Era una especie de campamento de verano para celebrities con aspiraciones espirituales… Los Beatles no duraron mucho, Ringo y Paul volvieron a Inglaterra enseguida y John y George les siguieron poco después cuando comprobaron las intenciones sexuales del Maharishi con algunas de las mujeres del campamento…”No nos pareció muy kármico”. Los de Liverpool aprovecharon bien la estancia y compusieron la mayoría de su extraordinario “Álbum Blanco”. Según afirma Mike Love, las evidentes influencias del sonido Beach Boy en “Back in the USSR”, se deben a que el propio Love estuvo con Paul McCartney mientras componía la canción… En cualquier caso, si bien los Beatles –a excepción de Harrison- finiquitaron aquí su relación con el Maharishi y la Meditación Transcendental, Mike se convirtió en un ferviente seguidor. Cuando volvió a Los Ángeles se dedicó a hacer proselitismo consiguiendo que Carl, y especialmente, Al se “convirtieran” . A Carl le duró poco, pero Al JArdine se convirtió en otro ferviente seguidor de las tesis del Maharishi.

Mike estaba entregado a la causa, ”puedes tener un Rolls Royce y seguir desarrollando tu espíritu” le había dicho el santón…¡Aquello era fantástico!, si había algo irrenunciable para Mike era el dinero y el lujo. Love siempre consideró la banda como una herramienta para ganar dinero. En su momento, criticó “Pet Sounds” por su falta de comercialidad y se opuso frontalmente a “SMiLE”…, quería hits, quería dinero y cuanto más mejor. De hecho, por esta época ya comenzaban a formarse dos bandos dentro del grupo que se mantendrían a lo largo de toda su carrera: los artísticamente inclinados (los hermanos Wilson) y aquellos con intereses comerciales (Mike, Al y Bruce).

En cualquiera caso, Mike estaba empeñado en difundir el mensaje del Maharishi e incluso lo llevó a California. Dennis pasó del asunto pero, ¿ y Brian?… Cuando a Brian le presentaron al Maharishi, éste, con aire místico le preguntó:

-“¿Qué camino quieres seguir?”
-“¿Yo?…supongo que… a la Hamburguesería…”

Y es que Brian no estaba para cultivar el espíritu. Como dijo en su momento ”ya tenía suficiente con todas esas voces en mi cabeza como para escuchar todos esas historias”. Las voces se volvían cada vez más amenazantes y Brian sólo encontraba refugio en la música… y en la droga. En estos momentos, ya era un consumidor habitual de cocaína y vivía enfundado en un pijama desabotonado que permitía ver su ya difícil de ocultar barriga, fruto de la masiva ingestión de hamburguesas y helados.

Mal momento para dar un gran paso: ser padre. El 29 de abril de 1968, nace Carnie Wilson. Brian nunca se preocupó demasiado por ella durante su infancia, ”no podía, sólo tenía tiempo para esas voces…, y las voces sólo se iban si ocupaba mi cabeza con música”. Y es lo que hizo. Mientras Mike estaba en la India, Brian, acompañado del resto del grupo y, de nuevo, con varios miembros de la ilustre Wrecking Crew, grabó la mayoría de las canciones del que sería su nuevo disco: “Friends”.

Con el disco casi acabado y una vez hubo vuelto Mike, la banda comienza una nueva gira acompañando a Buffalo Springfield con la idea de calentar el mercado antes de la salida de su próximo LP. En un nuevo golpe de mala suerte, la gira se suspende a causa del asesinato de Martin Luther King ocasionándoles ingentes pérdidas económicas. Pero el grupo se rehízo y, a sugerencia de Mike, emprendieron una nueva gira acompañados del Maharishi que haría de telonero sermoneando al público con “sabiduría” mística. El espectáculo fue un absoluto fracaso, el Maharishi aburría a las ovejas y llegaron a tocar en salas con 200 personas… Esta segunda gira supuso pérdidas superiores al medio millón de dólares.

El grupo estaba prácticamente arruinado. Necesitaban el disco ya, pero hay gente con estrella y quien nace estrellado, y a los Beach Boys “post-Pet sounds” parece que los había mirado un tuerto. Cuando el mundo pedía sofisticación psicodélica, en 1967, ellos se plantan con dos discos crudos y sub-producidos (“Smiley Smile” y “Wild Honey”)…, en cambio, un año después –en el 68-, las estrellas del rock (Beatles, Dylan etc) reciben todo tipo de elogios cuando vuelven a lo básico hastiados de las producciones complicadas. Lo sorprendente es que entonces los Beach Boys habían vuelto con este “Friends” a las producciones cuidadas y sofisticadas –aunque sencillas- y elegantes… siempre contracorriente y fuera de onda…

Friends marca el final de la (bendita) “dictadura” de Brian Wilson como creador fundamental de la banda. Por última vez en los próximos diez años, Brian compone la práctica totalidad del disco, siendo un trabajo éste del que se encuentra especialmente orgulloso, ”creo que es lo mejor que hicimos después de Pet Sounds”. Y es que Friends es un LP sobresaliente, muy alejado de las tendencias imperantes en el convulso 1968 y exquisito de principio a fin. De extremada elegancia, es uno de esos discos para escuchar tranquilo y relajado…, difícil no acabar con una sonrisa de oreja a oreja.

”FRIENDS”
Editado en USA en junio de 1968

Imagen

CARA A
1. Meant for you (B.Wilson-M.Love)
2. Friends (B.Wilson-D.Wilson-C.Wilson-A.Jardine)
3. Wake the World (B.Wilson-A.Jardine)
4. Be here in the mornin’ (B.Wilson-D.Wilson-C.Wilson-M.Love-A.jardine)
5. When a man needs a woman (B.Wilson-D.Wilson-A.Jardine-S.Kortohf-J.Parks)
6. Passing by (B.Wilson)
CARA B
7. Anna Lee, The Healer (M.Love-B.Wilson)
8. Little bird (D.Wilson-S.Kalinich)
9. Be Still (D.Wilson-S.Kalinich)
10. Busy doin’ nothin’ (B.Wilson)
11. Diamond head (A.Vescozo-L.Ritz-J.Ackley-B.Wilson)
12. Transcendental Meditation (B.Wilson-M.Love-A.Jardine)

Friends es un gran disco que gira en torno a composiciones pequeñas. Son canciones cortísimas, minimalistas… pero extraordinariamente buenas. Brian, como se puede ver en los créditos de las canciones, tuvo la ayuda del resto del grupo en la creación de la mayoría de los temas aunque vuelve a ser la principal fuerza creativa del álbum. No obstante, a pesar de las grandes canciones de Brian, este “Friends” pasará a la historia por marcar el nacimiento de un nuevo y sorprendente talento: Dennis Wilson.

“El de en medio de los Wilson”, siempre fue considerado el menos talentoso no sólo de la familia sino del grupo, y nada más lejos de la realidad. Brian era intocable, el genio, y Carl era un excelente cantante y un instrumentista muy competente…, Dennis tenía una voz mucho menos modulada y era bastante torpe con cualquier instrumento que cayera en sus manos. Pero, con el tiempo, y fijándose mucho en Brian (al que idolatraba), se destapó como un fantástico compositor convirtiéndose -sin lugar a dudas- en el miembro con más talento del grupo tras el cada vez más perjudicado Brian. Con el tiempo, Carl y Bruce también desarrollarían buenas habilidades compositivas…, algo que jamás consiguieron (ni conseguirán) Al y Mike.

Por primera vez, la portada muestra a los seis Beach Boys (Bruce incluido) y la producción, aún siendo casi en su totalidad, obra de Brian, aparece acreditada al grupo. Fue el primer disco del grupo en editarse en estéreo.

Meant for you” (enlace), ¿Cómo demonios puede haber tanta belleza en 40 segundos? En la mejor interpretación vocal de toda la carrera de Mike, el preciosismo de esta miniatura sobrecoge a cualquiera con un mínimo de sensibilidad musical. Tan bonita como corta, es una muestra más del minimalismo melódico del que Brian Wilson se convirtió en maestro incontestable. Una maravillosa forma de abrir el disco y una de las pocas contribuciones vocales de Mike en este disco ya que para cuando volvió de la India el disco estaba casi terminado. A continuación, “Friends” (enlace), la canción que da título al álbum, sorprende por su marcado tres por cuatro y su aire de vals, ”me pareció una buena  forma de revivir el vals”. Es un excelente tema con una interesante progresión de acordes y unos juegos vocales brillantes. Carl lidera vocalmente en las estrofas aunque es un canción de clara vocación coral. Fue editada como single, con “Little Bird” en la cara B, en abril del 68 (como adelanto del disco) y consiguió un desastroso número 48 en listas.

Brian y Al, en su segunda colaboración tras Sloop John B, firman “Wake the world” (enlace), otra maravilla musical en miniatura (91 segundos) con un estribillo glorioso engrandecido por una tuba. Brian y Carl alternan la voz líder en esta canción producida de forma tan simple como efectiva, las notas justas, los arreglos necesarios…, la gloria total.

Bastante más floja que sus tres predecesoras es “Be here in the morning” (enlace). La cuarta canción del disco resulta más interesante por dar muestra del ingenio de Brian en el estudio, que por la melodía en sí. No es una mala canción y tiene momentos bastante disfrutables, pero tampoco será recordada. La primera canción cantada por Brian en solitario en el disco, a medio camino entre el country-jazz y el easy listening, es la simpática “When I man needs a woman” (enlace). Una oda a la vida familiar en medio de la explosión hippie, el asesinato de Luther King y el recrudecimiento del conflicto de Vietnam…, desde luego Brian Wilson jamás dirigirá un departamento de marketing… Es una de esas canciones que puedes odiar o adorar, tan ñoña como preciosa. Yo, la compro.

Pero, con todo, Brian Wilson es un genio. “Passing by” (enlace) es una muestra más de su desbordante imaginación, dominio de la melodía y maestría en la creación de ambientes musicales. Para mí, el mejor instrumental (aunque no lo es del todo merced a esos fantásticos “aaahhhh”) de toda su carrera. Para los seguidores de Blur, entre los que me encuentro, parece que Damon Albarn escuchó alguna vez este disco… Gran final para una cara A de gran nivel.

La cara B del disco empieza con “Anna Lee, The Healer” (enlace) canción de Mike y Brian a la que Love aportó las convencionales estrofas que él canta en solitario y Brian, las maravillosas partes armonizadas. La letra versa sobre una curandera. Sorprende la minimalista instrumentación, reducida a la mínima expresión (piano, bajo y percusión) que además contrasta con “Little Bird” (enlace), el primer temazo de Dennis. Canción enorme, adelantada a las sonoridades de su tiempo , de cambios sorprendentes, cantada con un feeling acojonante… La parte del solo de chelo es para caerse de espaldas. Brian dice al respeto, ”cuando la escuché, flipé”. Sorprende lo expresiva que resulta, especialmente tratándose de un compositor novel…

Pero es que “Be still” (enlace), su segunda aportación vuelve a aportar emoción y expresividad a raudales en apenas 85 segundos. Sólo acompañado de un órgano y varios quintales de talento.

Tiempo para otra joya wilsoniana, pero esta vez volvemos al hermano mayor, Brian y su “Busy doin’ nothin’” (enlace) Brutal bossa nova que Brian canta con una seneridad que resulta sorprendente conociendo su inestabilidad emocional. Arreglada con pasmoso gusto y con una letra tontorrona, se erige en una de las mejores –por no decir la mejor- canciones del disco. La instrumentación a cargo de la Wrecking Crew, simplemente brillante… Como en “Diamond head” (enlace), curioso y disfrutable experimento e Brian que recuerda vagamente a los tiempos de SMiLE y nos sumerge en un paseo surrealista por Hawaii.

Una lástima que la peor canción del disco quede para el final. “Transcendental meditation” (enlace) es un tema no demasiado brillante, pero es quizás el que más “en onda” está con lo que se estaba haciendo en la escena musical, en cualquier caso, tiene un par de escuchas.

Imagen

El disco fue recibido de forma desastrosa. La crítica, aunque no tan dura como con “Smiley Smile” y “Wild Honey”, no respaldó el disco. Por su parte Capitol, en otro movimiento desafortunado edita el volumen 3 de sus grandes éxitos. “Friends” fue el disco que peores resultado consiguió hasta la fecha, hundiéndose en una posición 126 en listas.

Poco después, de forma voluntaria, Brian ingresa en un psiquiátrico. Sale a las pocas semanas…, como entró… El mundo de los Beach Boys se estaba desmoronando: sin éxito, con deudas, Brian casi fuera de combate…, al menos Dennis y su descubrimiento como creador arrojaban un rayo de esperanza…, pero caundo Dennis volvía de una de sus juergas nocturnas a su casa de Sunset Boluevard se la encontró llena de gente y mujeres desnudas. Cuando se dio la vuelta, se encontró a un hombre menudo que lo miraba fijamente y sonreía de forma inquietante.

-”Hola, me llamo Charlie… Charlie Manson…”

Imagen

TEXTO: Guillermo Mittelbrunn. 4 de septiembre de 2012

Anuncios

2 comentarios sobre “THE BEACH BOYS Capítulo 12 (1968). “Friends”. ¿Amigos?

  1. es un discaso recien valorado en estos tiempos tremendas melodias que se adelantan a low-fi con esas ritmicas minimalistas asi con todo lo quemado q estaba brian wilson es un grande.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s