GUILLETEK'S

Hay música que siempre merecerá ser recordada…

THE BEACH BOYS. “Summer Days (and summer nights)” (1965). (8/10)

en 28 de agosto de 2012

Imagen

CARA A

1. The girl from New York City (B.Wilson- M.Love)
2. Amusement Parks USA (B.Wilson- M.Love)
3. Then I kissed Her (P.Spector- E.Greenwich-J.Barry)
4. Salt Lake City (B.Wilson- M.Love)
5. Girl don’t tell me (B.Wilson)
6. Help me, Rhonda (B.Wilson-M.Love)

CARA B

1. California girls (B.Wilson-M.Love)
2. Let him run wild (B.Wilson-M.Love)
3. You’re so good to me (B.Wilson-M.Love)
4. Summer means new love (B.Wilson)
5. I’m bugged at my Ol’man (B.Wilson)
6. And your dreams come true ((B.Wilson-M.Love)

Producido por Brian Wilson

Editado en Junio de 1965

Existe una común corriente de opinión que considera este disco un paso atrás respecto a “Today”. Es obvio en lo lírico ya que el grupo pasa de la introspección y la profundidad de letras de la cara B de Today a volver a hablar de chicas californianas, ciudades americanas y sencillas historias de amor. No obstante, en lo musical, es un disco muy inspirado en lo que se refiere a producción y melodías; de hecho, es extraño encontrar un recopilatorio de la banda que no incluya –al menos- cinco canciones de este álbum.

Brian, con este disco, ya está compitiendo abiertamente con los Beatles, se está dejando influenciar por ellos, y, a la vez, quiere pelear en las listas. De ahí que estemos ante el trabajo más comercial del grupo, con Mike aportando mucho más que un par de líneas en las letras y con Brian en actitud muy competitiva.

Wilson cuenta de nuevo con los músicos de la popular Wreking Crew aunque, en esta ocasión, el grupo participa mucho más en lo instrumental puesto que las continuas giras habían convertido al otrora inexperimentado grupo en un combo bastante sólido. Llama la atención la portada, que presenta al grupo en una posición mucho más informal, menos encorsetada, menos “de anuncio”. Con Brian en primer plano y sólo acompañado de sus hermanos, Carl y Dennis, y su primo Mike…, ni rastro de Al Jardine (parece que tenía gripe el día en que se hicieron las fotos) y Bruce Johnston (quien, por aquellas fechas, ni siquiera era considerado un miembro de pleno derecho del grupo)

Brian compone y Mike lleva la voz principal en “The girl from New York City” (enlace),  extraordinaria canción que sirve para abrir el álbum. Al parecer, fue escrita como respuesta a la popular “The boy from New York City” de los Ad-Libs (enlace). La instrumentación es mucho más rockera de lo habitual en la banda, con una punzante línea de bajo a cargo de la sempiterna Carol Kaye y unas armonías cantadas con menos delicadeza y mucho más nervio de lo que habían hecho hasta entonces. Tengo debilidad por esta canción. Una de cal y una de arena; tras el subidón del tema que abre el disco, nos encontramos con “Amusement Park USA” (enlace) una de las canciones que sirven de argumento a los que defienden que este disco es un paso atrás. Tiene un trabajo de teclados brillante, pero ciertamente recuerda casi a los tiempo de “Surfin Safari”, de hecho, parece una segunda parte de “County fair”. Mike vuelve a su excesiva nasalidad, junto a una pésima letra, y a pesar de unas buenas armonías, el conjunto no podía ser más que un tema absolutamente olvidable.

Con “Then I kissed her” (enlace), versión de la maravillosa “Then he kissed me” (enlace) que Phil Spector compuso para sus Crystals. Con esta canción Brian rinde homenaje una vez más a su ídolo. Es un cover muy respetuoso y en el que Brian mantiene mucho los arreglos de Spector. Destaca la fantástica voz principal de Al Jardine, el único, por aquel entonces de darle un toque más “sucio” y rasgado a las cristalinas melodías del grupo y la instrumentación a cargo del grupo con Dennis a la batería, Carl a la guitarra y Brian al bajo y piano. Un clásico del grupo a partir de entonces. “Salt Lake City” (enlace) nos devuelve al “viejo estilo”. Una melodía sencilla de rock con Mike a las estrofas, apoyado por Brian, y una insulsa letra sobre una ciudad… No aportaría nada si no fuera por la imaginativa producción, con dos bajos eléctricos haciendo armonías y su repiqueteante piano… No es una maravilla, pero merece la pena.

Si con “Then I kissed Her”, Brian rendía homenaje a Phil Spector, con “Girl don’t tell me” (enlace) hace lo mismo con sus otros “rivales”, los Beatles. Con una estructura muy similar a “Ticket to ride”, Brian, enamorado de la canción de John Lennon, quiso componer una canción con el estilo melódico y de producción de los de Liverpool, y  en gran medida lo consiguió… las guitarras, los arpegios, el arreglo vocal mucho más europeo…  Era un homenaje amistoso y Brian quiso enviarles a Paul y John una copia, pero sus absurdos complejos de inferioridad le hicieron retractarse. Esta canción destaca también por ser la primera en la que Carl Wilson lleva la voz principal, hecho sorprendente puesto que, exceptuando a Brian, era la mejor voz de la banda (como se demostraría poco después) y no “debuta” como cantante principal hasta este momento, el ¡¡décimo!! disco del grupo.

Tiempo para el hit del disco, “Help me, Rhonda” (enlace), canción que ya había aparecido, aunque en distinta versión, en su anterior LP. Y es Brian, conociendo el potencial de la canción, que había grabado apresuradamente para “Today”, ideó nuevos arreglos y la preparó como single. De nuevo con Al a la voz principal (está brillante), está versión es mucho más directa que la anterior, más vibrante, mejor en definitiva. Se editó como single y con “Kiss me baby” en la cara B, el 5 de abril de 1965. Consiguió el que fue el segundo número 1 del grupo. Un gran tema para cerrar una cara A.

Y llegamos al momento álgido del disco, “California Girls” (enlace). Arte en estado puro. Una de esas canciones que dan sentido a la presencia de la humanidad en este mundo. Sólo la introducción, de marcado carácter sinfónico, hace que el disco merezca la pena. Es una canción perfecta que, según cuenta el propio Brian,  escribió después de un viaje con LSD: ” llegué corriendo a un dormitorio y me oculté bajo una almohada, gritando “tengo miedo de mi mamá, tengo miedo de mi papá”. Al azar, me levanté y fui a un piano (…) comencé a tocar en las notas bajas (mano izquierda) Si-Fa#-Sol# (…) luego añadí la melodía con la mano derecha …”. Al día siguiente, él y Mike Love escribieron la letra.  Brian Wilson la considera la mejor canción de su carrera, la melodía es maravillosa, la producción exuberante, la instrumentación (de nuevo a cargo de la wrecking crew) brillante, los voces prodigiosas… Todo es fantástico, salvo, una vez más, la letra… Fue editada como single con la fantástica “Let him run wild” y alcanzó el número 3.

Llegamos a “Let him run wild” (enlace), una de mis debilidades. Aquí Brian, homenajea a otro de sus ídolos, el gran Burt Bacharach, construyendo una canción muy en la línea de aquel pero sin perder su inconfundible sello. Es la canción que más recuerda a “Today” con sus arreglos casi espectrales, su maravilloso falsetto y esas armonías… Una pasada que precede a “You’re so good to me” (enlace), otra maravilla. Muy inspirada también por los Beatles, presenta a Brian como vocalista principal en un registro vocal muy distinto. La producción vuelve a ser de otro mundo…

Los ánimos se sosiegan con “Summer means new love” (enlace), instrumental con intenciones sinfónicas que, aunque está menos inspirado que los que vendrán después, es un adelanto de los que luego llevará a cabo de forma brillante en “Pet Sounds”.

La recta final del disco arranca con la caricaturesca “I’m bugged at my ol’man” (enlace) en la que Brian Wilson trata aquí, en tono de tragicomedia, la dura experiencia de un adolescente con su padre…¿Autobiográfica?, conociendo el historial de la relación Murry-Brian es probable. Es una letra casi inofensiva, pero atrevida para el tímido primogénito de los Wilson.

El disco se cierra con “And your dreams come true” (enlace). Una sencilla, breve y preciosista canción “a capella” que resulta maravillosamente efectiva para cerrar el disco.

El álbum alcanza el número 2 (frenado en esta ocasión por otros ingleses, The Rolling Stones y su glorioso “Out of our heads”), siendo el mejor resultado de un disco de estudio de los Beach Boys hasta la fecha. La mayor presencia de temas comerciales y la vuelta a la temática adolescente había funcionado para alegría del gran defensor de esta corriente dentro del grupo, Mike Love. No obstante, Brian seguía teniendo las riendas y, de momento, no pensaba soltarlas. Seguiría explorando las “nuevas vías”.

VALORACIÓN GUILLETEK: 8/10

Anuncios

2 responses to “THE BEACH BOYS. “Summer Days (and summer nights)” (1965). (8/10)

  1. adrian dice:

    Tremendo Disco, comparto que tendria q haber salido antes que today, para q todo funcionara a tono, con lo q vino despues, despues de California girls, me encanta You’re so good to me.
    Un tema que no soporto es I’m bugged at my ol’man, que como lo compuso Wilson, se le encuentra algo interesante, si lo llegaba a ser Jardine o love, ese tema era para apuntarle a la cabeza con una escopeta jeje, sacando ese tema, un diaco barbaro!

  2. guilletek dice:

    Es muy bueno, pero corta la progresión anunciada en “Today”. En cuanto al tema que comentas, lo tomo como una broma, eso sí, la letra es muy atrevida si conoces la biografía de Wilson

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: