¿Quiénes eran esos Beatles?, ¿de dónde habían salido?, de la noche a la mañana eran el grupo no americano de más éxito en la historia de los Estados Unidos.  Brian, había detectado algo en ellos, eran buenos, “I want to hold your hand” no le había impresionado…, le había gustado, pero no creía que fuera algo por lo que preocuparse demasiado. No eran como Phil Spector…, ellos tampoco compondrían nunca una canción como “Be my baby”…

” The night we met I knew I needed you so,
and if I had the chance I’d never let you go…

…no podía sacarla de su cabeza.

Tenía que componer algo tan bueno como lo hacía Spector, tenía que tener tanto éxito como los Beatles… Pero, no le dejaban, no le daban tiempo. “Brian, necesitamos más canciones”, “Brian hay que salir otra vez de gira…” Las giras, aquellas malditas giras que le estaban destrozando el oído y que no le dejaban tiempo para componer. Las odiaba.

Con cierto grado de frustración, Brian entró de nuevo en el estudio, tenía un mes para componer, grabar y producir un nuevo disco…

SHUT DOWN VOLUME 2
Editado en USA en marzo de 1964

Imagen

CARA A

1. Fun, fun, fun (B.Wilson-M.Love)
2. Don’t worry baby (B.Wilson-R.Christian)
3. In the parkin´ lot (B.Wilson-M.Love)
4. Cassius Love vs. Sony Wilson (diálogos)
5. The Warmth of the Sun (B.Wilson-M.Love)
6. This car of mine (B.Wilson-M.Love)

CARA B

1. Why do fools fall in love (F.Lymon-M.Levy)
2. Pom pom play girl (B.Wilson-G.Usher)
3. Keep an eye on summer (B.Wilson-B.Norman)
4. Shut down part II (C.Wilson)
5. Louie Louie (R.Berry)
6. Denny’s drums (D.Wilson)

El Lp se apellidaba “volume 2” porque Capitol, aprovechando el éxito de “Little deuce cup”, había sacado, en navidad, un recopilatorio de varios de sus grupos (entre ellos los Beach Boys) con canciones de temática relacionada con la velocidad bajo el título “Shut down”.

Brian llegó a este disco justo de fuerzas. A pesar de que entregó para este disco algunos clásicos de siempre (“Fun fun fun”, “Don’t worry baby”, “The warmth of the sun”), hay demasiados temas de “relleno”. Nadie podía llevar el ritmo que llevaba Brian componiendo y, además, tener que grabar, salir de gira y producir los discos. Ya tiene su mérito haber conseguido, en el periodo que va de octubre de 1963 a marzo de 1964 editar cinco LP’s.

Durante la grabación del disco, el 9 de febrero de 1964, los Beatles actuaron en directo en el programa de Ed Sullivan (enlace). 73 millones de norteamericanos vieron el programa…, y cinco de ellos eran los Beach Boys. Brian quedó impresionado. Su estética (llevaban trajes, pero parecían hombres, no adolescentes con camisas a rayas), sus letras (con claras alusiones sexuales), su forma de tocar (mucho más dinámica)… En declaraciones propias, recordando aquel momento, Brian dice “…me sentí completamente fuera de onda, ellos parecían estrellas de rock y nosotros caddies de golf…”

Al día siguiente, Brian habló con Mike sobre el programa. Quería volver a grabar el disco en el que estaban trabajando, sabía que no era lo suficientemente bueno para competir con aquellos insolentes ingleses que querían arrebatarle su trono. Mike contestó que el disco estaba bien y que echarlo atrás les podría costar una fortuna. Brian insistió:

-”¿No te das cuenta?,¡son mejores!, si no cambiamos nos borrarán del mapa…”

Mike se salió con la suya y el trabajo con “Shut down, volumen 2” siguió adelante. Mientras, Carl, compró unos posters de The Beatles para empapelar su habitación ante el enfado mayúsculo de Murry…

El disco se resiente del agotamiento de Brian, pero no es en absoluto un mal LP. De hecho, la cara A se abre con una maravilla, la fantástica ”Fun fun fun” (enlace), toda una joya de rock elaborado y fabulosamente interpretado que se editó como single en abril de 1964, pero sólo consiguió un número 5… Los cuatro primeros puestos eran  “Can’t buy me love”, “Twist and shout”, “She loves you”, “I want to hold your hand” y “Please, please me”, todos de los Beatles…

Con la siguiente canción del disco, ”Don’t worry baby” (enlace), Brian quiso superar/homenajear a su admirado Phil Spector y su “Be my baby”. Desde el inicio de la canción (muy similar en ambas), quiere ganar a Spector en su terreno. Si Phil planteaba su excelso muro de sonido, Brian lo haría también, pero a su forma. Donde Spector puso grueso granito, Brian pone seda, donde Spector puso potencia, Brian pone caricias. El resultado: una de las canciones más bonitas de la historia, con su incesante verso “Don’t worry baby”, las palabras que Marilyn le repetía a Brian cuando se desesperaba por no poder componer la canción perfecta. Una maravilla que no debe faltar entre las favoritas de cualquier amante de la música.

El inicio del disco es, por lo tanto, brutal, genial, anunciador de una maravilla discográfica. Pero, de repente, la tontorrona ”In the parkin’ lot” (enlace) nos despierta del sueño y casi se convierte en pesadilla con “Cassius Love vs. Sony Wilson” (enlace) , más de tres minutos de supuesta conversación entre Brian y Mike en las que cada uno se mofa de la forma de cantar del otro…, olvidable. Menos mal que nos resarcen con “The warmth of the sun” (enlace) con una buena letra de Mike y una maravillosa melodía de Brian que interpreta de forma sublime. ”This car of mine” (enlace), con Dennis a la voz principal es otro tema muy aprovechable que, además, se aleja un poco del sonido californiano.

La cara B se abre con ”Why Do Fools Fall in Love” (enlace), una versión del original de Frankie Lymon & The Teenagers, para seguir con ”Pom pom play girls” (enlace) una vieja y liviana composición de Brian que tenía almacenada en su memoria. Con ”Keep an eye on summer” (enlace) volvemos a la buena senda con una preciosa melodía…, pero hay cierta sensación de hastío, de fórmula ya repetida. Las tres últimas son relleno puro, desde el instrumental de Carl “Shut down part II” (demasiado básico para una banda con cinco LP’s a la espalda), a la curiosa versión de ”Louie Louie” (enlace), que mezcla el original de Richard Berry y la versión -más popular- de The Kingsmen, hasta el sorprendente solo de batería de Dennis en el último corte del álbum (“Denny’s Drums“).

El disco fue un “fiasco” en ventas y “sólo” alcanzó un número 13. La comparación con “Meet The Beatles” era odiosa y el público declaró un claro vencedor. A la primera, los ingleses alcanzaban el número 1  (sólo sería desbancado por su segundo álbum). “Meet the Beatles” era un disco preparado por Capitol especialmente para el mercado yanqui que incluía temas de “Please, Please Me” primer disco británico de la banda  (“I saw her standing there”) del  segundo, “With the Beatles” (“It won’t be long”, “All I’ve got to do”, “All  my loving”, “Don’t bother me”, “Little child”, “Till there was you”, “Hold me tight”, “Not a second time”  y “I wanna be your man”) y un par de singles (“I want to hold your hand” y “This boy”). Aunque en los LP’s originales británicos, los de Liverpool combinaban versiones de clásicos del rock con sus composiciones propias, este compilado presentaba como carta de presentación en los Estados Unidos un disco en el que todas las canciones eran composiciones propias, salvo una, “Till there was you”. El  desafío para Brian estaba encima de la mesa.

Fue en esta época cuando sus allegados comenzaron a comprobar algunos comportamientos erráticos en Brian: repetía conversaciones, se desorientaba, tenía cambios de humor que iban desde el llanto a la risa descontrolada… Nadie pareció preocuparse demasiado y solían decirse que ”son cosas de genios…”. Brian tampoco estaba preocupado por sus propias rarezas, lo que tenía claro es que quería la revancha. Quería hacer algo grande y cuanto antes.

Un mes después de que los Beatles arrasaran America, Brian dirigió una sesión de grabación durísima en la que Murry, su padre, no paraba de interrumpir.

-”Papá, ¡cállate!”

Murry insitió en hacer comentarios hirientes sobre la nueva canción de su hijo…, hasta que Brian se dirigió corriendo hacia él, lo cogió de la camisa y lo despidió.

-”Papá, ¡estás despedido!, ya no eres nuestro manager”

Cuando Murry se hubo marchado, Brian, tranquilo se dirigió a los muchachos que asistían estupefactos. ”Vamos, hagámoslo”…, esa noche grabaron lo que sería su primer número 1, “I get around”…

TEXTO: Guillermo Mittelbrunn. 25 de agosto de 2012

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s