia de la música moderna. Hoy en día no es raro escuchar a cualquiera de los músicos actuales citando a los Beatles como su principal influencia. Fueron transgresores y comerciales, vanguardistas y tradicionales, polémicos y amables… Batieron todos los récords imaginables como grupo (han vendido más de 1.000 millones de discos, conseguido 27 números uno) y como solistas (es el único grupo cuyos miembros han logrado todos llegar al número 1, Paul McCartney es oficialmente acreditado el compositor más exitoso de la historia). Son, sin mucho lugar para el debate, la banda más trascendente en la historia del rock. Su aparición modificó por completo la significación de la música popular en todas sus vertientes.

Es difícil que se vuelva a juntar dos escritores de canciones del nivel de John Lennon y Paul McCartney, pero lo que ya es imposible es que el tercero en discordia tenga la calidad que atesoró George Harrison. “A los doce años de edad yo estaba convencido de ser un genio, era cuestión de tiempo que el resto del mundo se diera cuenta”, dijo John Lennon… Y el mundo se dio cuenta. La influencia de Paul, John, George y Ringo fue, desde grupos contemporáneos (Rolling Stones, The Who, The Byrds, The Kinks, The Beach Boys) a bandas que surgieron  años después ( Queen,  XTC, U2, Elvis Costello, Bruce Springsteen, Aerosmith, Nirvana, Guns’N’Roses, Elliott Smith, Oasis, Blur, Coldplay, Travis… ).

Pero el gran mérito de estos jovencitos melenudos fue trascender los límites de la industria del divertimiento y convertirse en líderes de una revolución cultural, social y hasta política, que influyó decisivamente en la conformación y personalidad de las generaciones posteriores a su creación. Es difícil, para mí imposible, concebir un mundo sin Beatles…y…¿por qué hacerlo si sería definitivamente menos maravilloso?

TEXTO: Guillermo Mittelbrunn Beltrán, publicado 18 de Mayo de 2013. Editado por primera vez el 24 de noviembre de 2013

BRIAN WILSON. “That lucky old sun ( a narrative)” ( 8 / 10 )

1.”That Lucky Old Sun”  (Gillespie/Smith)
2.”Morning Beat” (Wilson/Bennett)
3.”A Room With a View (narrative)” (Wilson/Parks)
4.”Good Kind of Love” (Wilson)
5.”Forever She’ll Be My Surfer Girl”  (Wilson/Bennett)
6.”Venice Beach (narrative)” (Wilson/Parks)
7.”Live Let Live / That Lucky Old Sun (reprise)” (Wilson/Parks – Gillespie/Smith)
8.”Mexican Girl” (Wilson/Bennett)
9.”Cinco de Mayo (narrative)” (Wilson/Parks)
10.”California Role / That Lucky Old Sun (reprise)” (Wilson/Bennett – Gillespie/Smith)
11.”Between Pictures (narrative)” (Wilson/Parks)
12.”Oxygen to the Brain” (Wilson/Bennett)
13.”Can’t Wait Too Long”  (Wilson)
14.”Midnight’s Another Day” (Wilson/Bennett)
15.”That Lucky Old Sun (Reprise)” (Gillespie/Smith)
16.”Going Home” (Wilson/Bennett)
17.”Southern California” (Wilson/Bennett)

Producido por Brian Wilson

Editado en Septiembre de 2008

 

Brian Wilson, Van Dyke Parks y su compañero de banda Scott Bennett trabajaron duro  en la concepción del que seria un proyecto muy ambicioso. El propio Wilson lo definió como “una celebración de la vida en el sur de California” y afirma que “estará compuesto de cinco “rounds” con inserciones narrativas como unión entre los mismos”.Volvería a ser una suite pop al modo de SMiLE, si bien el afán vanguardista de éste se veía convertido aquí en referencias nostágicas tanto en lo sonoro como en lo lírico.

El nuevo trabajo de Wilson recibió críticas unánimente positivas que destacaron el atrevimiento de un caballero de 65 años a la hora de acometer una obra tan arriesgada… y merece lo elogios, porque, si bien es cierto que las canciones propiamente dichas tienen un aire incluso “pre-petsoundiano“, el formato de suite sin pausas con interludios clásico-narrativos, es osado… muy osado para 2007.

El disco se abre con el tema que le da título: “That lucky old sun” (enlace). Extraordinaria y breve versión del clásico de Frankie Laine de 1949, pero en seguida nos trasladamos a California con la dinámica y fantástica “Morning Beat” (enlace), ¡qué canción!, un “Do it again” para los 2000… ¡qué arreglos!…¡Brian ha vuelto!

Tras el primero de los interludios narrativos, otro pelotazo, “Good Kind of Love” (enlace). Optimista y brillante a partes iguales… Pero esto no para aquí, “Forever She’ll Be My Surfer Girl” (enlace) no es una canción monumental (aunque tiene momentos brillantes), pero es efectiva y emotiva a más no poder. Entroncada en lo lírico con “Surfer Girl”, destaca especialmente en la segunda parte… “So sweeet”

El gran nivel se mantiene con “Live let Live” (enlace), otro buen tema de aires clásicos… y es que, sea dicho por delante, que nadie busque en este disco ni un ápice  de modernidad…, de hecho, nos remontamos a los 60, los 50, los 40 e incluso más atrás. Es una celebración de la melodía,  la armonía, el arreglo, la poesía (hay versos de Parks realmente brillantes)… pero no busquemos modernidad ni vanguardia porque la decepción será grande.

Hasta aquí, el disco es excelente, lástima que la noña”Mexican Girl” (enlace) agúe la fiesta y que “California Role” tampoco colabore mucho a colver a recuperarlo. Ambas, sobre todo la segunda, son buenas canciones pero no mantiene el nivel de las anteriores. “Oxygen to the Brain” (enlace) vuelve a la senda correcta…, muy en el estilo del loco Brian de los setenta… “He mal gastado un montón de años… pero he vuelto a llenar mis pulmones y respiro vida…” canta en esta “Oxígeno para el cerebro”.

Llegamos al momento cumbre: “Can’t Wait Too Long”  y  “Midnight’s Another Day” (enlace). Dos bellísimas canciones enlazadas. La primera es una de esas estratosféricas corales de Brian, muy en la línea del “Our Prayer” de “SMiLE”, de hecho la compuso entre 1967 y 1968. “Midnight’s Another Day” es un baladón al alcance de muy pocos. Una canción simplemente fantástica, arreglada por un genio absoluto.

Cuando ya estamos casi sin aire llega “Going Home” (enlace), un buen rock a medio camino entre “The Beach Boys Love You” y el Brian sinfónico. La canción trata un tema clave en la vida de Wilson: su desmoronamiento mental tras el frustrado “SMiLE” en 1967 y su reclutamiento en “home” (casa)… “Cuando tenía 25, apagué la luz porque mis cansados ojos no podía soportar tanto brillo…”. La evocadora “Southern California” (enlace) pone fin a este fantástico y sorprendente trabajo. Parece que aún quedaba algo del genial Brian Wilson en esa mente destrozada que hoy por hoy está  atrapada en ese uraño señor de eterna mirada perdida y gestos erráticos que véis en los videos. Muy recomendable. El disco alcanzó un puesto 37 en Inglaterra y el 21 en Estados Unidos.

 

VALORACIÓN GUILLETEK: 8 / 10

THE BEACH BOYS. Capítulo 24 (2011). Al fin. “The Smile Sessions”

Para ponernos en contexto, copio la información del Capítulo 9 de esta biografía, en el que os conté la historia del frustrado proyecto “SMiLE”:

Brian estaba orgulloso de “Good Vibrations”, sabía que era fantástica, pero tenía clavada la espinita de “Pet Sounds”… No creía haber mejorado “Rubber Soul” y, encima, ese “Revolver” era fantástico…, seguro que, tras el éxito de “Good Vibrations” esos ingleses responderían…¡Tenía que adelantarse!, tenía que grabar el mejor disco de todos los tiempos… aunque la vida le fuera en ello… La prensa especializada se apresuró a recoger la noticia: Brian Wilson está trabajando en el próximo disco de los Beach Boys, la continuación de Pet Sounds se titulará “Dumb Angel.

Las sesiones para el disco comenzaron en septiembre de 1966. La idea, según comentó Brian a la prensa era ”componer una sinfonía adolescente dedicada a Dios”. La banda se fue de gira por Europa y Brian comenzó un proceso similar al de “Pet Sounds”, pero quería llevarlo más allá, todo el disco estaría relacionado entre sí tanto musical como temáticamente. Quería un “Good Vibrations” que se expandiera a lo largo de un LP, la sinfonía de bolsillo extendida, una verdadera sinfonía rock.

Al igual que con “Pet Sounds”, Brian no se sentía tan seguro con las palabras como con la música y menos con un proyecto tan ambicioso desde el punto de vista lírico. En esta ocasión, el elegido sería Van Dyke Parks, un músico y poeta sureño, con un extraordinario talento para crear imágenes oníricas (de las que Brian se había enamorado a través de John Lennon) al que había conocido apenas meses antes.

Para las sesiones de grabación, volvió a contar con The Wrecking Crew. En esta ocasión llevaron al extremo la técnica de “Feels”. Dedicaban sesiones enteras a grabar un fragmento, aparentemente inconexo, que luego Brian acababa ensamblando en otro tema y así sucesivamente. Wilson solía tener la canción en la cabeza antes de oírla…, ahora tenía el disco entero… un puzle sonoro que sólo él podría ensamblar. Quería dividirlo en tres grandes suites.

Mientras, al otro lado del océano, Paul McCartney tiene una idea, crearían unos alter egos, una banda que sustituyera a los Beatles para su próximo disco, serían la Banda de Corazones Solitarios del Sargento Pimienta…

En noviembre, se produce uno de los hechos que, a posteriori, se han señalado como claves del fracaso del proyecto SMiLE. El día 28, graban “Mrs. O’Leary’s Cow”, parte del movimiento The Elements, concretamente la dedicada al fuego. Para aumentar “la motivación” de los músicos, Brian les invita a que se pongan cascos de bombero durante la sesión. Al día siguiente, las noticias matinales abren con la información de que varios incendios tuvieron lugar la noche anterior en la ciudad de Los Ángeles. Brian está convencido de que han sido provocados por su música y sufre un nuevo ataque de pánico.

Tampoco ayudó el resto del grupo. Cuando volvieron de su gira se encontraron a Brian gordo (ya pesaba 120 kilos) y muy desmejorado. Los efectos del LSD eran obvios en su comportamiento y, ¿qué demonios era es música incomprensible?, y, ¿esas letras?, ¿quién era ese Parks que escribía sobre ”la plenitud del vino, la postrera y ocre opacidad”? Mike fue especialmente crítico con los textos de Parks pero, en cualquier caso, con la posible excepción de Dennis, el resto de la banda quedó perpleja ante la situación, no obstante, el proyecto siguió su curso.

El grupo debería haber entregado el disco en diciembre, cosa que no ocurrió. Para calmar los ánimos, y permitir que la compañía pudiera empezar a fabricar las contraportadas, se hizo llegar a Capitol una nota manuscrita con doce títulos de canciones y se fija la nueva fecha para el 15 de enero.

“Do You Like Worms?”
“Wind Chimes”
“Heroes and Villains”
“Surf’s Up”
“Good Vibrations”
“Cabin Essence”
“Wonderful”
“I’m in Great Shape”
“Child Is Father of the Man”
“The Elements
“Vega-Tables”
“The Old Master Painter”

No obstante, como se ha demostrado con entrevistas posteriores y especialmente con la edición de la versión de SMiLE de Brian en solitario en 2004, este no tenía por qué ser el orden definitivo de las canciones. De hecho, parece que la nota fue escrita por Carl para apaciguar a la compañía y demostrarles que el trabajo estaba casi terminado… Y funcionó, sin tener nada, Capitol comenzó la promoción de SMiLE “el nuevo LP de los Beach Boys que será editado en enero de 1967.¡No te lo puedes perder! ¡Lleno de sonidos felices!”, se hizo pública la portada, se dio al disco un número oficial de catálogo (T2580) y se encargó la impresión de medio millón de cubiertas y otros tantos folletos interiores .

Pero…¿qué era Smile?, ¿realmente existía? Como parte de la promoción, Capitol contrata a David Oppenheim para grabar imágenes de Brian trabajando en el nuevo disco. La idea es que forme parte de un documental, Inside Pop: The Rock Revolution, que se emitirá en la CBS. El equipo de grabación pasó en el estudio todo el día 15 y no consiguieron nada rescatable hasta que, llegada la noche, Brian se ofreció a tocar una canción del nuevo disco delante de las cámaras de Oppenheim. El impresionante resultado es esta extraordinaria interpretación de “Surf’s Up”. Por favor, ved el video y, una vez visto, volved a pasarlo y escuchadlo con los ojos cerrados…, eso, eso que sentís es lo que Brian quería transmitir con este disco, belleza por belleza.

Sin embargo, Brian se estaba rompiendo, poco a poco… Estaba atrapado por su obra, completamente absorbido por la idea de lograr el disco perfecto y aterrorizado por la idea de no conseguirlo. Aquejado de sus obsesiones, e incrementando éstas con un masivo uso de drogas, tenía un comportamiento cada vez más difuso. Llegaba por la mañana dispuesto a rehacer el disco entero y convertirlo en música de acompañamiento para hacer gimnasia, o música acuática o cualquier otra ocurrencia. El proyecto comenzaba a estar herido de muerte. Nunca estaba satisfecho. Volvía sobre cada pista una y otra vez. Su insatisfacción iba en aumento. Fue en esta época cuando Brian empezó a escuchar voces, voces que le repetían una y otra vez una cantinela familiar, una frase que había escuchado muchas veces de boca de su padre:

”…eres un fracasado…”

El resto, se dedicaban a contemplar el devenir de los acontecimientos, la única persona que estaba a su lado era su camello… Carl estaba más preocupado por haber recibido una carta de reclutamiento que por la música, Dennis tenía problemas personales con Carol, su mujer, Alan y Mike acababan de estrenar paternidad… Incluso Parks, hastiado con los retrasos y concluida su labor lírica, dejó de acudir a las sesiones para centrarse en sus proyectos propios. Brian necesitaba que alguien le apoyara, que le reconociera su trabajo, pero estaba solo, solo con sus voces interiores, solo con un monstruo llamado SMiLE.

Realmente el trabajo estaba casi terminado, los distintos fragmentos estaban en su mayoría grabados y sólo hacía falta que, quien los concibió, pudiera ensamblarlos unos con otros.


Llegó el 15 de enero de 1967…, pero, de nuevo, se quedaron con un palmo de narices. Brian les enseñó algunos temas y pidió más tiempo, pero la paciencia de los ejecutivos estaba bajo mínimos. La presión sobre Brian, muy tocado psicológicamente, empezaba a resultar insoportable. Pero la situación aún podía empeorar. Acompañado de un amigo, Brian daba un paseo en coche para liberar tensiones después de una maratoniana sesión de grabación. Enchufaron la radio y, en ese momento, febrero de 1967, escucharon el nuevo single de los Beatles, Strawberry fields forever”… Brian paró el coche, cerró los ojos y dijo:

-”Lo han hecho
-¿Qué han hecho? –preguntó el amigo.
-”Lo que yo quería hacer. Han llegado a la meta.”

Brian apoyó la cabeza en su asiento, sonrió amargamente y, acto seguido, rompió a llorar. De nuevo los Beatles estaban ganándole la partida…

En una inesperada visita, Paul McCartney apareció en el estudio. Paul y Brian ya se conocían. Derek Taylor, el agente de prensa de los Beach Boys que lo fue de los Beatles, los había presentado el año anterior y estuvieron cenando con miembros de los Byrds. Paul tocó al piano para Brian “She’s leaving Home (muy influenciada por el Pet Sounds) y le puso la mezcla final –recién salida del horno- de la maravillosa “A day in the life” (que los Beatles reconocieron haber escrito buscando el estilo suite de “Good Vibrations”). Sin que el Beach Boy saliera del asombro que le produjeron ambos temas, McCartney le pidió a Brian que le enseñara en qué estaba trabajando y éste le invitó a participar en “Vege-tables” (enlace), de hecho Paul es uno de los mastican zanahorias a modo de percusión.

-“Brian, tendréis que daros prisa, nosotros ya estamos terminando”.

Paul quiso “picar” a Brian, desconocedor de la competitividad patológica que éste sufría, demostrándole que podía vencerle en su terreno. Paul lo planteó a modo de juego, les habían tomado la delantera con “Good Vibrations” y ahora querían recuperar el terreno perdido. Era un reto amistoso, un pique sano, pero el mundo de Brian se estaba viniendo abajo y esto fue una gota más en un vaso muy colmado.

Brian estaba en su mundo, pero el Mundo seguía moviéndose sin Brian. El universo musical estaba cambiando, la psicodelia se imponía y el movimiento hippie era ya una realidad que se iba a materializar en el festival de Monterrey. Actuarían celebridades como Janis Joplin, The Who, Otis Redding y Jimi Hendrix…, los Beach Boys , en la cumbre de su popularidad en el mundillo tras el éxito de “Good Vibrations”, estaban programados para cerrar la jornada del sábado…, y presentarían algunos nuevos temas de SMiLE en directo. Además, la aparición de Brian cantando “Surf’s Up” en la televisión (la escena de la que hemos hablado antes) aumenta la expectación entre el público creando un “hype” generalizado a ambos lados del Atlántico… Capitol quería el disco ya, y más después de que el grupo hubiera demandado a la propia discográfica por impago de derechos de autor. La presión seguía aumentando… y no podía más… Los Beach Boys anunciaron que no tocarían en Monterrey…El 2 de mayo de 1967, Derek Taylor, anuncia el doloroso abandono de SMiLE.

Años después, en 1976, Brian contestó a quien le preguntaba por qué canceló “SMiLE”: ”tuve que hacerlo…, me estaba destruyendo”. Hay quien apunta otras razones: la oposición de Mike (el propio Wilson dice que Love ”odiaba el disco”), los problemas con la compañía (estaban en un litigio que concluyó con la creación de Brother Records, la propia discográfica del grupo aunque Capitol siguiera siendo la editora), la tensión por el juicio por el reclutamiento de Carl… En mi opinión, el máximo responsable de la creación y destrucción de SMiLE fue Brian, la obra superó al creador y no lo pudo soportar.

El 1 de junio de 1967, los Beatles editan “SGT PEPPER’S LONELY HEARTS CLUB BAND”. Juego, Set y Partido.

Fue en torno a 2002/2003 cuando la esposa de Brian, Melinda, animó a su marido a que acabara su obra magna. Sabía que no podría hacerlo solo  y encargó a Darian Sahanaja, teclista de los Wondermints y compañero de banda e Brian en los últimos años, que le ayudara. Así, Sahanaja, buceó en los archivos de Capitol y llevó todos los fragmentos (feels) encontrados a casa de Brian para que procediera a ordenarlos… De esta forma, en 2004 se edita “Brian Wilson presents SMiLE“.

Uttilizando el patrón del disco en solitario de Brian, Mark Linett se puso manos a la obra con las grabaciones originales. Tenía gran parte del trabajo hecho puesto que  el proceso fue el mismo que el realizado para el disco en solitario de Brian. Él mismo declara, “sin el “SMiLE” de Brian esta edición no hubiera existido, simplemente porque “SMiLE” no existía”. En 2004 se trató de ordenar el material y luego grabarlo de nuevo con Brian y su banda, ahora se trataba de conseguir que el material del 67 luciera y sonara con la calidad que el material merecía.

“THE SMiLE SESSIONS”

1.Our Prayer (B.Wilson)
2.Gee (W.Davis, M.Levy)
3.Heroes And Villains (B.Wilson-V.D. Parks)
4.Do You Like Worms (Roll Plymouth Rock) ((B.Wilson-V.D. Parks)
5.I’m in Great Shape (B.Wilson-V.D. Parks)
6.Barnyard (B.Wilson-V.D. Parks)
7.My Only Sunshine (The Old Master Painter (H.Gillespie )  / You Are My Sunshine(B.Smith, J.Davis))
8.Cabin Essence (B.Wilson-V.D. Parks)

9.Wonderful (B.Wilson-V.D. Parks)
10.Look (B.Wilson-V.D. Parks)
11.Child Is Father of the Man (B.Wilson-V.D. Parks)
12.Surf’s Up (B.Wilson-V.D. Parks)

13.I Wanna Be Around (B.Wilson-V.D. Parks)/ Workshop (B.Wilson)
14.Vega-Tables (B.Wilson-V.D. Parks)
15.Holidays (B.Wilson-V.D. Parks)
16.Wind Chimes (B.Wilson)
17.The Elements: Fire (Mrs. O’Leary’s Cow) (B.Wilson)
18.Love to Say Dada (B.Wilson-V.D. Parks)
19.Good Vibrations (B.Wilson -M.Love)

PRIMER MOVIMIENTO

El disco y el primero de tres movimientos que lo componen se abre con “Our prayer” (enlace), tema que ya fue recuperado por los Beach Boys en “20/20“. La versión de Brian y los Wondermints es buena, pero nadie armoniza como los Beach Boys…, nadie. Maravillosa obertura coral…, maravillosa de verdad. La preciosa canción de apenas un minuto y 20 segundos se torna en la animada “Gee” (enlace), versión de un clásico americano, antes de llegar al tema principal de este primer movimiento: la descomunal “Heroes and Villains” (enlace) con sus indios, sus cowboys, sus cantinas y esa música extraordinaria elevada por armonías propias de extraterrestres… Sube, baja, las melodías se repiten con variaciones… Una joya… Cinco minutos de arte. La versión de los Beach Boys es abismal, maravillosa y, mucho mejor que la de Brian y sus Wondermints (que ya de por sí es fantástica).

Llegamos a “Do You Like Worms” (enlace), que en en el disco de Brian recibió el título de “Roll Plymouth Rock“. En esta ocasión no se incluyen las nuevas líneas de texto que Parks escribió para la versión de 2004 y queda un poco inacabada…, aún así es agradable esuchar el motivo principal de “Heroes and Villains” entremezclándose con su pausada y perezosa melodía. Muy disfrutable. A diferencia de la versión de 2004 en la que ahora llegaría “Barnyard”, nos encontramos con la bizarra pero fantástica “I‘m In Great Shape” (enlace). “Banyard” (enlace), quizás el tema menos afortunado del álbum a pesar de su sentido del humor y sus brillantes armonías que, una vez más, son superiores a las de la versión de 2004… Destacan los sonidos de los animales, hechos por los propios Beach Boys. Tras un hermoso interludio de chelo, Brian ataca brevemente otros dos clásicos americanos con Old Master Painter” y “You Are My Sunshine” (enlace), antes de llegar al tema final del primer movimento: la brillante “Cabin Essence” (enlace). Ya la conocíamos, puesto que fue rapiñada para “20/20“, pero cómo no disfrutar con esta maravilla.

SEGUNDO MOVIMIENTO

El segundo movimiento, para mí el más brillante, arranca con la espectacular “Wonderful” (enlace), mucho más luminosa que la utilizada por los Beach Boys en “Smiley smile“ y también sensiblemente mejor a la de Brian en 2004. La voz que gastaba el señor Wilson en 1967 no tiene parangón. Bellísima canción arreglada con un gusto al alcance de privilegiados. El siguiente tema, “Look (song for children)” (enlace), se tituló en el disco de Brian simplemente “Song for Children” (enlace) y, a diferencia de éste, aquí es un instrumental puesto que la parte vocal no llegó a ser grabada en 1967. Aún con todo es una maravilla que transmite enormes emociones apenas con una sucesión de acordes . Una de mis preferidas. “Child is the father of the man” (enlace), mantiene el motivo principal de la canción que la precede y, como pasa con la canción anterior, aquí es casi instrumental puesto que Brian no llegó a completar esta parte en el 67 y lo hizo en 2004.. Ya habíamos podido escuchar un poco de este tema en la parte final de “Surf’s Up!” de 1971. La armonías otra vez a nivel estratosférico…

Y en estas, llegamos a “Surf’s Up” (enlace), una canción de otro mundo que da fin al segundo movimiento. No hay palabras para describir tanta belleza. Simplemente hay que disfrutarla y permitir que la música te rodee. Esta es la mejor versión que se puede oir de una de las mejores canciones de todos los tiempos. Mucho mejor que la retocada por Carl en 1971 para el álbum homónimo y también superior a la grabada por Brian en solitario. Absolutamente sobresaliente.

TERCER MOVIMIENTO

El conocido como movimiento de los elementos arranca con  “I Wanna Be Around” / “Workshop”, la primera es otra breve versión de un clásico americano y la segunda es música incidental con efectos de trabajo. La cómica “Vega-tables” (enlace) brilla con sus hermosas armonías y su compleja rítmica, y resulta mucho más billante y luminosa que  la versión editada en “Smiley Smile”. Fantástica. A “Holydays” (enlace) le ocurre lo mismo que a “Look (song for children)”, es decir, que si la comparamos con la versión en solitario de Brian (titulada “On a holiday” (enlace) ) resulta inacabada puesto que la parte vocal principal no fue terminada. Aún así es brillante y la parte final puede hacerte levitar antes de llegar a la inconmensurable “Wind Chimes” (enlace) que conocíamos en versión beach boy aunque con un registro muy diferente. Esta versión es delicada y potente por momentos. Otra joya de gran calibre para el saco.

“The Elements: Fire (Mrs. O’Leary’s Cow)” (enlace), también conocida como “Fire” es aquella canción que, en 1967, provocó a Brian un ataque de pánico tras conocer que varios incendios tuvieron lugar en la ciudad de Los Ángeles la noche posterior a que estuviera trabajando sobre esta canción… Brian estaba convencido de que habían sido provocados por su música. Parte de esta canción fue utilizada en “Fall Breaks and Back to Winter” de “Smiley Smile”...”Love to Say Dada” (enlace) es la versión inacabada del “In Blue Hawaii” (enlace) del disco de Brian de 2004. Parte de la base de “Cool cool water” que fue editada en “Sunflower”, pero va mucho más allá antes de llegar al gran final: “Good Vibrations” (enlace). En esta ocasión, utilizan la versión con letra de Mike Love, a diferencia de lo hecho en la versión de 2004 (enlace), que usó la de Tony Asher. Una guinda perfecta para el más dulce de los pasteles.

Hasta aquí llegaría lo que hubiera sido el disco del 67 de haberse editado (o por lo menos, una versión muy aproximada). El resto del CD1 de la edición sencilla incluye caras B (“You’re Welcome“) y fragmentos de grabaciones varios. Lo más destacable de estos bonus tracks es la prodigiosa versión demo de “Surf’s up!” (enlace).

El segundo CD de la edición sencilla contiene el siguiente Tracklist:

  1. Our Prayer ‘Dialog’ (9/19/66)” – 3:02
  2. “Heroes and Villains: Part 1” – 3:08
  3. “Heroes and Villains: Part 2” – 4:18
  4. “Heroes and Villains: Children Were Raised (1/27/67)” – 2:07
  5. “Heroes and Villains: Prelude to Fade (2/15/67)” – 3:42
  6. “My Only Sunshine (11/14/66)” – 6:52
  7. “Cabin Essence (10/3/66)” – 5:19
  8. “Surf’s Up: 1st Movement (11/4/66)” – 4:55
  9. “Surf’s Up: Piano Demo (12/15/66)” – 3:53
  10. “Vega-Tables: Fade (4/12/67)” – 5:25
  11. “The Elements: Fire session (11/28/66)” – 8:27
  12. “Cool, Cool Water (Version 2) (10/26/67–10/29/67)” – 3:32
  13. “Good Vibrations Session Highlights” – 8:20
  14. “Psycodelic Sounds: Brian Falls into a Microphone (11/4/66)” (hidden track)

En la versión de 5 cd’s, el primero se mantiene y el resto incluyen el siguiente material:

Disco dos
“Our Prayer”
  1. “Our Prayer ‘Dialog’ (9/19/66)” – 3:01
  2. “Our Prayer (10/4/66)” – 6:37
“Heroes and Villains” session (10/20/66)
  1. “Heroes and Villains: Verse (Master Take)” – 0:57
  2. “Heroes and Villains: Barnyard (Master Take)” – 1:12
  3. “Heroes and Villains: I’m in Great Shape (10/27/66)” – 4:59
  4. “Heroes and Villains: Intro (Early Version) circa 12/66” – 0:35
“Heroes and Villains” session (1/3/67)
  1. “Heroes and Villains: Do a Lot” – 0:53
  2. “Heroes and Villains: Bag of Tricks” – 2:58
  3. “Heroes and Villains: Mission Pak” – 0:55
  4. “Heroes and Villains: Bridge to Indians” – 1:47
  5. “Heroes and Villains: Part 1 Tag” – 1:19
  6. “Heroes and Villains: Pickup to 3rd Verse” – 0:55
“Heroes and Villains” session (1/27/67)
  1. “Heroes and Villains: Children Were Raised” – 2:07
  2. “Heroes and Villains: Part 2 (Cantina track)” – 1:21
  3. “Heroes and Villains: Whistling Bridge” – 1:14
  4. “Heroes and Villains: Cantina” – 1:36
  5. “Heroes and Villains: All Day” – 2:19
  6. “Heroes and Villains: Verse Edit Experiment” – 0:48
“Heroes and Villains” session (2/15/67)
  1. “Heroes and Villains: Prelude to Fade” – 3:43
  2. “Heroes and Villains: Piano Theme” – 2:43
“Heroes and Villains” session (2/20/67)
  1. “Heroes and Villains: Part 2” – 2:31
  2. “Heroes and Villains: Part 2 (Gee) (Master Take)” – 2:36
  3. “Heroes and Villains: Part 2 Revised” – 1:54
  4. “Heroes and Villains: Part 2 Revised (Master Take)” – 0:48
  5. “Heroes and Villains: Part 3 (Animals) (Master Take)” – 1:18
  6. “Heroes and Villains: Part 4” – 2:36
  7. “Heroes and Villains: Part Two (Master Take) (2/27/67)” – 1:44
  8. “Heroes and Villains: Fade (2/28/67)” – 6:35
“Heroes and Villains” session (3/1/67)
  1. “Heroes and Villains: Verse Remake” – 4:16
  2. “Heroes and Villains: Organ Waltz / Intro” – 2:04
“Heroes and Villains” session (6/14/67)
  1. “Heroes and Villains: Chorus Vocals” – 0:48
  2. “Heroes and Villains: Barbershop” – 1:50
  3. “Heroes and Villains: Children Were Raised (Remake)” – 1:06
  4. “Heroes and Villains: Children Were Raised (Master Take Overdubs Mix 1)” – 0:26
  5. “Heroes and Villains: Children Were Raised (Master Take A Capella)” – 0:27
Bonus tracks
  1. “Heroes and Villains Piano Demo (incorporating ‘I’m in Great Shape’ and ‘Barnyard’) Brian with Van Dyke Parks and ‘Humble Harve’ Miller, KHJ Radio (11/4/66)” – 4:17
  2. “Psycodelic Sounds: Brian Falls into a Microphone (11/4/66)” – 1:10
  3. “Psycodelic Sounds: Moaning Laughing (11/4/66)” – 1:09
Disco tres
“Do You Like Worms” session (10/18/66)
  1. “Do You Like Worms: Part 1” – 5:21
  2. “Do You Like Worms: Part 2 (Bicycle Rider)” – 1:55
  3. “Do You Like Worms: Part 3” – 2:43
  4. “Do You Like Worms: Part 4 (Bicycle Rider)” – 1:10
  5. “Do You Like Worms: Bicycle Rider Overdubs (Heroes and Villains Part 2) (1/5/67)” – 0:22
“The Old Master Painter / You Are My Sunshine”
  1. “My Only Sunshine: Parts 1 & 2 (11/14/66)” – 6:51
  2. “My Only Sunshine: Part 2 (Master Take With Vocal Overdubs) (2/10/67)” – 0:45
“Cabin Essence” session (10/3/66)
  1. “Cabin Essence: Verse” – 2:14
  2. “Cabin Essence: Chorus” – 2:28
  3. “Cabin Essence: Tag” – 2:31
“Wonderful”
  1. “Wonderful (Version 1) (8/25/66)” – 2:59
“Wonderful” (Version 2 “Rock With Me, Henry”) session (1/9/67)
  1. “Wonderful (Version 2)” – 3:25
  2. “Wonderful (Version 2 Tag)” – 2:54
  3. “Wonderful (Version 3) (4/10/67?)” – 2:41
“Look” (“Song for Children”)
  1. “Look (8/12/66)” – 4:52
“Child is Father of the Man”
  1. “Child is Father of the Man (Version 1) (10/7/66)” – 4:57
  2. “Child is Father of the Man (Version 2) (10/11/66)” – 5:38
“Surf’s Up”
  1. “Surf’s Up: 1st Movement (11/4/66)” – 4:54
  2. “Surf’s Up: Talking Horns (11/7/66)” – 3:42
  3. “Surf’s Up: Piano Demo (Master Take) (12/15/66)” – 3:52
“I Wanna Be Around / Workshop (Friday Night)”
  1. “I Wanna Be Around (11/29/66)” – 3:08
“Vegetables” sessions (4/4/67–4/11/67)
  1. “Vegetables: Verse (Master Take Track) (4/4/67–4/11/67)” – 2:02
  2. “Vegetables: Sleep a Lot (Chorus)” – 2:34
  3. “Vegetables: Chorus 1 (Master Take)” – 1:05
  4. “Vegetables: 2nd Chorus (Master Take Track and Backing Vocals)” – 1:03
  5. “Vegetables: Insert (Part 4) (Master Take)” – 0:37
  6. “Vegetables: Crunching Session” (hidden track) – 1:02
  7. “Workshop Session” (hidden track) – 1:40
Disco cuatro
“Vegetables” sessions (continued)
  1. “Vegetables: Fade (4/12/67)” – 5:25
  2. “Vegetables: Ballad Insert (4/14/67)” – 1:03
“Holidays”
  1. “Holidays (9/8/66)” – 7:32
“Wind Chimes”
  1. “Wind Chimes (Version 1) (8/3/66)” – 6:46
“Wind Chimes” (Version 2) session (10/5/66)
  1. “Wind Chimes (Version 2)” – 5:00
  2. “Wind Chimes (Version 2 Tag)” – 2:51
“The Elements: Fire (Mrs. O’Leary’s Cow)”
  1. “The Elements (Fire) (11/28/66)” – 8:27
“Da Da” session (12/22/66)
  1. “Da Da (Taped Piano Strings)” – 1:00
  2. “Da Da (Fender Rhodes)” – 1:21
“Love to Say Dada” sessions (5/16/67–5/18/67)
  1. “Love to Say Dada: Part 1 (5/16/67)” – 1:22
  2. “Love to Say Dada: Part 2 (5/17/67)” – 1:57
  3. “Love to Say Dada: Part 2 (Master Take) (5/17/67)” – 1:21
  4. “Love to Say Dada: Part 2 (Second Day) (5/18/67)” – 2:00
“Cool, Cool Water”
  1. “Cool, Cool Water (Version 1) (6/7/67)” – 2:21
  2. “Cool, Cool Water (Version 2) (10/26/67 & 10/29/67)” – 3:31
SMiLE additional sessions
  1. “You’re Welcome (12/15/66)” – 6:41
  2. “You’re With Me Tonight (6/6/67–6/7/67)” – 2:46
  3. “Tune X (3/3/67–3/31/67)” – 2:18
  4. “I Don’t Know (1/12/67)” – 3:03
  5. “Three Blind Mice (10/15/65)” – 2:11
  6. “Teeter Totter Love (Jasper Dailey) (1/25/67 & 2/9/67)” – 1:49
Bonus tracks
  1. “Psycodelic Sounds – Underwater Chant (11/4/66)” – 1:45
  2. “Hal Blaine Vega-Tables Promo Session (11/16/66)” – 1:28
  3. “Heroes and Villains: Early Version Outtake Sections (1/67–2/67)” – 5:04
  4. “The Elements: Fire (Mrs. O’Leary’s Cow) (Burning Wood Session)” (hidden track) – 0:45
Disco cinco
“Good Vibrations” sessions
  1. “Good Vibrations: Gold Star 2/18/66 (The Pet Sounds Session)” – 7:27
  2. “Good Vibrations: Gold Star 4/9/66” – 6:57
  3. “Good Vibrations: Western 5/4/66 (First Chorus)” – 2:24
  4. “Good Vibrations: Western 5/4/66 (Second Chorus & Fade)” – 3:28
  5. “Good Vibrations: Sunset Sound 5/24/66 (Part 1)” – 1:20
  6. “Good Vibrations: Sunset Sound 5/24/66 (Parts 2 & 3)” – 1:45
  7. “Good Vibrations: Sunset Sound 5/24/66 (Part 4)” – 0:47
  8. “Good Vibrations: Western 5/27/66 (Part C)” – 3:32
  9. “Good Vibrations: Western 5/27/66 (Chorus)” – 3:04
  10. “Good Vibrations: Western 5/27/66 (Fade Sequence)” – 1:56
  11. “Good Vibrations (Inspiration): Western 6/2/66 (Part 1)” – 2:44
  12. “Good Vibrations (Inspiration): Western 6/2/66 (Part 3)” – 0:57
  13. “Good Vibrations (Inspiration): Western 6/2/66 (Part 4)” – 0:49
  14. “Good Vibrations: Western 6/16/66 (Part 1)” – 6:24
  15. “Good Vibrations: Western 6/16/66 (Part 2 & Verse)” – 1:06
  16. “Good Vibrations: Western 6/16/66 (Part 2 Continued)” – 5:55
  17. “Good Vibrations: Western 6/18/66 (Part 1)” – 1:10
  18. “Good Vibrations: Western 6/18/66 (Part 2)” – 5:03
  19. “Good Vibrations (Persuasion): Western 9/1/66” – 1:49
  20. “Good Vibrations: Western 9/1/66 (New Bridge)” – 3:39
  21. “Good Vibrations: Session Masters” – 6:13
  22. “Good Vibrations: Single Version Stereo Track” – 3:49
  23. “Good Good Good Vibrations (First Version With Overdubs) 3/66” – 3:41
  24. “Good Vibrations: Alternate Edit 8/24/66” – 3:32
  25. “Good Vibrations: Tape Rewind” (hidden track) – 0:27

La crítica recibió el disco con alborozo alcanzando las máximas calificaciones en todas las publicaciones musicales especializadas.  Y ahora toca hacerse “la pregunta del millón”: ¿Es “SMiLE” Mejor que “Sgt. Pepper’s”? ¿Hubieran vencido los Beach Boys a los Beatles de haberse editado este  disco en 1967?, la respuesta a ambas preguntas es: NO… Pero eso no significa que no sea un disco maravilloso y que, probablemente, hubiera conmocionado la industria de haberse editado en su momento. Posiblemente la historia del grupo hubiera sido distinta y la crítica les hubiera juzgado de forma muy distinta. Siempre he pensado que hubiera obligado a los Beatles a dar un paso más. Los de Liverpool repitieron fórmula con “Magical Mistery Tour” y luego volvieron  a sus raíces con el “Álbum Blanco”… ¿hasta dónde habrían llegado?, nunca lo sabremos.

El caso es que el disco es maravilloso, sin duda su mejor obra junto a “Pet Sounds”

Pero aquí no acaban las novedades, antes de que acabara 2011 salta la noticia. Brian está componiendo nuevo material…, y parece que no es para un disco en solitario…, se empieza a rumorear sobre una posible reunión de la banda. No en vano, en 2012 se  cumple el 50º Aniversario del grupo… ¿temblamos o lo celebramos? Los últimos tres discos del grupo son absoluta basura, pero los últimos trabajos de Brian en solitario son brillantes…

Texto: Guillermo Mittelbrunn. 23 de septiembre de 2012

THE BEACH BOYS. Capítulo 23 (2005-2011). Recuperando el tiempo perdido. “That Lucky Old Sun (A Narrative)”, “Brian Wilson reimagines Gershwin”, “In the Key of Disney”

La edición de “Brian Wilson presents SMiLE” en 2004 y la victoria judicial sobre su primo Mike Love en 2005 fueron un importante avance en la superación de los problemas de Brian… Un año después, el doctor Landy muere de cáncer de pulmón, tenía 71 años… Los fantasmas de Brian se estaban desvaneciendo.

En abril de 2006, Alan Jardine anuncia sorprendente que Los Beach Boys se reunirían en un concierto de celebración de “Pet Sounds”.Sin embargo, ninguno del resto del grupo se pronuncia al respecto. Lo más cercano que hubo a una reunión fue en concierto que Brian celebró en noviembre en el UCLA’s Royce Hall con Alan Jardine como invitado.

Brian continúa con su frenética actividad y anuncia que, en septiembre de 2007 realizará una serie de conciertos en Londres para presentar lo que será su próximo trabajo: “That Lucky Old Sun (A Narrative)”. Para el mismo, retomará su colaboración con su viejo compañero Van Dyke Parks, el letrista de “SMiLE”. El propio Wilson lo define como “una celebración de la vida en el sur de California” y afirma que “estará compuesto de cinco “rounds” con inserciones narrativas como unión entre los mismos”.

Brian, Van Dyke y su compañero de banda Scott Bennett trabajaron duro  en la concepción del que era un proyecto muy ambicioso. Volvía a ser una suite pop al modo de SMiLE, si bien el afán vanguardista de éste se veía convertido aquí en referencias nostágicas tanto en lo sonoro como en lo lírico.

Finalmente, los días 10, 11, 12, 13, 14, 15 y 16 de septiembre de 2007, Brian y su banda estrenan en directo su nuevo trabajo en el Royal Festival Hall de Londres. La crítica es unánime. Brian ha vuelto.

El nuevo trabajo de Wilson recibe críticas unánimente positivas y destacan el atrevimiento de un caballero de 65 años a la hora de acometer una obra tan arriesgada…, y es que si bien las canciones propiamente dichas tienen un aire incluso “pre-petsoundiano“, el formato de suite, sin pausas, con interludios clásico-narrativos, prácticamente un disco conceptual… es osado, muy osado para 2007. Era hora de volver al estudio… “That Lucky old sun”, sería un disco, el que supondría la vuelta de Brian a Capitol.

“THAT LUCKY OLD SUN (A NARRATIVE)”

Septiembre de 2008

1.”That Lucky Old Sun”  (Gillespie/Smith)
2.”Morning Beat” (Wilson/Bennett)
3.”A Room With a View (narrative)” (Wilson/Parks)
4.”Good Kind of Love” (Wilson)
5.”Forever She’ll Be My Surfer Girl”  (Wilson/Bennett)
6.”Venice Beach (narrative)” (Wilson/Parks)
7.”Live Let Live / That Lucky Old Sun (reprise)” (Wilson/Parks – Gillespie/Smith)
8.”Mexican Girl” (Wilson/Bennett)
9.”Cinco de Mayo (narrative)” (Wilson/Parks)
10.”California Role / That Lucky Old Sun (reprise)” (Wilson/Bennett – Gillespie/Smith)
11.”Between Pictures (narrative)” (Wilson/Parks)
12.”Oxygen to the Brain” (Wilson/Bennett)
13.”Can’t Wait Too Long”  (Wilson)
14.”Midnight’s Another Day” (Wilson/Bennett)
15.”That Lucky Old Sun (Reprise)” (Gillespie/Smith)
16.”Going Home” (Wilson/Bennett)
17.”Southern California” (Wilson/Bennett)

El disco se abre con el tema que le da título: “That lucky old sun” (enlace). Extraordinaria y breve versión del clásico de Frankie Laine de 1949, pero en seguida nos trasladamos a California con la dinámica y fantástica “Morning Beat” (enlace), ¡qué canción!, un “Do it again” para los 2000… ¡qué arreglos!…¡Brian ha vuelto!

Tras el primero de los interludios narrativos, otro pelotazo, “Good Kind of Love” (enlace). Optimista y brillante a partes iguales… Pero esto no para aquí, “Forever She’ll Be My Surfer Girl” (enlace) no es una canción monumental (aunque tiene momentos brillantes), pero es efectiva y emotiva a más no poder. Entroncada en lo lírico con “Surfer Girl”, destaca especialmente en la segunda parte… “So sweeet”

El gran nivel se mantiene con “Live let Live” (enlace), otro buen tema de aires clásicos… y es que, sea dicho por delante, que nadie busque en este disco ni un ápice  de modernidad…, de hecho, nos remontamos a los 60, los 50, los 40 e incluso más atrás. Es una celebración de la melodía,  la armonía, el arreglo, la poesía (hay versos de Parks realmente brillantes)… pero no busquemos modernidad ni vanguardia porque la decepción será grande.

Hasta aquí, el disco es excelente, lástima que la noña”Mexican Girl” (enlace) agúe la fiesta y que “California Role” tampoco colabore mucho a colver a recuperarlo. Ambas, sobre todo la segunda, son buenas canciones pero no mantiene el nivel de las anteriores. “Oxygen to the Brain” (enlace) vuelve a la senda correcta…, muy en el estilo del loco Brian de los setenta… “He mal gastado un montón de años… pero he vuelto a llenar mis pulmones y respiro vida…” canta en esta “Oxígeno para el cerebro”.

Llegamos al momento cumbre: “Can’t Wait Too Long”  y  “Midnight’s Another Day” (enlace). Dos bellísimas canciones enlazadas. La primera es una de esas estratosféricas corales de Brian, muy en la línea del “Our Prayer” de “SMiLE”, de hecho la compuso entre 1967 y 1968. “Midnight’s Another Day” es un baladón al alcance de muy pocos. Una canción simplemente fantástica, arreglada por un genio absoluto.

Cuando ya estamos casi sin aire llega “Going Home” (enlace), un buen rock a medio camino entre “The Beach Boys Love You” y el Brian sinfónico. La canción trata un tema clave en la vida de Wilson: su desmoronamiento mental tras el frustrado “SMiLE” en 1967 y su reclutamiento en “home” (casa)… “Cuando tenía 25, apagué la luz porque mis cansados ojos no podía soportar tanto brillo…”. La evocadora “Southern California” (enlace) pone fin a este fantástico y sorprendente trabajo. Parece que aún quedaba algo del genial Brian Wilson en esa mente destrozada que hoy por hoy está  atrapada en ese uraño señor de eterna mirada perdida y gestos erráticos que véis en los videos. Muy recomendable. El disco alcanzó un puesto 37 en Inglaterra y el 21 en Estados Unidos.

Antes de que acabe el año, Brian recibe un sentido homenaje del Kennedy Center (enlace). Tuvo que pasar casi un año para volver a tener noticias de los Beach Boys, y, de nuevo, fueron acerca de Brian. En octubre de 2009 Disney anuncia un contrato de dos álbumes. Ambos serán discos de versiones, uno de ellos de George Gershwin y otro de clásicos de películas Disney. El primero de la dupla se edita en agosto de 2010.

Brian Wilson reimagines Gershwin” es una pequeña maravilla. En lo esencial es un disco de versiones del genial compositor (fallecido en 1937), pero también incluye dos temas inéditos que la familia Gershwin aportó al proyecto para que Brian los concluyera… puesto que, ambas, eran canciones sin terminar.

El disco arranca con una breve y ultrawilsoniana versión de “Rhapsody in Blue” (enlace) una de las primeras canciones que Brian aprendió a tocar cuando era niño. El primero de los temas inacabados de Gershwin que Brian terminó es la colosal “The Like In I Love You” (enlace). Una canción absolutamente maravillosa.

Brian aporta su particular estilo a un buen puñado de canciones clásicas del genio americano: la intensa “Summertime” (enlace), la  melosa “I loves you Porgy” (enlace), la divertida “I got plenty o’nuttin’” (enlace), la brillante “It ain’t necessarily so” (enlace),  “S’Wonderful” (enlace)… Brian en ocasiones hace las canciones tan suyas que es capaz de dar una lectura casi-surf a un estándar como “They can’t take away  from me” (enlace). Seguimos con “Love is here to stay“, “I’ve got a crush on you” (enlace), “I got rhytm” (enlace) y “Someone to watch over me“, antes de llegar a la otra de las “nuevas canciones”, la notable “Nothing but love” (enlace), definitivamente Gershwin-Wilson hubiera sido un buen tándem de compositores.

Los arreglos de Wilson a los largo de todo el disco son absolutamente portentosos. Las voces y armonías son brutales. En cuanto a Brian, si exceptuamos “Orange Crate Art”, puede ser su mejor trabajo vocal en solitario…, al nivel de “Brian Wilson presents SMiLE”. Un gran disco y la culminación del renacer de Brian tras “Brian Wilson presents SMiLE” y “That Lucky Old Sun”. Tres discos para el recuerdo.

Brian Wilson reimagines Gershwin“. debuta en el #26, y alcanza el #1 en las listas de jazz.

…. Y entonces llegó la bomba, en agosto de 2011, Capitol anuncia la publicación de “The SMiLE sessions“. Las legendarias grabaciones se editarán en formato de 2CD y también como caja de lujo conteniendo 4CD/2LP/2singles/libro… Uno de los CD’s sería una reconstrucción de “SMiLE” (basada en la estructura de la versión de 2004 de Brian) usando las grabaciones originales de 1967… En resumen, lo más parecido que jamás podría escucharse a lo que debería haber sido “SMiLE” se editaría el 31 de octubre de 2011. Cuarenta y cuatro años después…

Antes de llegar a la ansiada fecha (31/10/2011), Brian edita, el día 25, el que sería su segundo trabajo para Disney. En esta ocasión se trata de versiones de temas clásicos de películas Disney que Wilson pasa por su conocido filtro de arreglos y armonías hasta hacerlas auténticamente suyas. “In the Key of Disney” tiene grandes momentos (“You’ve got a friend in me” (enlace)” de “Toy Story“, “Baby Mine” (enlace) de “Dumbo“, “Can’t you feel the love tonight” (enlace) y “I Just Can’t Wait to Be King” (enlace) de “El rey león“, “When you Wish upon a star” (enlace) de “Pinocho“),  otros buenos (“The Bare Necessities” (enlace) de “El libro de la Selva“, “Kiss the girl” (enlace) de “La Sirenita“, “Colors of The Wind” (enlace) de “Pocahontas“, “Stay awake” (enlace) de “Mary Poppins“) y algunos bastante olvidables (“Heigh-Ho / Whistle While You Work / Yo Ho (A Pirate’s Life for Me)” de “Blancanieves” y “Piratas del Caribe”)

En cualquier caso, Brian vuelve a mostrarse en gran forma. Los arreglos son maravillosos y consigue hacer suyas las canciones con una facilidad pasmosa. Un disco, si bien no imprescindible, sí muy recomendable, que alcanzó el puesto 83 en listas.

“In the Key of Disney” se editó el 26 de octubre de 2011… cuatro días antes de que “SMiLE” viera la luz tras cuarenta y cuatro años…

Texto: Guillermo Mittelbrunn, 21 de septiembre de 2012

THE BEACH BOYS. Capítulo 22 (1999-2004). Quien ríe el último… “BRIAN WILSON PRESENTS SMILE”

Tras abandonar las giras en 1965, y con las excepciones de los distintos  y siempre forzados “Brian Backs”, 1999 es la fecha en que Brian Wilson anuncia su primera gira en solitario. Para ello recuperara a un viejo colaborador de la banda, Jeff Foskett, y a una banda de culto angelina, los Wondermints.

La gira tuvo un éxito relativo y el comportamiento de Brian ante la masa fue errático en más de una ocasión. No obstante, sirvió para que recuperara cierta popularidad  que se vio aún más aumentada en 2000 con la inclusión de Brian en el Hall of Fame. Paul McCartney sería el encargado de presentar al homenajeado…, ese inglés que  le venció en los 60, ese inglés que consiguió llegar a esa meta cuyo rumbo él había perdido hace tiempo, ese inglés que le derrotó…ese inglés que amaba la música de Brian como un fan, ese ingles que dijo: “Particularmente en los sesenta, él escribió música que, sólo con oírla, me hace llorar… y no sé por qué. No sé si es la letra o la música… Hay algo más profundo. Hay que ser un genio para conseguir esto…Creo que Brian es uno de esos genios”.


Paul reconocería dos años después, en 2002, tras interpretar “God Only knows” en directo con Brian en un concierto benéfico, “durante el ensayo, me perdí varias veces… estaba histérico…, tuve que sentarme y pensar, ‘Dios, estoy cantando con Brian’…al final fue bien, pero acabé llorando de la emoción

2000 también fue el año en el que se estrenó ‘The Beach Boys – An American Family’ (enlace), una miniserie de dos episodios sobre la historia del grupo desde 1961 hasta mediados de los 70. La serie utiliza grabaciones originales y está fantásticamente ambientada, pero la versión de la historia es muy parcial y favorable a Mike Love que aparece como un experto surfista y como una gran fuerza creativa… La serie esta dirigida y producida por el actor y músico John Stamos, gran amigo de Mike. Con todo, la serie merece un visionado y es muy entretenida, el único problema es que, como dijo Brian, “simplemente , no ocurrió así”.

El repunte de popularidad se aumenta con la reedición por parte de Capitol de los álbumes de la banda en formato de dos en uno que faltaban. es decir, “Sunflower/Surf’s Up”, “Carl & The Passions/Holland”, “15 Big Ones/The Beach Boys Love You”, “M.I.U. Album/L.A. (Light Album)” y “Keepin’ The Summer Alive/The Beach Boys”; y se completa con la edición de “Brian Wilson Live At The Roxy Theatre” en Julio.

El disco tuvo varias reediciones (hasta tres) desde julio de 2000 hasta junio de 2001 y se trata de un más que correcto álbum en vivo que refleja el buen hacer de la banda de Brian en el escenario y la gran respuesta del público ante el renacer del desdichado genio (enlace).

Un disco muy recomendable en el que, como curiosidad, Brian interpreta una versión del tema “Brian Wilson” (enlace) de Barenaked Ladies (enlace)….

“Lying in bed, like Brian Wilson did…”

Poco a poco los homenajes a Brian se van sucediendo. El genio loco, tanto tiempo olvidado, empieza a recibir su reconocimiento. En marzo de 2001 se celebra n el Radio City Music Hall de Nueva York un concierto tributo con la participación de luminarias del negocio como Billy Joel, un brutal Paul Simon, Elton John, David Crosby, Joni Mitchell o Jimmy Webb.

Todo esto debió dar fuerza y confianza a Brian. Hasta tal punto que, en mayo de 2003, suelta la bomba: “he terminado SMiLE y voy a tocarlo en directo”. ¡¡¡¿¿QUÉ??!!, ¿el disco maldito?, ¿¡en directo!?, ¿se ha vuelto más loco aún? … El caso es que la gira  para Febrero/Marzo de 2004 y comenzará en el Reino Unido, ¿su nombre?, ‘Brian Wilson presenta Smile’

Aprovechando el tirón de la noticia, Capitol publica “Sounds Of Summer – The Very Best Of The Beach Boys”. un recopilatorio de 30 canciones que alcanza un puesto 16 en listas. El primer álbum en llegar al Top-20 desde “15 Big Ones”

Posiblemente sea la compilación más completa de la banda con treinta canciones que estuvieron en su momento en el Top-40. Con todo, sobran algunos temas como “Getcha Back”, “Rock and Roll Music” y se echan de menos temas de Dennis y Carl

Y pasaron los días, y los meses, y el año…y llegó el 20 de febrero de 2004. El Royal Festival Hall de Londres iba a estrenar EN DIRECTO el disco maldito, el álbum que terminó de desquiciar a una de las mentes más brillantes de la música moderna… Una mente que, aún convalenciente, volvía para enfrentarse a sus demonios 37 años después…”SMiLE”…

(enlace a concierto completo)

A-B-S-O-L-U-T-A-M-E-N-T-E  B-R-I-L-L-A-N-T-E

Las críticas son uniformemente sobresalientes. La música es maravillosa, la interpretación insuperable y la osadía de aquel hombrecillo medio loco de 62 años… enternecedora. Si véis el video que os he enlazado -algo obligatorio- veréis a  Brian sonreir más veces en 52 que en todo el material videográfico entre 1970 y 2003. Al parecer fue la esposa de Brian, Melinda, la que le animó a acabar su obra magna y encargó a Darian Sahanaja (teclista de los Wondermints) que le ayudara.

Así, Sahanaja, buceó en los archivos y llevó todos los fragmentos (feels) encontrados a casa de Brian para que procediera a ordenarlos… Tras varios años, desde la grabación de Orange Crate Art,  Brian llamó a su amigo y letrista Van Dyke Parks… había que acabar las letras…, Van Dyke acudió en 24 horas y pemaneció en casa de Brian cinco días hasta que terminó los textos. Previamente, Brian, Darian Sahanaja y el ingeniero Mark Linett, había pasado horas y horas movimendo fragmentos de las grabaciones 1966/67 con el Pro Tools de aquí para allá…, intentando recomponer el puzzle que una vez estuvo en la cabeza de Brian… “De repente a Brian se le iluminaban los ojos y decía, ¡¡eso es!!, y así fuimos trabajando… luego cada uno aprendía su parte” recuerda Sahanaja. Pero fue con la llegada de Parks cuando el proyecto comenzó a brillar. “Empezaron a terminar fragmentos inacabados de texto y a darle conexión a todo”.

smile 05 BW - DS - VDP.s

La revista “Q” consideró el concierto de estreno de SMiLE como “uno de los mejores cinco conciertos de la historia del rock. La segunda noche, el publico se mantuvo durante minutos en  pie durante una cerrada ovación… la más larga que se recuerda”.

Mientras los conciertos de ‘Brian Wilson presenta Smile’ se fueron sucediendo, Brian hacía esporádicas visitas al estudio para dar forma al que sería su próximo disco de nuevo material y que debería editarse en el verano de este 2004.

“GETTIN’ IN OVER MY HEAD”

Junio de 2004


“How Could We Still Be Dancin’?” (B.Wilson, J.Thomas), con Elton John
“Soul Searchin'” (B.Wilson, A.Paley) con Carl Wilson.
“You’ve Touched Me” (B.Wilson, S.Kalinich)
“Gettin’ in Over My Head” (B.Wilson, A.Paley)
“City Blues” (B.Wilson, S.Bennett) con Eric Clapton
“Desert Drive” (B.Wilson, A.Paley)
“A Friend Like You” (B.Wilson, S.Kalinich) con Paul McCartney
“Make a Wish” (B.Wilson)
“Rainbow Eyes” (B.Wilson)
“Saturday Morning In The City” (B.Wilson, A.Paley)
“Fairy Tale” (B.Wilson, D.Foster)
“Don’t Let Her Know She’s an Angel” (B.Wilson)
“The Waltz” (B.Wilson, V.D. Parks)

En realidad estamos ante una especie de recopilatorio de rarezas no editadas. De hecho de las 13 canciones del disco, cuatro (“Gettin’ in Over My Head”, “Make a Wish”, “Saturday Morning In The City” y “Don’t Let Her Know She’s an Angel”) son regrabaciones y reescrituras de temas que pertenecen al frustrado “Sweet Insanity” que la discográfica rechazó en 1991 por su baja calidad y las denunciables letras del Dr.Landy contra la familia Wilson. Otras dos (“Soul Searchin'” y “Desert Drive” ) pertenecen a las sesiones con Andy Paley de 1995/96… y hasta encontramos “The Waltz” , una antigua colaboración con el inefable Van Dyke Parks y “City Blues” que Brian compuso en los 70. A esto Brian añade seis nuevas canciones y la colaboración de estrellas amigas como Paul McCartney, Elton John o Eric Clapton.

El resultado es muy irregular, sonidos dispares, muchos de ellos muy fuera de onda y composiciones de desigual nivel. El caso es que empieza bien, con la vibrante “How Could We Still Be Dancin’?” (enlace) y Elton John realizando un gran trabajo vocal junto a Brian, y continua mejor con la excelsa “Soul Searchin’ ” con el añorado Carl a  la voz principal en un grabación de 1996. Con “You’ve touched me” (enlace) nos regala una de esas cancioncillas inofensivas irrepochables en lo melódico pero fácilmente olvidables.

Mucho mejor es la estupenda “Gettin’ over my head” (enlace), atmosférica canción de hipnótica melodía que me hubiera encantado oir grabada por los Beach Boys al completo…, y hasta aquí… “City Blues“, con Eric Clapton, naufraga y desmerece de las maquetas caseras de Brian (enlace), casí me quedo con la versión del tema que hizo el guitarrista de Bon Jovi, Richie Sambora. “Desert Drive” (enlace) parece una reescritura de “409” y resulta embarazosa para un señor de 62 años.

A friend like you” (enlace) supone un nuevo destello. Es una carta abierta de amor fraterno de Brian hacia su amigo Paul McCartney, quien interviene en la canción. No es ninguna maravilla en lo musical pero resulta muy tierna y tiene buenos momentos, sobre todo hacia el final. “Make a wish” es otra canción proveniente de “Sweet insanity” (enlace), como “Rainbow eyes“, y  mantienen el tipo aunque son olvidables. “Saturday Morning In The City” hubiera encajado en “SMiLE” como “feel” y con una duración de 20 segundo, pero como canción resulta ridícula. “Fairy Tale” (enlace) tampoco mejora mucho (algo sí) las cosas, algo parecido a lo que ocurre con “Don’t Let Her Know She’s an Angel“, otro de los temas provenientes de “Sweet Insanity”. El disco termina con la extraña y destacable “The Waltz” (enlace) co-escrita con Van Dyke Parks

Las críticas fueron bastante favorables pero el público le dio la espalda: alcanza el número 100 en Norteamérica y el 53 en el Reino Unido. Desaparace de ambas listas después de una semana. En esta ocasión estoy más con el público que con la crítica. Olvidable.

…y mientras la gira de “SMiLE” sigue su curso…Pero “SMiLE” no podía haberse quedado solo para unos pocos, no otra vez, no podía quedarse para aquellos que lo pudieron disfrutar en directo. Sería una injusticia imperdonable… En septiembre de 2004, Brian y sus Wondermints editan el descomunal disco: “BRIAN WILSON PRESENTS SMILE”.

“BRIAN WILSON PRESENTS SMILE”

Editado el 28 de septiembre de 2004

“Our Prayer” (B.Wilson) / “Gee” (W.Davis, M.Levy)
“Heroes and Villains” (B.Wilson-V.D. Parks)
“Roll Plymouth Rock” (B.Wilson-V.D. Parks)
“Barnyard” (B.Wilson-V.D. Parks)
“Old Master Painter” (H.Gillespie ) / “You Are My Sunshine” (B.Smith, J.Davis)
“Cabin Essence” (B.Wilson-V.D. Parks)
“Wonderful” (B.Wilson-V.D. Parks)
“Song for Children” (B.Wilson-V.D. Parks)
“Child Is Father of the Man” (B.Wilson-V.D. Parks)
“Surf’s Up” (B.Wilson-V.D. Parks)
“I’m in Great Shape” (B.Wilson-V.D. Parks) / “I Wanna Be Around” (J. Mercer, S.Vimmerstedt ) / Workshop (B.Wilson)
“Vega-Tables” (B.Wilson-V.D. Parks)
“On a Holiday” (B.Wilson-V.D. Parks)
“Wind Chimes” (B.Wilson)
“Mrs. O’Leary’s Cow” (B.Wilson)
“In Blue Hawaii” (B.Wilson-V.D. Parks)
“Good Vibrations” (B.Wilson-T.Asher-M.Love)

El disco comenzó a grabarse en Junio de 2004 en los Studios Sunset Sound de Los Ángeles. Se utilizaron las antiguas consolas de grabación y los equipos originales de válvulas de la época para regrabar todas las pistas del 67. “Se grabó con todos los músicos tocando…, como antes”, recuerda el ingemiero Mark Linett.

El disco, como era su planteamiento original, está dividido en tres grandes movimientos.

PRIMER MOVIMIENTO

El disco y el primero de los citados movimientos se abre con “Our prayer” (enlace), cuya versión original ya fue recuperada por los Beach Boys en “20/20“. La versión de Brian y los Wondermints es prácticamente igual a la original. Maravillosa obertura coral…, maravillosa de verdad. La preciosa canción de apenas un minuto y 20 segundos se torna en la animada “Gee” (enlace), versión de un clásico americano, antes de llegar al tema principal de este primer movimiento: la descomunal “Heroes and Villains” (enlace) con sus indios, sus cowboys, sus cantinas y esa música extraordinaria elevada por armonías propias de extraterrestres… Sube, baja, las melodías se repiten con variaciones… Una joya… Cinco minutos de arte

Llegamos a “Roll Plymouth Rock” (enlace)  que en las ediciones piratas y en los trabajos de los historiadores de la banda siempre se había titulado “Do You Like Worms?“. El motivo principal de Heroes and Villains se entremezcla con su pausada y perezosa melodía antes de dar paso a “Banyard” (enlace) quizás el tema menos afortunado del álbum a pesar de su sentido del humor y sus brillantes armonías… Tras un hermoso interludio de chelo, Brian ataca brevemente otros dos clásicos americanos con Old Master Painter” y “You Are My Sunshine” (enlace), antes de llegar al tema final del primer movimento: la brillante “Cabin Essence” (enlace). Ya la conocíamos en versión Beach Boy puesto que fue rapiñada para “20/20“, pero cómo no disfrutar con esta maravilla.

SEGUNDO MOVIMIENTO

El segundo movimiento, para mí el más brillante, arranca con la espectacular “Wonderful” (enlace), mucho más luminosa que la utilizada por los Beach Boys en “Smiley smile“. Bellísima canción arreglada con un gusto al alcance de privilegiados. “Song for Children” (enlace) es una maravilla… No puedo esucharla sin que se me ponga la carne de gallina… Inocente y compleja a la vez, transmite más en poco más de dos minutos que muchos artistas en toda su carrera. Una de mis preferidas. “Child is the father of the man” (enlace), mantiene el motivo principal de la canción que la precede. Ya habíamos podido escuchar algo de este tema en la parte final de “Surf’s Up!” de 1971. La coda instrumental final es alucinante.

Y en estas, llegamos a “Surf’s Up” (enlace), una canción de otro mundo que da fin al segundo movimiento. No hay palabras para describir tanta belleza. Simplemente hay que disfrutarla y permitir que la música te rodee. Brian tuvo que ser ayudado en las notas más altas por Jeff Foskett, poseedor de un maravillso falsetto.

TERCER MOVIMIENTO

El comnocido como movimiento de los elementos arranca con  “I‘m In Great Shape” / “I Wanna Be Around” / “Workshop” (enlace). La primera parte de este trío de canciones es una brillante, brevísima y bizarra composición de Brian que da paso a otro clásico americano engrandecido por la preciosa voz de Taylor Mills en los coros y acaba con la ambiental “Workshop”. La cómica “Vega-tables” (enlace) brilla con sus hermosas armonías y su compleja rítmica aunque varía poco respecto a la versión editada en “Smiley Smile”. “On a holiday” (enlace) arranca juguetona y mezcla fragmentos de “Song for Children”, “Roll Plymouth Rock” con otros nuevos… La parte final puede hacerte levitar y sirve de preludio a la inconmensurable “Wind Chimes” (enlace) que conocíamos en versión beach boy aunque con un registro muy diferente. Esta versión es delicada y potente por momentos. Otra joya para el saco.

“Mrs. O’Leary’s Cow” (enlace), también conocida como “Fire” es aquella canción que, en 1967, provocó a Brian un ataque de pánico tras conocer que varios incendios tuvieron lugar en la ciudad de Los Ángeles la noche posterior a que estuviera trabajando sobre esta canción… Brian estaba convencido de que habían sido provocados por su música. Parte de esta canción fue utilizada en “Fall Breaks and Back to Winter” de “Smiley Smile”. Aquí luce a gran nivel y, de hecho, recibió un Grammy a la mejor interpretación instrumental. “In Blue Hawaii” (enlace) parte de la base de “Cool cool water” que fue editada en “Sunflower”, pero va mucho más allá antes de llegar al gran final: “Good Vibrations” (enlace). Brian recupera la letra de Tony Asher y la parte final de las primeras versiones, aunque mantiene el “I’m picking up good vibrations” de Mike que apareció en la version final de la canción.

Y así concluye el disco inédito más famoso de todos los tiempos, o mejor dicho, la versión del que fue su creador… y es muy bueno. ¿Mejor que “Sgt. Pepper”?. ¿hubieran vencido los Beach Boys a los Beatles?, la respuesta a ambas preguntas en no… Pero eso no significa que no sea un disco maravilloso y que, probablemente, hubiera conmocionado la industria de haberse editado en su momento. Posiblemente la historia del grupo hubiera sido distinta y la historia les hubiera juzgado de forma muy distinta… En fin, todo son hipótesis y sólo hay una realidad, “Brian Wilson presents SMiLE” es un disco maravilloso.

La crítica se deshizo en elogios y el disco recibió cinco estrellas en la mayoría de reviews. Fue nombrado disco del año y recibió varias nominaciones a los Grammy.

Brian había vencido a sus demonios, pero entonces llegó Mike y, en noviembre de 2005, demandó a Brian, acusándolo de promocionar el álbum “apropiándose indebidamente, y de forma descarada, de sus canciones, la imagen, y la marca comercial de The Beach Boys, así como del propio álbum SMiLE” y solicitaba “millones de dólares por los beneficios ilícitos obtenidos”. El juicio duró dos años y, en 2007, la demanda fue desestimada obligando a Mike a pagar las costas del proceso. Al fin, Brian gana la partida

TEXTO: Guillermo Mittelbrunn. 17 de septiembre de 2012

THE BEACH BOYS. Capítulo 16 (1972-1973). Carl toma el poder. “Carl & The Passions: So tought” y “Holland”

Con Nick Grillo sustituido y con Jack Rieley como manager personal y “casi” miembro del grupo, los Beach Boys contratan a Stephen Love (hermano de Mike) como representante. La labor de Steve no era sencilla: Brian (o lo que quedaba de él) estaba prácticamente fuera de combate y Bruce se había ido… los escarceos de Dennis con todo tipo de sustancias y su alborotadísima vida sentimental tampoco ayudaban a fomentar la estabilidad que todo representante desearía. Quedaba el núcleo duro, o lo que es lo mismo, Carl, Mike y Alan. Este núcleo duro, junto a los nuevos miembros (Rickie y Blondie ) y Steve Love tienen la titánica tarea de hacer resurgir al grupo de sus cenizas e intentar mantener la recuperación comercial que había supuesto “Surf’s Up” de cara a su compañía de discos.

Brian, ajeno a todo esto, centró su interés musical en producir un disco para Spring, el grupo de Marilyn -su mujer- y Diane, hermana de ésta y… amante de Brian… Marilyn lo sabía y soportó la situación, ”prefería que estuviera con mi hermana que con otra…, ella no me iba a robar a mi marido”. En lo musical, el disco de Spring es una maravilla. Sin duda, la última gran labor como productor de Brian Wilson. Integrado por versiones, destacan los arreglos del ”Superstar” de Leon Russell o las delicadas versiones de los propios Beach Boys como ”Forever” o la esencial ”This whole world”. Un paréntesis para el arte entre hamburguesas, heroína, alcohol, cocaína y una veintena de cajetillas de tabaco diaria… Pero nada, ni la música, podía parar esas malditas voces: ”Vas a morir pronto…, y sufrirás Brian, será una muerte horrible”.

Marilyn, que hasta ahora había interpretado las excentricidades de su marido como “rarezas de genio”, empezaba a estar preocupada por los cada vez más frecuentes episodios de abierta locura de Brian. Fue por esta época cuando ella se comenzó a plantear seriamente solicitar ayuda psiquiátrica para su marido, pero el grupo –aparentemente convencido de que no eran más que las citadas “rarezas de genio”– se negó en redondo por la mala publicidad que supondría para la banda. Poco, o nada, quedaba ya del genio, del muchacho brillante, físicamente desmejorado y mentalmente destrozado…

ImagenBrian en 1972
     1962                                                                                                                                           1972

Pero, como diría aquel, “el show debía continuar” y, siguiendo con frases hechas, “a rey muerto, rey puesto”. Para enfado de Mike, que se había erigido en líder del grupo en las actuaciones en directo tras el retiro de Brian, Carl asume la batuta del grupo con mano férrea.

En un hábil movimiento para mantener el interés del público sobre el grupo, Carl sorprende al mundo anunciando en marzo de este 1972 que las cintas de “SMiLE” estás siendo revisadas para, tras retocar algunas partes, ser editadas a finales del otoño de ese mismo año. Por desgracia, eso nunca ocurrió y destinaron sus esfuerzos a un nuevo trabajo. Apasionado por el soul, y empujado por el nuevo empaque que la recién incorporada base rítmica había dado al grupo, el benjamín de los Wilson lidera un nuevo giro de tuerca de la banda.

”CARL AND THE PASSIONS: SO TOUGHT”
Editado en USA en mayo de 1972

Imagen

CARA A
1. You Need a Mess of Help to Stand Alone (B.Wilson-J.Rieley)
2. Here She Comes (R.Fataar-B.Chaplin)
3. He Come Down (A.Jardine-C.Wilson-M.Love)
4. Marcella (B.Wilson-T.Almer-J.Rieley)

CARA B
5. Hold On Dear Brother (R.Fataar-B.Chaplin)
6. Make It Good (D.Wilson-D.Dragon)
7. All This Is That (A.Jardine-C.Wilson-M.Love)
8. Cuddle Up (D.Wilson-D.Dragon)

El 72 fue un buen año. Los Stones sacaron uno de sus mejores discos, si no el mejor, de su carrera: el fabuloso “Exile on Main St”, Bowie se saca de la manga el inconmensurable “Ziggy Stardust“, Deep Purple incendian los escenarios desde su “Made in Japan”, Lou Reed se reinventa con “Transformer”, los Big Star se presentan al mundo… Y, ¿qué hacen unos Beach Boys que han recuperado parte del crédito perdido, pero que ya no tienen entre sus filas a su miembro principal?

En un simbólico giro la banda recupera, aunque sólo sea en el título, uno de los nombre que barajaron cuando formaron el grupo a principios de los años sesenta: Carl & The Passions. Bajo sus nuevos “alter ego” el grupo suena completamente distinto. Los Beach Boys apenas son reconocibles. Mucho más sólidos en lo rítmico (contribución de los nuevos fichajes), mas viscerales…, pero menos inspirados.

Los nuevos Beach Boys. Carl, Al, Ricky, Dennis, Blondie y Mike
Los nuevos Beach Boys. Carl, Al, Ricky, Dennis, Blondie y Mike

La discográfica, que rechazó el disco en primera instancia por su mediocridad, tomó la desgraciada decisión de editarlo en un disco doble junto a una reedición de “Pet Sounds” (de cuya adquisición de derechos querían sacar réditos). Obviamente, este “So tought” no soportaba la comparación. Casi ningún disco lo haría, estamos hablando de aguantar el envite de uno de los mejores LP’s de todos los tiempos. Sólo sirvió para que el público echara de menos a los viejos Beach Boys y, sobre todo, a Brian.

El LP no es, ni de lejos, una obra maestra, pero tampoco es tan malo como la historiografía del grupo se ha empeñado en destacar. Nunca he entendido cómo “Holland” (el disco que sigue a este “So Tought”) es tan elogiado y el que nos ocupa tan denostado. En mi opinión es un disco notable que adolece de singles y que sufre de la falta de cohesión del grupo. En la edad dorada del disco conceptual, el grupo se presenta dividido en cuatro grupúsculos: Brian por un lado, Dennis por otro, Carl, Al y Mike en el tercero, y Ricky y Blondie en el cuarto.

El disco se abre con la marchosa “You need a mess of help to stand alone” (enlace), una de las dos composiciones de Brian para el LP. En esta ocasión les dio la música y poco más ya que ni escribió un verso de la letra (a cargo del manager Jack Rieley). Carl y Brian produjeron juntos este tema que acabó siendo editado como single sin ninguna repercusión. La voz de Carl, como siempre, sobresaliente.

La pareja de nuevos miembros debutan con una composición propia, la fabulosa “Here she comes” (enlace), digna del mejor McCartney de los 70. Muy alejada del estilo clásico de los Beach Boys, demuestra que Ricky y Blondie eran mucho más que comparsas. De hecho, demuestran bastante más talento del que se destila de la composición del “nucleo duro” (Mike, Al y Carl) en la vulgar “He come down” (enlace). Otra canción dedicada al Maharishi, esta vez en tono pseudo-gospel… Muy floja.

La cara A de este breve LP (sólo 8 canciones) concluye con el que es el tema más comercial del disco y la segunda y última aportación de Brian: “Marcella” (enlace), la canción más recordada de este disco. Brian la compuso con su amigo Tandy Almer intentando imitar el estilo de los Rolling Stones (en la parte de las estrofas). Posteriormente, Jack Rieley le añadió una atrevida letra sobre una prostituta en un intento de alejar al grupo se su imagen mojigata. Queda lejos de las mejores obras de Brian, pero es infecciosamente pegadiza y es, técnicamente, perfecta. Mención especial merecen las guitarras en este otro fallido single del grupo.

Imagen

La cara B es inaugurada por el dúo Fataar-Chaplin con otra más que notable composición, la balada “Hold on dear brother” (enlace). Con un aire soul y de marcados arreglos country, vuelve a no tener nada que ver con el estilo beach boy y vuelve a ser una enorme canción. Ricky y Blondie componen bien, tocan fantásicamente y la voz del último es una joya.

Pero a pesar del buen hacer de los nuevos, y aún con los buenos temas de lo que queda del genio Brian Wilson, el beach boy más en forma en términos de creatividad en estos primeros setenta era el díscolo Dennis. Y desde luego que lo demuestra con la simpar “Make it good” (enlace). Orquestada por Daryl Dragon es un homenaje a la sensibilidad. Una barbaridad. La mejor canción del disco con sus apenas dos minutos de duración. Si aguantas sin emocionarte, no eres de los míos. Dennis Wilson era un genio, no se hable más.

Medio atontados por el golpeo emocional que supone el temazo de Dennis, asistimos a una nueva creación del trío Al, Mike y Carl, y una nueva canción dedicada a la meditación… ¿nos echamos a temblar?, pues, a pesar de los precedentes, no. “All this is that” (enlace) es un pedazo de canción, con maravillosos juegos vocales y una melodía muy inspirada. Fantástica canción en definitiva que da paso de nuevo a Dennis quien vuelve con otra buena canción, “Cuddle Up” (enlace), de preciosas estrofas (también muy mccartianas) e intrigante estribillo para poner fin al disco.

“Carl & The Passions: So tought” alcanzó un número 50 en listas y fue recibido de forma tibia por la crítica. Rolling Stone fue clara ”al menos han sido honestos al llamarse Carl & The Passions en lugar de Beach Boys, porque la diferencia es importante, se llama Brian Wilson”.

Mientras, en su lujosa casa californiana, Brian, por primera vez desde que tenía uso de razón, había dejado de escuchar música en su cabeza…, ni una nota, sólo esas voces. Era un hecho, estaba loco…

Jack Rieley, líder comercial de la banda en aquel 1972, tenía una idea: ”¡¡Vamos a Holanda a grabar una obra maestra!!”. Su ocurrencia consistía en intentar recuperar a Brian sacándolo de la enfermiza cueva en la que se había convertido su mansión californiana. Además, si el destino era un lugar tan favorable a la banda como Holanda, mejor que mejor. Desde “Pet Sounds”, los Beach Boys fueron mucho mejor recibidos en Europa que en su país natal.

Salir de su entorno habitual podría ser, en la estrategia trazada por Rieley, una especie de terapia de grupo. La banda está disgregada en cuatro partes (Brian por un lado, Dennis por otro, los surafricanos en un tercero y el núcleo duro en el último) y “llevarlos de excursión” podía servir para estrechar viejos lazos. El grupo recibió bien la idea. Conocían el destino, les gustaba, y veían con buenos ojos la idea de cambiar de aires durante un tiempo…, todos, menos Brian. El mayor de los Wilson se negó en redondo y el resto tuvo que utilizar todas sus capacidades de persuasión para convencerlo.

Brian seguía cayendo y, además, era consciente de ello. Su consumo de drogas obsesivo y la continua presencia de aquellas amenazadoras voces lo tenían al borde del precipicio. Con la banda preocupada esencialmente por su carrera musical y Marilyn ocupándose de las hijas del matrimonio, apenas unos pocos amigos se ocupaban de Brian. Uno de ellos era Van Dyke Parks, sí, el letrista del frustrado “SMiLE”. Parks amaba la música de Wilson y no perdía oportunidad de intentar sentar a su amigo al piano convencido de que, la música, era la única medicina que podía salvarlo. Así que cuando un día Brian, sabedor de que Parks practicaba sesiones de hipnosis, le pidió desesperadamente que lo hipnotizase para convencerlo de que no estaba loco, lo tuvo claro: ”Vale Brian, lo haré, pero quiero que compongas una buena canción para mí…, una buena”…

Entre tanto, el resto seguía preparando el desembarco holandés. En la primavera de 1972, los siete Beach Boys , otras treinta personas (equipo técnico y mujeres, novias e hijos de los miembros del grupo) y dos perros estaban citados en el aeropuerto de Los Ángeles para partir rumbo a Amsterdam. Trasladar a Brian no fue fácil, desapareció del aeropuerto un par de veces alegando que ”había olvidado cosas muy importantes”. Al final lograron subirlo en el avión a la fuerza, pero, en algún momento consiguió bajarse sin ser visto. Cuando llegaron a Amsterdam y no encontraron a Brian por ningún sitio, Marilyn llamó alarmada al aeropuerto de Los Ángeles… ”tranquila señora…, su marido está bien…, lo encontramos dormido en la sala de equipajes…” Finalmente Brian fue, otra vez a la fuerza.

El grupo no reparó en gastos, hasta 500.000 dólares en ocho meses de estancia. Alquilaron once casas y diez coches de lujo y además compraron una furgoneta y tres utilitarios. Lo pasaron bien pero llegado el momento de trabajar se encontraron con un problema: los estudios locales no eran lo que técnicamente necesitaba la banda. Nadie escuchó la sensata sugerencia de Brian de grabar en los estudios de los Beatles en la cercana Londres, y decidieron trasladar, pieza a pieza, el estudio de Brian hasta Amsterdam .

Mientras, el grupo se había dedicado a sus juergas…, y a componer. Lo hicieron por separado: Al y Mike por un lado, Ricky y Blondie por otro, Dennis y Carl cada uno por su cuenta… ¿y Brian? Quería hacer una obra maestra. Rememorando su época de “SMiLE” comenzó a esbozar fragmentos sueltos –sus famosos feels-, apenas pequeños esbozos sobre los que quería narrar (no cantar) un cuento infantil sobre un transistor mágico…”Yo creía haber compuesto una obra maestra”, recuerda Brian, ”pero cuando se la toque a los chicos…, recuerdo la cara de Carl, parecía decir “¿qué mierda es ésta?”… yo quería que estuviera en el disco”. Por primera vez, en diez años, el grupo rechazaba una composición de Brian, la única que creó para este disco, “Mount Vernon and Fairway

Finalmente el grupo no grabó demasiado material en Holanda. Grabaron el cuerpo del disco pero coincidieron en que lo mejor sería terminarlo en casa. Y así lo hicieron. Pero no todos volvieron de Holanda, Rieley se quedó. La banda lo despidió oficialmente por no fomentar la unidad del grupo desde la distancia, la razón real en que Mike y Al no iban a admitir lo que habían descubierto de su otrora adorado y –como ellos- ultraconservador manager: era homosexual y se había instalado con su novio en una casa en Amsterdam.

Terminado el disco en California, estaban convencidos de que el LP era una joya, lo mejor que habían hecho… Lástima que los directivos de Warner no pensaran lo mismo y lo tacharan de ”blando, pretencioso y carente de singles”. El descontento de los ejecutivos llegó a tal grado (no olvidemos el pastizal que la discográfica había tenido que desembolsar por el capricho de la banda de grabar en Holanda) que se plantearon despedir al grupo. Conocedor de esto, Van Dyke Parks acudió al rescate y se reunió con Mo Ostin, el presidente de la compañía… ”Brian aún es capaz de componer cosas fantásticas…, escucha esto”. Ostin quedó impresionado al escuchar aquella canción que Brian había regalado a Parks a cambio de una sesión de hipnosis, la enorme ”Sail on sailor” (enlace). Tenemos single, tenemos disco. “Sail On Sailor“, sustituyó en el tracklist al “We got love” (enlace) de Blondie Chaplin, para enfado de éste.

”HOLLAND”
Editado en USA en enero de 1973

Imagen

CARA A
1. Sail on Sailor (B.Wilson-T.Almer-J.Rieley-V.D.Parks)
2. Steamboat (D.Wilson-J.Rieley)
3. California Saga: Big Sir (M.Love)
4. California Saga: The Beaks of Eagles (R.Jeffers-A.Jardine-L.Jardine)
5. California Saga: California (A.Jardine)

CARA B
6. The Trader (C.Wilson-J.Rieley)
7. Leaving This Town (R.Fataar-B.Chaplin-C.Wilson-M.Love)
8. Only with you (D.Wilson-M.Love)
9. Funky Pretty (B.Wilson-M.Love-J.Rieley)

El disco arranca con la poderosa ”Sail on sailor” (enlace), fabulosamante cantada por Blondie Chaplin. Para muchos es la última gran canción que Brian Wilson compuso para los Beach Boys. Sin embargo, ya ni siquiera participaba en las grabaciones: llamó a Blondie por teléfono para decirle cómo quería que cantara la canción y al resto para explicarles las armonías. Tampoco quiso participar en la producción y finalmente Carl fue quien tuvo que encargarse. En cualquier caso el resultado es excelente. Fuerte, potente y pegadiza, todo un single que se tuvo que conformar con un mísero nº49. La cosa pinta bien.

Steamboat” (enlace), es la primera aportación al disco de Dennis como compositor. Una joyita producida por Dennis y Carl. Dennis deja a su hermano menor cantar esta fenomenal melodía sobre un manto tejido con sonidos y texturas industriales. Como en Sail On Sailor, Rieley se ocupó de la letra. Otra muy buena canción.

Hasta ahora el disco mantiene un buen nivel. Con “California Saga” (enlace) llega la polémica. La idea era componerImagen una ambiciosa suite de tres movimientos que recorriera la geografía norteamericana. No tiene mala pinta, el problema es que los creadores son Al y Mike…¿nos echamos a temblar?, pues sí y no. Esta “California Saga” fue una de las principales razones por las que la dirección ejecutiva de Warner rechazó en primera instancia el disco, les pareció pretenciosa en lo lírico y mala en lo musical. Sin embargo, si bien es cierto que las partes de Al son bastante malas, Mike compone la mejor canción que ha escrito en su vida. “Big Sur” (enlace) es la excelente aportación de Mike a esta suite. De sosegado aire country rock y alejado de sus habituales histrionismos vocales, Love compone una fantástica canción que ridiculiza la pretenciosa “The Beak of Eagles” y la patética “California” (enlace).

La cara B se abre con la maravillosa “The Trader” (enlace), la mejor canción que Carl Wilson compuso en su vida. Una fantástica canción dividida en dos partes, a cual mejor. La primera de aires soul y la segunda, más melódica, de una belleza arrebatadora. Cantada de forma sublime y producida con una clase al alcance de muy pocos, estamos ante uno de los puntos álgidos de la música de los 70. Imprescindible.

Imagen

El dúo surafricano formado por Rocky y Blondie, toman el relevo con una efectiva balada “Leaving this town” (enlace) que, aunque es una muy buena canción, vuelve a estar (demasiado) alejada del estilo del grupo y más cercana a los sonidos imperantes en el momento. Sería la última canción de la talentosa pareja para los chicos de la playa.Imagen

Dennis vuelve con su segunda y brillante composición “Only with you” (enlace). Lo sorprendente es que lo hace con Mike como letrista, con quien nunca se llevó bien y con quien, por aquel entonces, apenas se hablaba. Mike fue el principal impedimento para que Dennis introdujera más canciones en los discos de la banda, le parecían muy rockeras unas veces, muy tristes otras… Además Love jamás aprobó el alocado estilo de vida de Dennis quien, sabedor de esto, hacía las locuras más inverosímiles en presencia de su primo en un infantil intento de provocar su ira. Sea como fuere, es una canción enorme que pretende beber del mismo sentimiento romántico que “Forever” y, aunque no llega a su nivel, lo hace con excelente resultado. Baladón cantado una vez más de forma sublime por Carl Wilson, que da paso a la la irregular “Funky Pretty” (enlace) de Brian en la que lo que más destaca es el avanzado uso de los sintetizadores. No es una mala canción ni mucho menos pero tampoco es nada destacable.

Carl al final cedió a los deseos de su hermano mayor y permitió que Brian editara su bizarro cuento “Mount Vernon and Fairway”, eso sí fuera del disco, se regalaría junto al LP en un EP de 7”. Carl ayudó a su hermano con la producción y Jack Rieley hace de narrador en esta sorprendente historia que, aún con todo, tiene pasajes musicales realmente brillantes.

El LP no tuvo demasiado éxito (nº 37), pero fue recibido con alborozo por la crítica. Rollingstone, que fue siempre tan dura con el grupo, lo eleva al disco del año en 1973. “Holland” es un buen disco pero elevarlo a esa categoría en un año que se editaron por ejemplo “The Dark side of the Moon” (Pink Floyd), “Berlin” (Lou Reed), “Quadrophenia” (The Who), “Band on the run” (Paul McCartney & Wings), es poco menos que una majadería. Ni tanto ni tan calvo.

Buen disco y con apenas ayuda de Brian quien, definitivamente, estaba fuera de órbita, y aún tendría que recibir otro golpe: el 4 de junio de 1973, Marilyn recibió una llamada de teléfono, era Audree Wilson… “Brian, era tu madre…, es, por tu padre…, Murry ha muerto”. Wilson quedó paralizado e inmediatamente rompió a llorar gritando a garganta viva “¡Papá!”. Ni Dennis, ni Brian acudieron al funeral de Murry Wilson, fallecido por infarto de miocardio. Brian volvió a casa, no saldría de ella en los próximos tres años en los que apenas pasó por la ducha por un patológico miedo a que no saliera agua, ”¿te imaginas que abro el grifo y no sale agua?, ¡sería terrible!, ¡no podría soportarlo!”. Marilyn volvió a insistir en la necesidad de recurrir a ayuda psiquiátrica, pero se encontró con la negativa del grupo que no quería arriesgar su recién recuperada reputación.

TEXTO: Guillermo Mittelbrunn. 11 de septiembre de 2012

THE BEACH BOYS. Capítulo 9 (1966-1967). Vibraciones y Sonrisas. De “Good Vibrations” a “SMiLE”

Los Beatles, en lo que a lo musical se refieres, nunca sintieron a los Rolling Stones como enemigos; se sabían superiores en todos los aspectos. Al fin y al cabo, los chicos de Jagger y Richards no crecieron artísticamente hasta que se apartaron del rebufo de los de Liverpool a finales de los 60. Sólo hubo un grupo que hizo que los Beatles pasaran al ataque: The Beach Boys.

Las sesiones para “Revolver” –el disco británico de 1966- ya habían comenzado cuando Pet Sounds se editó. No obstante, el propio McCartney reconoce que, el disco de los americanos, influyó en las últimas sesiones de Revolver, ”en Here, there and everywhere quería sonar como los Beach Boys…, ya sabes, muy limpio y con esos oooo, oooo en los coros…”. La banda inglesa ya había iniciado aquí su camino de experimentación e, independientemente de la influencia de los de Wilson, no iban a abandonar el camino. Además, a diferencia de lo que le ocurría a Brian, sus avances eran reconocidos por público y crítica.

Pero, con todo, ”Pet sounds”, les hizo pensar. ”¡Qué disco!”. Estaban hartos de las carnicerías que Capitol hacía con sus discos en Estados Unidos, cogían canciones de años distintos, discos distintos… Al principio, no era un problema, pero , a partir de Rubber Soul sí lo fue. Intentaban hacer obras coherentes y los cambios que realizaban los ejecutivos amaericanos no la favorecían…, ¿o no es un crimen eliminar de Rubber Soul “Drive my car” y “Nowhere man”? Estaban hartos, de ahí que cuando Capitol les pidió una foto para un nuevo álbum en 1966, enviaran esto:

Imagen

Obviamente, Capitol, rechazó la portada que, de forma poco sutil, hacía alusión a las carnicerías artísticas que la banda consideraba que estaban haciendo con su trabajo. “Revolver” fue el último disco cuya versión americana fue distinta. Tenían que responder a ese americano insolente…, liberados de las giras, se pondrían a trabajar en el disco definitivo y tomarían el control de su obra. Lo mismo que Brian había hecho el año anterior.

La resaca de “Pet Sounds”

Brian se había tomado el fracaso de “Pet Sounds” como algo personal. Según Marilyn, su esposa, ”estaba fatal…, no lo entendía…, de alguna forma perdió su confianza en el público”. Sabía que el disco era bueno y no entendía porqué la gente no lo había acogido bien, ni comprendía como la compañía no había respaldado su cambio…, y más viendo cómo sí lo hacían con los Beatles… ¡Qué bueno era ese “Revolver!

Para más “inri”, Capitol llamaba a la puerta. Tras el fiasco de “Pet Sounds” querían un hit y ya. Brian tenía algo entre manos, no había dicho su última palabra y aún tenía una bala en la recámara. Llevaba trabajando, a ratos, en una canción desde febrero de 1966. Good Vibrations.

Brian compuso “Good Vibrations” bajo la influencia del LSD. Quería hacer lo que el llamaba ”una sinfonía de bolsillo”. La canción es, de alguna forma, parte del espíritu de Pet Sounds. Se fue grabando a la vez que el LP y, de hecho, el grupo creía que iba a ser incluida en el álbum, ” …todos habíamos asumido que «Good Vibrations» iba a formar parte de Pet Sounds, pero Brian decidió no incluirlo. Nosotros nos sentíamos mal y a la vez impotentes, pero la decisión final dependía de él”

La canción iba a ser un “collage de feels”, una suma de fragmentos independientes, de movimientos, al modo de las sinfonías. Para ello, Brian, reservó diecisiete sesiones en cinco estudios de Los Ángeles (quería “extraer” el sonido distinto de cada estudio) en las que grabó hasta noventa horas de música… Capitol tuvo que desembolsar 60.000 dólares en la grabación de la canción, prácticamente lo mismo que invirtieron en todo el “Pet Sounds”, aún hoy en día es la grabación más cara de la historia. Era un reto enorme, estudios distintos, fragmentos dispares… ¿qué estaba haciendo Brian? El resto del grupo, a excepción de Dennis que estaba rendido a la genialidad de su hermano mayor, expresaba sus reservas, ”Brian, llevamos meses trabajando en esto y…, bueno…, no suena, ya sabes, a música…”

La grabación comenzó a mediados de febrero y la mezcla final de Brian se lleva a cabo el 1 de septiembre. Es cierto que, en medio, grabó Pet Sounds pero, aún con eso, es un plazo larguísimo para la grabación de un single en 1966. Cuando Brian terminó la mezcla, se tumbó en el estudio, cerró los ojos, pidió que pusieran la canción y sin abrir los ojos dijo: ”Dios, ¿estás ahí?, ¡escucha esto!”

“Good Vibrations” (enlace)

  • Músicos: Hal Blaine, Jim Gordon – Batería, percusión; Carol Kaye, Ray Pohlman, Carl Wilson – bajo eléctrico; Jimmy Bond, Lyle Ritz – contrabajo;Glen Campbell – guitarra; Al de Lory – piano; Larry Knechtel, Dennis Wilson – Órgano Hammond; Jesse Ehrlich – violonchelo; Tommy Morgan – armónica; Don Randi – Clavecín; Paul Tanner – Electroteremín.

215 segundos de perfección …Brian lo consiguió, una sinfonía de tres minutos y medio.

El primer movimiento: un hammond staccato, una inolvidable línea de bajo (que volvió loco a McCartney), y la prodigiosa voz de Carl; tras los dos primeros versos aparecen la pandereta y unos redobles de batería a contratiempo.

El segundo movimiento: todo cambia, todo empieza a pesar, un fantasmal theremin, la firme batería, el rítmico chelo mezclado con el bordón de la guitarra…, entonces entra Mike ”I’m pickin’ up good vibrations, she’s givin’ me the excitations”, luego Dennis y Al “hmmm pa pa good vibrations pa pa excitations pa pa”… Carl y Bruce ”Good, good, good vibrations” en fantástica armonía hacen el coro, para que Brian lo remate con su inefable falsetto.

De nuevo el primer movimiento, luego el segundo y el estribillo, otra vez el primero y, de nuevo el estribillo, pero con un final distinto engrandecido por el fantástico clavecín de Don Randi, dando paso al tercer movimiento. De nuevo el theremin, ahora en notas bajas, la pandereta, el clavecín, el piano y un rítmico y básico bajo mezclado con la armónica , en un pasaje absolutamente hipnótico (” I don’t know where but she sends me there”)

El cuarto, catártico, sólo con el Hammond, maracas y Mike (“ Gotta keep those lovin’ good vibrations , A happenin’ with her”), luego el bajo y esa armónica digna de dioses para, pasando por un fantasmal coro, volver al estribillo en forma de traca final y acabar con el quinto, en forma de canon coral…¡¡Qué canción!!

En cuanto a la letra, Brian comenta que la génesis del título de “Good Vibrations” viene de un comentario de su madre sobre los perros. Ella le dijo, cuando Brian era un niño, que los perros pueden sentir diversas “vibraciones” de la gente, por ello si el perro ladra es porque ha captado “malas vibraciones”. Esas palabras siempre estuvieron rondando la mente de Wilson, quien se dedicó a indagar sobre la idea general de las vibraciones. De hecho, y en especial entre los hippies, desde entonces el término “buenas (o malas) vibraciones” se puso muy de moda. Brian le pidió a Tony Asher que escribiera una letra bajo esa idea. La versión original con la letra de Asher tenía a Brian como voz principal:

“And she’s already workin on my prayer
Ahhh,I only looked in her eyes
But I picked up something I just can’t explain
(and I’m picking up)
GOOD GOOD VIBRATIONS YEAHH
I,I bet I know what she’s like
And I can feel how right she’d be for me
It’s when how she comes in so strong
And I wonder what she’s pickin up from me(I hope is)
GOOD GOOD VIBRATIONS YEAHH”

Como habréis comprobado en el video, esta primera versión, ya estaba muy avanzada, pero Brian uso seis meses en perfeccionarla. Como en los viejos tiempo, pidió ayuda a Mike con la letra ya que no le convencía la de Tony Asher. Love tuvo una aportación importante, no sólo con el cambio de letra, sino incorporando el coro bajo de “I’m pickin’ up Good Vibrations, she’s givin’ me excitations” tan característico de la canción. Así quedó la letra:

” ah! I love the colorful clothes she wears,
And the way the sunlight plays upon her hair
Ahhhhhh! i hear the sound of a gentle word,
On the wind that lifts her perfume through the air.I’m pickin’ up good vibrations, she’s givin’ me the excitations.
I’m pickin’ up good vibrations, she’s givin’ me the excitations.Good, good, good, good vibrations, she’s givin’ me the excitation.
Good, good, good, good vibrations, she’s givin’ me the excitations.close my eyes, she’s somehow closer now,
Softly smile, i know she must be kind.
When i look in her eyes,
She goes with me to a blossom world.I’m pickin’ up good vibrations, she’s givin’ me the excitations.
I’m pickin’ up good vibrations, she’s givin’ me the excitations.Good, good, good, good vibrations, she’s givin’ me the excitation.
Good, good, good, good vibrations, she’s givin’ me the excitationsMy, my, my, what e(lation),
I don`t know where, but she sends me there.
My, my, my, what a sen(sation),
My, my, my, what elation.

gotta keep those love good Vibrations are happening with her
Ahhhhhh!

Good, good, good, good vibrations, she’s givin’ me the excitation.
Good, good, good, good vibrations, she’s givin’ me the excitations

El single, con “Let’s go away for Awhile” en la cara B, alcanzó el número 1 el 10 de diciembre…, un mes antes lo había conseguido en casa del “enemigo”, en Inglaterra. Los medios británicos nombraron a los Beach Boys “mejor grupo del año”, tras votación de sus lectores, por delante de los Beatles. Nadie había conseguido “tocar” a los de Liverpool desde 1962 (cierto es que los americanos ganaron por apenas cien votos entre cientos de miles). Los Beatles estaban tan alucinados con “Good Vibrations” que Paul McCartney y John Lennon le enviaron a Brian Wilson una carta de felicitación por tan buen trabajo.

Lo había conseguido… Había vencido a los Beatles… ¿o no? Brian estaba orgulloso de “Good Vibrations”, sabía que era fantástica, pero tenía clavada la espinita de “Pet Sounds”… No creía haber mejorado “Rubber Soul” y, encima, ese “Revolver” era fantástico…, seguro que, tras el éxito de “Good Vibrations” esos ingleses responderían…¡Tenía que adelantarse!, tenía que grabar el mejor disco de todos los tiempos… aunque la vida le fuera en ello… La prensa especializada se apresuró a recoger la noticia: Brian Wilson está trabajando en el próximo disco de los Beach Boys, la continuación de Pet Sounds se titulará “Dumb Angel.

Las sesiones para el disco comenzaron en septiembre de 1966. La idea, según comentó Brian a la prensa era ”componer una sinfonía adolescente dedicada a Dios”. La banda se fue de gira por Europa y Brian comenzó un proceso similar al de Pet Sounds, pero quería llevarlo más allá, todo el disco estaría relacionado entre sí tanto musical como temáticamente. Quería un “Good Vibrations” que se expandiera a lo largo de un LP, la sinfonía de bolsillo extendida, una verdadera sinfonía rock.

Al igual que con “Pet Sounds”, Brian no se sentía tan seguro con las palabras como con la música y menos con un proyecto tan ambicioso desde el punto de vista lírico. En esta ocasión, el elegido sería Van Dyke Parks, un músico y poeta sureño, con un extraordinario talento para crear imágenes oníricas (de las que Brian se había enamorado a través de John Lennon) al que había conocido apenas meses antes.

Brian y Van Dyke Parks

Para las sesiones de grabación, volvió a contar con The Wrecking Crew. En esta ocasión llevaron al extremo la técnica de “Feels”. Dedicaban sesiones enteras a grabar un fragmento, aparentemente inconexo, que luego Brian acababa ensamblando en otro tema y así sucesivamente. Wilson solía tener la canción en la cabeza antes de oírla…, ahora tenía el disco entero… un puzle sonoro que sólo él podría ensamblar. Quería dividirlo en tres grandes suites.

Mientras, al otro lado del océano, Paul McCartney tiene una idea, crearían unos alter egos, una banda que sustituyera a los Beatles para su próximo disco, serían la Banda de Corazones Solitarios del Sargento Pimienta…

En noviembre, se produce uno de los hechos que, a posteriori, se han señalado como claves del fracaso del proyecto SMiLE. El día 28, graban “Mrs. O’Leary’s Cow”, parte del movimiento The Elements, concretamente la dedicada al fuego. Para aumentar “la motivación” de los músicos, Brian les invita a que se pongan cascos de bombero durante la sesión. Al día siguiente, las noticias matinales abren con la información de que varios incendios tuvieron lugar la noche anterior en la ciudad de Los Ángeles. Brian está convencido de que han sido provocados por su música y sufre un nuevo ataque de pánico.

Tampoco ayudó el resto del grupo. Cuando volvieron de su gira se encontraron a Brian gordo (ya pesaba 120 kilos) y muy desmejorado. Los efectos del LSD eran obvios en su comportamiento y, ¿qué demonios era es música incomprensible?, y, ¿esas letras?, ¿quién era ese Parks que escribía sobre ”la plenitud del vino, la postrera y ocre opacidad”? Mike fue especialmente crítico con los textos de Parks pero, en cualquier caso, con la posible excepción de Dennis, el resto de la banda quedó perpleja ante la situación, no obstante, el proyecto siguió su curso.

El grupo debería haber entregado el disco en diciembre, cosa que no ocurrió. Para calmar los ánimos, y permitir que la compañía pudiera empezar a fabricar las contraportadas, se hizo llegar a Capitol una nota manuscrita con doce títulos de canciones y se fija la nueva fecha para el 15 de enero.

“Do You Like Worms?”
“Wind Chimes”
“Heroes and Villains”
“Surf’s Up”
“Good Vibrations”
“Cabin Essence”
“Wonderful”
“I’m in Great Shape”
“Child Is Father of the Man”
“The Elements
“Vega-Tables”
“The Old Master Painter”

No obstante, como se ha demostrado con entrevistas posteriores y especialmente con la edición de la versión de SMiLE de Brian en solitario en 2004, este no tenía por qué ser el orden definitivo de las canciones. De hecho, parece que la nota fue escrita por Carl para apaciguar a la compañía y demostrarles que el trabajo estaba casi terminado… Y funcionó, sin tener nada, Capitol comenzó la promoción de SMiLE “el nuevo LP de los Beach Boys que será editado en enero de 1967.¡No te lo puedes perder! ¡Lleno de sonidos felices!”, se hizo pública la portada, se dio al disco un número oficial de catálogo (T2580) y se encargó la impresión de medio millón de cubiertas y otros tantos folletos interiores .

Pero…¿qué era Smile?, ¿realmente existía? Como parte de la promoción, Capitol contrata a David Oppenheim para grabar imágenes de Brian trabajando en el nuevo disco. La idea es que forme parte de un documental, Inside Pop: The Rock Revolution, que se emitirá en la CBS. El equipo de grabación pasó en el estudio todo el día 15 y no consiguieron nada rescatable hasta que, llegada la noche, Brian se ofreció a tocar una canción del nuevo disco delante de las cámaras de Oppenheim. El impresionante resultado es esta extraordinaria interpretación de “Surf’s Up. Por favor, ved el video y, una vez visto, volved a pasarlo y escuchadlo con los ojos cerrados…, eso, eso que sentís es lo que Brian quería transmitir con este disco, belleza por belleza.

Sin embargo, Brian se estaba rompiendo, poco a poco… Estaba atrapado por su obra, completamente absorbido por la idea de lograr el disco perfecto y aterrorizado por la idea de no conseguirlo. Aquejado de sus obsesiones, e incrementando éstas con un masivo uso de drogas, tenía un comportamiento cada vez más difuso. Llegaba por la mañana dispuesto a rehacer el disco entero y convertirlo en música de acompañamiento para hacer gimnasia, o música acuática o cualquier otra ocurrencia. El proyecto comenzaba a estar herido de muerte. Nunca estaba satisfecho. Volvía sobre cada pista una y otra vez. Su insatisfacción iba en aumento. Fue en esta época cuando Brian empezó a escuchar voces, voces que le repetían una y otra vez una cantinela familiar, una frase que había escuchado muchas veces de boca de su padre:

”…eres un fracasado…”

El resto, se dedicaban a contemplar el devenir de los acontecimientos, la única persona que estaba a su lado era su camello… Carl estaba más preocupado por haber recibido una carta de reclutamiento que por la música, Dennis tenía problemas personales con Carol, su mujer, Alan y Mike acababan de estrenar paternidad… Incluso Parks, hastiado con los retrasos y concluida su labor lírica, dejó de acudir a las sesiones para centrarse en sus proyectos propios. Brian necesitaba que alguien le apoyara, que le reconociera su trabajo, pero estaba solo, solo con sus voces interiores, solo con un monstruo llamado SMiLE.

Realmente el trabajo estaba casi terminado, los distintos fragmentos estaban en su mayoría grabados y sólo hacía falta que, quien los concibió, pudiera ensamblarlos unos con otros. De hecho, y gracias a la versión que el propio Brian Wilson hizo en 2004 de Smile y a la recontrucción oficial que se editó de 2011 (que comentaré en su momento cronológico), sabemos cómo estaban ensamblados los distintos fragmentos de canciones y en qué orden… y el resultado es simplemente maravilloso…, opresivo, incluso inquietante, pero bellísimo…

Llegó el 15 de enero…, pero, de nuevo, se quedaron con un palmo de narices. Brian les enseñó algunos temas y pidió más tiempo, pero la paciencia de los ejecutivos estaba bajo mínimos. La presión sobre Brian, muy tocado psicológicamente, empezaba a resultar insoportable. Pero la situación aún podía empeorar. Acompañado de un amigo, Brian daba un paseo en coche para liberar tensiones después de una maratoniana sesión de grabación. Enchufaron la radio y, en ese momento, febrero de 1967, escucharon el nuevo single de los Beatles, “Strawberry fields forever”… Brian paró el coche, cerró los ojos y dijo:

-”Lo han hecho
-¿Qué han hecho? –preguntó el amigo.
-”Lo que yo quería hacer. Han llegado a la meta.”

Brian apoyó la cabeza en su asiento, sonrió amargamente y, acto seguido, rompió a llorar. De nuevo los Beatles estaban ganándole la partida…

En una inesperada visita, Paul McCartney apareció en el estudio. Paul y Brian ya se conocían. Derek Taylor, el agente de prensa de los Beach Boys que lo fue de los Beatles, los había presentado el año anterior y estuvieron cenando con miembros de los Byrds. Paul tocó al piano para Brian “She’s leaving Home” (muy influenciada por el Pet Sounds) y le puso la mezcla final –recién salida del horno- de la maravillosa “A day in the life” (que los Beatles reconocieron haber escrito buscando el estilo suite de “Good Vibrations”). Sin que el Beach Boy saliera del asombro que le produjeron ambos temas, McCartney le pidió a Brian que le enseñara en qué estaba trabajando y éste le invitó a participar en “Vege-tables” (enlace), de hecho Paul es uno de los mastican zanahorias a modo de percusión.

-“Brian, tendréis que daros prisa, nosotros ya estamos terminando”.

Paul quiso “picar” a Brian, desconocedor de la competitividad patológica que éste sufría, demostrándole que podía vencerle en su terreno. Paul lo planteó a modo de juego, les habían tomado la delantera con “Good Vibrations” y ahora querían recuperar el terreno perdido. Era un reto amistoso, un pique sano, pero el mundo de Brian se estaba viniendo abajo y esto fue una gota más en un vaso muy colmado.

Brian estaba en su mundo, pero el Mundo seguía moviéndose sin Brian. El universo musical estaba cambiando, la psicodelia se imponía y el movimiento hippie era ya una realidad que se iba a materializar en el festival de Monterrey. Actuarían celebridades como Janis Joplin, The Who, Otis Redding y Jimi Hendrix…, los Beach Boys , en la cumbre de su popularidad en el mundillo tras el éxito de “Good Vibrations”, estaban programados para cerrar la jornada del sábado…, y presentarían algunos nuevos temas de SMiLE en directo. Además, la aparición de Brian cantando “Surf’s Up” en la televisión (la escena de la que hemos hablado antes) aumenta la expectación entre el público creando un “hype” generalizado a ambos lados del Atlántico… Capitol quería el disco ya, y más después de que el grupo hubiera demandado a la propia discográfica por impago de derechos de autor. La presión seguía aumentando… y no podía más… Los Beach Boys anunciaron que no tocarían en Monterrey…El 2 de mayo de 1967, Derek Taylor, anuncia el doloroso abandono de SMiLE.

Años después, en 1976, Brian contestó a quien le preguntaba por qué canceló “SMiLE”: ”tuve que hacerlo…, me estaba destruyendo”. Hay quien apunta otras razones: la oposición de Mike (el propio Wilson dice que Love ”odiaba el disco”), los problemas con la compañía (estaban en un litigio que concluyó con la creación de Brother Records, la propia discográfica del grupo aunque Capitol siguiera siendo la editora), la tensión por el juicio por el reclutamiento de Carl… En mi opinión, el máximo responsable de la creación y destrucción de SMiLE fue Brian, la obra superó al creador y no lo pudo soportar.

El 1 de junio de 1967, los Beatles editan “SGT PEPPER’S LONELY HEARTS CLUB BAND”. Juego, Set y Partido.

TEXTO: Guillermo Mittelbrunn. 30 de agosto de 2012.