Paul McCartney y John Lennon

James Paul McCartney (18-6-42) y John Winston Lennon (9-10-40) se conocieron durante un concierto que The Quarrymen -banda que John lideraba en su adolescencia- ofrecieron durante la feria de Woolton. Paul tenía 15 años, John 17. Terminado el concierto, Paul acudió al escenario a saludar a John y felicitarle por la actuación. Allí había una guitarra y el joven McCartney se atrevió a tocar  Twenty Flight Rock(enlace), tema que apenas un año antes Eddie Cochran había llevado a lo más alto de las listas. John Lennon quedó impresionado y le ofreció ingresar en el grupo…¿las razones?, según declaró años después “sabía tocar la guitarra y se parecía a Elvis”.

De esta forma, junto a John Lennon (guitarra y voz), Rod Davis (banjo), Bill Smith (bajo), Eric Griffits (guitarra) y Pete Shotton  (tabla de lavar), Paul ingresó en The Quarrymen como guitarrista y cantante. The Quarrymen era básicamente un grupo de  música skiffle,  género que  mezclaba folk, jazz y blues y que estaba muy de moda en los últimos 50 en Inglaterra, especialmente gracias a Lonnie Donegan.  Era un estilo muy accesible puesto que era habitual la utilización de instrumentos caseros como peines, tablas de lavar, papeles, etc

George Harrison

George Harrison (28-2-43) iba al mismo colegio que Paul. McCartney subía al autobús dos paradas más tarde que George y frecuentemente se sentaba a su lado. A pesar de que el joven Harrison (de 14 años) le parecía un crío al “adulto” McCartney (15 años), su común afición por la música les hizo entablar una buena amistad.

Paul quería a George en el grupo (era mucho mejor que él como guitarra solista y ¡tenía sólo 14 años!), e intentó convencer a sus compañeros. Lennon se negó, había aceptado a McCartney que tenía dos años menos, pero no quería a un chavalín de 14 años.  Paul se puso pesado e insistió en que John oyera a George. El descarado Harrison llegó ante el chavalón de 17 años, sacó la guitarra y tocó Raunchy (ni McCartney, ni Lennon hubieran sabido tocar por aquel entonces ni tres notas de esa canción). Paul miró sonriente a George y luego a John. El líder Lennon, con el ceño fruncido, se dio la vuelta y dijo: “vale chaval, estás dentro”.

En julio de 1958, en el Percy Phillips’ Studio de Liverpool, The Quarrymen con Paul, John y George a las guitarras y los nuevos miembros Colin Hanton (batería) y  John “Duff” Lowe (piano) grabaron su primera maqueta. Esta primera grabación incluía el clásico de Buddy Holly That’ll be the day con John a la voz principal y Paul a los coros y una primera composición de Paul In spite of all the danger (enlace).

Gracias a esta histórica grabación, la banda comenzó a tocar habitualmente en garitos de Liverpool, desgraciadamente, John no pudo disfrutar demasiado de este “éxito” ya que, días después, su madre –Julia– fue atropellada por un policía borracho, hecho que le atormentaría toda la vida.

Stuart Sutcliffe

John empezó a estudiar Arte. En el Art College no sólo conoció a su primer gran amor, Cynthia Powell, sino que se encontró con un personaje que habría de ser muy importante en el futuro de la banda: Stuart Sutcliffe. Stuart (23-6-40). Stu era un joven escocés que también estudiaba en la escuela de arte de Liverpool. John quedó impresionado por su “buena pinta” y, aunque no sabía tocar ningún intrumento, Lennon le invitó a formar parte del grupo… “Necesitábamos un bajista”, les dijo a Paul y George. John convenció a Stuart de que vendiera alguno de sus cuadros (era un muy prometedor pintor) y comprara un bajo. Gastó todos sus ahorros en comprar uno…

Stuart Sutcliffe

En busca de un nombre

A Paul y a John les gustaba Buddy Holly and The Crickets, les gustaba su música y… su nombre. Stuart y John, pensando y pensando en un nombre (The Quarrymen les parecía una porquería) sugirieron “The Beetles” (los escarabajos) y así empezaron a ser “Long John and the Silver Beetles” (en esa época se llevaban los nombres largos). La moda de los nombres largos fue pasajera, y un mes o dos después, pasaron a ser The Beetles…Un buen día, John y Stuart volvieron a darle vueltas al tema y se les ocurrió hacer un juego de palabras entre “BEAT” (ritmo) y “BEETLES” (escarabajos) y así surgió BEATLES…que suena como beetles y, a la vez, hace referencia a la música de la época (el beat). No obstante les acabó pareciendo demasiado corto y pasaron a ser The Silver Beatles.

Con nuevo nombre, y otra vez sin batería, The Silver Beatles –John, Paul, George y Stuart- se reunieron en casa de McCartney, el 20 de Forthlin Road, y, en una vieja Grundig, grabaron una maqueta amateur que contenía el tema instrumental de Paul Cayenne”, la paródica composición Lennon-McCartney You’ll be mine (enlace) y clásicos como Hallelujah, I love her so, todas con Macca a la voz principal y con un lamentable Stuart al bajo…, pero ya lo dijo George, ”es mejor tener un bajista que no sabe tocar que no tener bajista…”

Los muchachos tenían claro que había que dar un paso adelante y comenzaron a acudir a castings destinados a reclutar bandas de acompañamiento para algunas estrellas teen de la época. Los Silver Beatles se presentaron al casting. Para la ocasión contrataron al batería Tommy Moore y cambiaron sus nombres ( John sería Long John Silver, Paul pasó a ser Paul Ramone -sí, Los Ramones tomaron el nombre de esta anécdota-, George se puso Carl Harrison , y  Sutcliffe  Stuart de Stael), pero no consiguieron pasar la prueba… No obstante, al organizador del casting Larry Parnes le gustaron y les propuso para una gira por Escocia con Johnny Gentle que, por supuesto, aceptaron.

Los Silver Beatles durante el casting

Una vez probaron lo que es vivir de la música ya no contemplaron la posibilidad de volver atrás. En esa época, muchos grupos ingleses iban a tocar a Alemania (seguía habiendo muchos yanquis después de la 2ª GM y gustaban de grupos de música anglosajones). Larry Parnes habló a Alan Williams (un promotor musical de Liverpool) de los Silver Beatles, necesitaba un grupo y, aunque aún eran unos aficionados, les propuso lo siguiente: “encontrar un batería y os vais a Hamburgo”.

Pete Best

Pete Best (1941) era hijo de Mona Best, dueña de THE CASBAH CLUB (un club de rock de Liverpool). Paul, John, George y Stuart habían tocado alguna vez THE CASBAH y sabían que el hijo de la dueña tenía una batería. No era amigo suyo, no tocaba muy bien…, pero tenía una batería. Le propusieron unirse al grupo y Pete aceptó. El 13 de agosto de 1960, y tras cambiar el nombre del grupo por The Beatles´, Paul, John, George, Stuart y Pete zarpaban hacia Hamburgo.

Pete Best

Hamburgo

Los Beatles llegaron a Hamburgo y no tenían alojamiento. Bruno Koschmider los alojó en el altillo de un pequeño cine –el bambi Kino-, junto a los lavabos, sin ventanas, ni calefacción. Bruno les propuso tocar en el INDRA (local situado en el Reeperbahn, barrio de putas de Hamburgo)… Cogieron la sífilis varias veces…, las inyecciones de penicilina (sí, donde os imagináis) eran cosa de todos los días, pero seis horas diarias de actuación les permitieron comenzar a bregarse como banda en directo.

Estuvieron tocando en el Indra hasta Octubre de 1960. Durante este tiempo alternaron habitualmente con otra banda de Liverpool, Rory Storm and the Hurricanes, e hicieron muy buenas migas con su batería, un tal Ringo Starr. Rory y su banda tocaban en el Kaiserlkeller que, para los Beatles de 1960, era como el Madison Square Garden, de ahí, que, cuando consiguieron un contrato con dicho local,  lo considerasen un grann avance

Un día después de su enésimo concierto, una pareja se acercó al grupo. Eran Klaus Voorman y Astrid Kirchherr, dosImagen jovenes alemanes con jerseys de cuello alto y el flequillo para delante…Se hicieron inseparables. Aunque Astrid era pareja de Klaus, los Beatles quedaron fascinados por la joven alemana, pero ella se encaprichó de Stuart y, a las pocas semanas, estaban liados… Astrid hizo una importante labor como fotógrafa de los primeros Beatles.

Astrid y Klaus pertenecían a una especie de tribu urbana-cultural muy de moda en la Alemania de principios de los 60. Los Exis (de existencialistas), eran jóvenes vanguardistas con amplias inquietudes intelectuales y artísticas. Estéticamente vestían de oscuro, llevaban jerseys de cuello alto y el pelo largo y con flequillo… Era cuestión de tiempo que el enamoradísimo Stuart cayera en manos (y tijeras) de la influyente Astrid.

El nacimiento del “peinado beatle”…

Los siete estaban siempre juntos (Paul, John, George, Pete, Stu. Astrid y Klaus) hasta que Stuart empezó a desinteresarse por la música y faltó a varias actuaciones. Eso, además, provocaba que Paul tuviera que encargarse del bajo habitualmente. Paul y Stuart nunca se llevaron bien, McCartney se veía desplazado por Stu en su relación con John (ellos dos eran mayores) y además el perfeccionista Paul no soportaba lo mal que tocaba Stuart el bajo (era un auténtico desastre y, en concierto, bajaban su volumen para que no se le oyera).

De esta forma  Astrid y Stu iban por su lado, Paul, John, George y Pete por otro, pero…,¿y Klaus?, el joven estaba fascinado por el rock de los de Liverpool  “Era diferente. Ya había escuchado algunos discos de rock and roll de Chuck Berry y Elvis Presley pero no había escuchado nada parecido antes. Su sonido era muy crudo” . Con el tiampo Klaus, además de acabar convirtiéndose en uno de los bajistas más solicitados de los 60 (tocó con Manfred Mann, Carly Simon, BB King, Harry Nilsson, Dr John, Randy Newman, Lou Reed, The Band, Peter Frampton, Leon Russell, Ry Cooder, George Harrison, John Lennon…),  destacaría por su faceta como diseñador de portadas.

¡Deportados!

Paul y Pete, como el resto, pasaban muchas horas muertas entre actuaciones. Un día, tuvieron la maravillosa idea de pegar condones con chicle en la pared y ver como ardían… Los Beatles fueron detenidos por intentar incendiar el Bambi Kino. El problema fue que, al solicitar la Policia los permisos de trabajo, pudieron comprobar que George era menor de edad (17) y fueron inmediatamente deportados.

De vuelta en Liverpool, y sin Stu, que había decidido quedarse en Hamburgo con Astrid, los Beatles tuvieron que esperar a que George cumpliera la mayoría de edad para volver a Alemania. Cuando volvieron, Stu ya vivía definitivamente con Astrid y quería dejar el grupo pero, ante el fastidio de Paul, John no se lo permitió. Los Beatles eran por entonces muy populares en Hamburgo y tocaban en el mejor local de la ciudad, el TOP TEN. Un día después de un concierto, los Beatles se metieron en una pelea callejera, Stuart llevó la peor parte…Desde entonces tuvo continuos dolores de cabeza…

Tony Sheridan, un cantante solista del momento que también estaba por Hamburgo, había oído hablar de ellos y les propuso ser sus músicos en la grabación de su nuevo disco. Los Beatles grababan su primer single My Bonnie is over the ocean (enlace) como acompañantes de Sheridan y bajo el nombre de The Beat Brothers. Stu no tocó, Paul tocó el bajo. Stuart nunca quiso estar en Los Beatles, era un gran pintor y pensaba dedicarse a ello, pero John le acabó convenciendo. Habló seriamente con su amigo y se lo dejó claro “John, dejo el grupo, me voy a vivir con Astrid

Los Beatles (ahora John, Paul, George y Pete) volvieron a Liverpool a principios de 1961. El grupo, para entonces y con Paul al bajo, eran ya una realidad. Cuando llegaron a Liverpool, comenzaron a tocar en varios locales importantes. La gente creía que eran alemanes (llevaban dos años en Hamburgo) y se sorprendían de lo bien que hablaban inglés… Tocaban en THE CAVERN y el local siempre estaba lleno. Un día, BRIAN EPSTEIN, un importante empresario local que tenía una tienda de discos, fue al Cavern a verlos porque mucha gente entraba a su tienda pidiendo el disco que habían grabado en Alemania con Tony Sheridan. Quedó alucinado. Eran cuatro locos vestidos de cuero hasta las cejas, bebían y fumaban en el escenario, contaban chistes verdes…pero eran muy buenos. Se convirtió en su manager

Brian consiguió que grabaran una maqueta para DECCA records que contenía los siguientes temas: “Like Dreamers Do” (enlace), “Till There was you” (enlace),  “The Sheik of Araby” (enlace), “To Know Her Is to Love Her” (enlace), “Take Good Care of My Baby” (enlace), “Memphis” (enlace), “Sure to Fall (In Love With You)” (enlace), “Hello Little Girl” (enlace), “Three Cool Cats” (enlace), “Crying, Waiting, Hoping” (enlace), “Love of the Loved” (enlace), “September in the Rain” (enlace), “Bésame Mucho” (enlace), “Searchin’” (enlace), “I Saw Her Standing There”, “One After 909”, “Catswalk” (enlace)

La audición fue de gran calidad como podréis ver en los enlaces (tened en cuenta que está tocada en directo en un sola toma) y, pasado el tiempo, tiene el mérito de contener algunas de las primerísimas composiciones del grupo como las mccartianas “Like dreamers do”, “Love of the loved” o “I saw her standing there” y las lennonianas “Hello little girl” o “One after 909”. No obstante, el dueño de la compañía los rechazó porque creía que “los grupos de guitarras eléctricas habían pasado de moda”…años más tarde, este tío sí hizo caso a los Beatles y admitió a un grupo que éstos (más concretamente George) le había recomendado…se llamaban The Rolling Stones.

Los Beatles decepcionados con el rechazo de DECCA, volvieron a Hamburgo para hacer una mini gira por Alemania…Cuando llegaron no se lo podían creer… Stuart había muerto, se dice que aquella pelea que os comenté antes tuvo mucho que ver…

Texto: Guillermo Mittelbrunn, 5 de noviembre de 2011

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s